MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

La cultura española

Luis García Montero, Ángel González y Joaquín Sabina. Fuente: ambigú

El caso de Luis García Montero, obligado por la justicia a pagarle a unos euros a un enemigo literario suyo, que mencioné en Moleskine Literario hace unos días, ha sido comentado en "La Revista de Libros" de El Mercurio por el crítico español Ignacio Echevarría. A él no le llama la atención el caso judicial mismo, que le parece intrascendente, sino el cierra fila a favor de García Montero de sus amigos, de aquella "cultura española" que actualmente Ignacio Echevarría desprecia, aunque en algún momento estuvo instalada en ella cómodamente como el "pope" de las reseñas literarias en El País (hasta que esa "cultura española" los castigó en medio de gran escándalo mediático por reseñar mal a Bernardo Atxaga, publicado por Alfaguara, del mismo grupo de El País):

La aceptación, por parte de un amplio -y variopinto- sector de la cultura española de las flagrantes tergiversaciones y silenciamientos de los medios hegemónicos de la prensa; su respuesta casi refleja a los llamamientos que la tupida red de amistades de García Montero hizo enseguida para cerrar filas en torno a su persona, dan cuenta del automatismo con que dicha cultura obedece a la imagen que tiene de sí misma: una imagen configurada desde los órganos del poder al que, desde hace casi tres décadas, se halla incondicionalmente aliada. Hace ya mucho que se dijo que la principal consecuencia de la tan celebrada transición española, en el plano cultural, fue el abandono de las posiciones críticas y resistencialistas, y la alianza de los intelectuales, escritores, artistas y agentes culturales con el poder, una alianza sellada por el empeño común de afianzar la democracia. No habían pasado dos años de la primera victoria de los socialistas, en 1982, cuando Rafael Sánchez Ferlosio alertaba de la situación creada -clientelismo y "populismo elitista"- en un artículo titulado premonitoriamente "La cultura, ese invento del Gobierno". Desde entonces, las cosas no han dejado de transcurrir en el sentido denunciado por Ferlosio. Hasta hoy.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

1:37 p.m.

SOBRE PEREZ REVERTE, MÁS SOBRE LA CULTURA ESPAÑOLA

La clave son los Tigres

El turno para el peninsular que pasa por México profiriendo simplezas corresponde esta vez a un escritor llamado Arturo Pérez-Reverte (entiendo que muy famoso).

Pérez-Reverte acaba de sentenciar que “la cultura, si no es popular, no es cultura” (algo no del todo distinto a lo que opinaron Mussolini, Stalin y Perón). La declaración habrá provocado maremotos de emoción en el pueblo, tan protagonista de la cultura como urgido de saberse comprobado, en tal calidad, por los “intelectuales”. En la misma jornada, el señor Pérez-Reverte propuso que

Un país como México se entiende más por lo que han hecho Los Tigres del Norte que por el papel de los intelectuales o los escritores. Ellos son cultura mexicana; eso del folclor es secundario.

Deseoso de entender a México, logré enterarme de que Los Tigres del Norte son una “agrupación” musical constituida por cinco caballeros de bigotito, vestidos de azul rey con florecitas, originarios del norte de México donde -todo parece indicarlo- abunda el tigre.

Yo prefiero suponer, por respeto a ellas, que las palabras “cultura” y “popular” –tan acostumbradas a tomarse de la manita y luego hospedarse en cualquier boca- poseen una complejidad mayor a la que blande el señor Pérez-Reverte. Así lo supusieron también varios de sus compatriotas (Pedro Salinas, Jorge Guillén y Luis Cernuda, por ejemplo) en momentos en que la cultura española se hallaba en aprietos bastante más populares que, hoy, la mexicana.

La idea de lo popular que tiene el señor Pérez-Reverte lo ha arrinconado en la convicción de que cierto enigma, que para él se llama “México”, ha sido descifrado por los señores Tigres del Norte. Lo ha dicho desde la autoridad de quien tan bien entiende a “México” que juzga quién más lo entiende, siempre y cuando lo entienda de la misma manera, pero nunca mejor que él.

Entender a México por intercesión de Los Trigres del Norte es tan importante que el señor Pérez-Reverte concluyó su desigual batalla con la inteligencia considerando “fundamental que en México se haga lo que ya se está haciendo en muchas universidades de Estados Unidos: hacer de la agrupación tema de estudio académico.” Así pues, lo que se metió a la boca del señor Pérez-Reverte –una vez que la dejó vacante la “cultura popular”- es que la cultura, mientras más popular, más debe y se debe a la academia.

Por lo que a mí toca, seguiré confiando en que España habla por boca de Ortega y Gaos, de Juan Ramón y de Savater, y de muchos otros. Jamás la insultaré exigiéndole que se cifre, y menos aún que se descifre, por medio de Rocío Dúrcal o Raphael o de quien sea que domine hoy el ruidoso hit parade de lo popular.

Guillermo Sheridan
Letras Libres    



3:18 p.m.

No entendí nada, pero por ahí va...    



1:09 a.m.

Echevarría sabe de qué habla, como también sabía Sánchez Ferlosio. Y del populismo simplón de don Reverte, mejor ni hablar; Sheridan lo critica con lucidez.    



6:54 a.m.

México es un universo muy ricamente complejo y, por ejemplo, coexisten en ese gran país tanto la realidad que un lúcido político mejicano expresa en http://www.youtube.com/user/leonz28 , como la Multiversidad Mundo Real Edgar Morin, en el estado Sonora, en donde se proyecta una reforma mundial de la Educación en base al llamado “pensamiento complejo”, vanguardia del saber contemporáneo cuyo mayor adalid es el gran Edgar Morin. De la misma manera, la investigación científica en México es bastante significativa. Aclaremos por un lado que “multiversidad” es una extensión de la palabra “universidad” y por otro lado que el deterioro cultural es un fenómeno en expansión mundial, consecuencia de la frivolización creciente de los media. No sé qué habrá querido decir Arturo Pérez-Reverte pero es un hecho concreto que él no es un idiota ni mucho menos.
RUMESILDO B.    



10:04 a.m.

Gracias x revelar el nombre del causante del exilio de Echevarría. Para saber cosas como estas sirven los blogs. Imaginate la prehistoria. Habia que esperar que viniera x tierras sudacas un personaje español, reírse con sus tontos chistes, administrarle dosis de venenosos halagos y asi enterarse del nombre.    



» Publicar un comentario