MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Problemas de espacio

Libros en el suelo. Fuente: comproinspiracion

Tengo que aceptar que este año me he pasado de la raya, he comprado muchos más libros de los que el sentido común dicta. Y a pesar de que me mudé a una casa más grande, el espacio para los libros siempre me queda chico. Ya están en doble fila y, lo que es peor, los libros que traje en mis últimos viajes andan apiñados en filas en el suelo del escritorio. ¿Qué hago? ¿Compro más libreros? Pero de comprarlos ¿Dónde los pongo? Felizmente, gracias a los blogs de The Guardian he conocido un blog titulado Bookshelf que dan algunas soluciones. Aquí hay tres posibles soluciones a mi problema de espacio:

1.- La solución poética-no-práctica


Esta solución me encanta, la verdad es que es mi favorita, pero dudo que sea práctica para la cantidad de libros que tengo. ¿Por qué las cosas más bonitas son poco prácticas? La pregunta en realidad debería ser otra, ¿Por qué debo elegir lo práctico sobre lo bonito? Ya sé que si voy a la tienda, termino comprándome este librero (y mi problema seguiría sin resolverse).


2.- La solución absurda





Bueno, aquí algo anda mal. La idea en principio no es errónea, compartir el mismo espacio para el librero y la cama (desde que no tengo enamorada mi cama es queen, no sé por qué capricho absurdo del destino, por lo que el espacio que ocupa ese armatoste en mi cuarto es excesivo por dos distintas razones). Pero, algo anda mal en el concepto, ¿no creen? No es que me la quiera dar de experto en leyes de física pero ¿no existe una que se llama la Ley de la Gravedad o algo así?


3.- La solución real



Ni qué decir, esta es la única posibilidad que le queda a mi casa para tener todos los libros en su sitio. No hay otra. Claro, si además a los costados hay más rimeros, sería perfecto. Ah, así es mi vida últimamente. Como en una novela de Philip Dick, el futuro solo me ha traído soledad y demasiado libros. Un ataúd literario que yo mismo me he construido, clavo por clavo, como Pavese. Qué triste. Ya me deprimí...

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

4:21 p.m.

La solución 2 tiene su lado asesino (asesino de invitados).

La solución 3 (sin ruedas) no es real del todo. Es sólo una rebanada de realidad.

Una solución del tipo m=3n+1 (añadiéndole ruedas si se desea trama con acción) funcionaría como tren biblioteca, de m usuarios y n vagones.    



4:22 p.m.

Con vista al mar, la que llamas solución real no estaría nada mal...    



6:17 p.m.

Por favor Ivan no, no opte por la "solucion absurda", que horror, la de convertir el estante lleno de libros en base para la cama. Ni hablar!    



7:59 p.m.

Comprendo perfectamente tu preocupación. Por años me he planteado alternativas diferentes al problema del almacenaje de esas bibliotecas personales (tal como lo plantea Gabriel Zaid en su texto "Los demasiados libros"), pero no encuentro una salida concreta ¿más libreros?, ¿más espacio? ¿donarlos? No lo sé.

Alguna vez supe de buena fuente que uno de mis maestros de la universidad dormía sobre una cama de libros, la cual ocupaba para cortejar a sus alumnas, quizá este tip no sea la respuesta a tu problema de espacio, pero por lo menos podría resolverte tu soledad. Un abrazo a ti.
PD. Ya espero tu último libro (en México) para leerlo.    



5:48 a.m.

Hazle un bien a los peruchitos y muérte fracasado.    



5:53 a.m.

sería bueno que regales los libros a tus conocidos, es decir aquellos de los que tienes dos ejemplares o más, de esta manera seguramente tendras un espacio para algun libro que percibe el frío soledoso del piso    



11:55 a.m.

Ivan, me animo a una pregunta. Además del espacio está el problema de la limpieza: el polvo, la humedad. ¿Qué hacer?    



3:04 p.m.

Esa ley existe, pero seguramente esa cosa tiene un seguro para que no se caigan los libros, la otra es buena idea, hablo de la de arriba...La belleza es útil en el sentido que la aprecias, no en todos los sentidos, por eso no es práctica, como las cosas práticas mismas.

Ja,ja,ja,ja, ánimo, la última se ve bien...

No creo que sea cómoda una cama de libros...    



» Publicar un comentario