MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Leyendo a Lost

Hugo "Hurley" Reyes intenta leer Risa en la oscuridad de Nabokov. Fuente: portnoy

Cuando Ruíz Zafón declaró que en la TV hay mejores escritores que en las ferias de libros, todo el mundo volteó los ojos a la serie Lost. No en vano un escritor de última moda como Haruki Murakami se ha declarado fan. En el blog de Daniel Link se publicó hace unos días un texto de Gonzalo Maier titulado "Series en serio" donde se recogen unas declaraciones de Alan Pauls respecto a la técnica narrativa de la serie:
Los flashbacks y flashforwards de Lost no se entienden como remisiones a otros tiempos (el pasado, el futuro) sino como operaciones de linkeado. Los personajes y las historias no se disparan hacia atrás o hacia adelante (porque "atrás" y "adelante" son categorías temporales, propias de una narrativa tradicional donde la Historia todavía pesa): se disparan más bien hacia otras 'páginas' de la serie, verdadero mundo de mundos paralelos, posibles, coexistentes.

Hoy, Daniel Link publica en "Perfil", y lo postea en su blog, un artículo sobre Lost donde desestima desde el principio la tesis de que Lost es una obra literaria mayor:

La hipótesis de que Lost supera a la literatura es peregrina, porque la escritura siempre fue más eficaz y más perversa (lo sigue siendo) que el discurso audiovisual, pero es verdad que Lost es postcinematográfica: existe después de la desaparición del cine como arte. No quiero afirmar, con esto, que Lost sea propiamente una "obra de arte", porque su colocación misma es al mismo tiempo interior y exterior a los universales artísticos, si es que todavía hoy pueden sostenerse.

¿Cómo vivir juntos? y ¿Cómo y para qué reproducirse?, son para Daniel Link las preguntas claves de la serie y, no por coincidencia, las del mundo contemporáneo. "Todo lo que puede leerse en Lost (...) nos viene dado como por añadidura, sin el impulso balzaciano o wagneriano hacia la totalización tan propios del siglo XIX y sin la vocación destructiva de la totalidad (paródica) tan característica del siglo XX" anuncia, absolutamente maravillado. Al final de su post, Daniel Link deja brotar aún mpas al fan de la serie (quizá entusiasmado por haber visto por adelantado en internet el final de la cuarta temporada) y nos habla de un gran finale:
La gran "Finale" de la cuarta temporada de Lost, que ya se vio en Internet, incluye varias secuencias mejores (más intensas, más conmovedoras) que cualquiera de las que pudieron verse en episodios previos. Una de ellas: el combate cuerpo a cuerpo entre un mercenario ex miembro de la fuerza de marines y un iraní (éste último es el que gana la pelea). Otra: la víbora que conduce los destinos de los demás protagonistas de la trama, a quien se le reprocha haber provocado una matanza, contesta: "So what?". La tercera, cuando el héroe romántico (el intelectual del grupo de náufragos) lo sacrifica todo por amor. La cuarta, para no abundar, el momento en el que mediante el sencillo mecanismo de mover una rueda dentada, la realidad desaparece del horizonte. Lost participa radicalmente del mundo de la diversión. Pero entiende la diversión no como pasatiempo sino como una inmersión simulada en la pesadilla de lo contemporáneo.

Para cerrar, antes de ir a buscar gran finale que anuncia Link, los dejo con un postrecito: el estupendo post del blog El lamento de Portnoy sobre los libros de Lost.

Etiquetas: , , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

5:03 p.m.

Gracias por la mención, Iván... aunque llevo unos días pensando en editar el mensaje para incluir una reflexión de última hora visto lo visto tras el cierre de la cuarta temporada: El libro que deben leer los personajes de Lost es La isla del día de antes, de Umberto Eco.
La isla inalcanzable por encontrarse en el huso del cambio de día, el inalcanzable futuro.
En fin, lo dicho, gracias
Un saludo    



5:16 p.m.

De nada, Portnoy. Gran blog el tuyo...

un abrazo

IVAN    



» Publicar un comentario