MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Entrevistado por Max Palacios

De espaldas. Iván Thays, o sea yo, rumbo a Polvos Azules en realidad. Foto: Javier Zapata

Max Palacios me ha entrevistado brevemente, por email, para su blog Amores Bizarros, a manera de anticipo de la presentación de hoy. Copio algunas preguntas y respuestas, que le agradezco mucho porque me ayudan a aclarar algunas cuestiones e ideas erróneas que circulan por los blogs sobre mi libro.

¿Cuál fue el primer libro que recuerdas entre tus manos y qué sensación te causó?
Bueno, recuerdo muchos libros de cuentos infantiles, en especial de Hans Christian Andersen, pues era el nombre de mi colegio y me intrigaba. Pero el primer libro que realmente recuerdo en mis manos es del cura franciscano Francis Finn, en realidad una saga de libros sobre alumnos de un colegio. Cada novela estaba dedicada a un alumno, y las historias se entrecruzaban. Inspirado por ella, estando en tercero de media, escribna novela llamada Diego Swann sobre un supuesto alumno de esa escuela. Lo más extraó es que terminé esa novela y hasta le hice una carátula.

¿Tienes hábitos y costumbres a la hora de escribir? ¿Cuáles son tus horarios?
Antes de escribir: Hacer un soundtrack del libro que estoy escribiendo, ver muchas películas que me recuerdan a la novela, tomar muchas notas. Mientras escribo: comer uvas frías. Y no hay horario, desde luego, siendo un hombre de tres trabajos al día y con un hijo que cae de improviso en mi casa los días de semana el fijarme un horario es una utopía que no me puedo permitir, o me volvería loco.

¿Cómio nació el proyecto de novelar sobre la época de la violencia interna en el país?, ¿fue algo planificado o las cosas se fueron dando a través del tiempo?
Yo no he intentado novelar la violencia interna del país. Ese tema está en la obra como parte de un contexto, como la Guerra de Troya es parte de la Iliada. Pero la Iliada trata sobre un hombre-dios, loco e iracundo, que está enamorado de su mejor amigo y que se venga de un buen hombre porque no puede vengarse contra los dioses. Y mi novela trata sobre un hombre nomás que pierde a un hijo y a una mujer.

Desde Las fotografías de Francis Farmer hasta Un lugar llamado Oreja de Perro, podemos hablar de una evoloción que va desde una suerte de falta de referente peruano en tus textos hasta tocar un tema bastante crudo y descarnado como el de la violencia terrorista, ¿qué debemos esperar en tus próximos libros los lectores peruanos?
Bueno, al menos mis protagonistas femeninas ya tienen nombres más reales. Y ya no pienso volver a esa prosa casi poética de mis primeras novelas. "El sol, algo que suele suceder (...)" Ya nunca más escribiré así. Lo que pueden esperar es la novela nueva que terminé asi el mismo día que supe que fui finalista del Herralde. Y creo que es lo mejor que he escrito en mi vida, aunque no sabría si mi opinión al respecto signifique o valga algo en realidad.


Y para que se den una idea de cuál es el mood que se vive en los blogs peruanos (aquella auténtica "región ocultamente furibunda" que Javier Marías ni sospecha que existe) en este momento sobre mi novela, les dejo el comment que ha dejado pasar el blog "anónimo" que administra un premiado escritor peruano de mi generación:

¿Un escritor llamado Oreja de Perro? ¿O un Perro que escribe con las orejas?

Yo diría que se trata de una Perra dispuesta a que se la metan hasta por las Orejas con tal de ser reconocido como escritor.


Guau, guau.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:32 a.m.

¿En dónde lo premiaron a ese escritor? ¿Será tan débil mental de creer que su regurgitación es ingeniosa? Me parece un caso muy real y concreto de proyección (en el sentido sicoanalítico del término) eso acerca del afán por ser reconocido como escritor.
JOHNY MALASPINA (Presidente de la Asociación HAMLET de escritores)    



2:32 p.m.

¿Hacer un soundtrack?Eso no lo entendí, por cierto que la interpretación de Aquiles me parece locaza, para pensarla. Y lo del comentario lo pone bien en alto, refiriéndome al nivel cultural de algunas personas de nuestro país, que ni venga el amo del fax por acá... El otro comentario también está bueno, solamente que causa más interés el fenómeno de los inexistentes,¿cuál es el afán de atacar? La raíz de todos los males...Etc.    



3:18 p.m.

Primero: Iván, me has convencido, no vuelvo a entrar a ese blog.
Segundo: En la entrevista, el entrevistador considera una "evolución" el pasar de una narrativa sin referente peruano a una basada en la violencia terrorista, encima, con la pregunta más provinciana que he leído en mi vida: ¿qué debemos esperar los lectores peruanos de tus próximos libros? ¡Los lectores peruanos!    



10:15 p.m.

Ves que Marias tiene nomas razon... a veces leer los comentarios de los blogs me dan ganas de comprarme un fax.

Muchas felicidades, Ivan, apenas llegue a Lima compro la novela. A propósito, sabes si la podremos encontrar en La Paz?

Un salud

Antonio Vera    



1:25 p.m.

De Iván Thays solo sabía de Vano Oficio y q escribía, pero no había leído ningún libro suyo... hace unos días llego a mis manos, producto del "salvataje" literario a los libros de un viejo periodista que pensaba donar. Escena de Caza, buena novela (publicada junto a Salón de Belleza de Mario Bellatín, El Comercio) así q ahora estoy en busqueda del Perro Orejas???    



3:33 p.m.

"comer uvas frias" Claro, claro lo normal es comer uvas calientes. Yo en mi casa a veces las hiervo mas de la cuenta...upss!!    



4:02 p.m.

Normalmente, las uvas llegan tibias o "al tiempo", pero yo las meto en la congeladora...

pero ¿qué hago discutiendo sobre la temperatura de las uvas con un anónimo imbécil?

Debo estar mal de la cabeza

IVAN    



7:59 p.m.

Ivan, entre las películas que vio para escribir su novela estaba "El Reportero" de Antonioni?

Saludos.    



4:08 a.m.

Yo tengo una preguntita...

"El sol, algo que suele suceder (...)"

¿Por qué nunca más escribirás así? ¿Que te ha hecho renunciar a la prosa con tinte poético?    



» Publicar un comentario