MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Marías contra los blogs

Javier Marías, estoy seguro de que ha logrado meterle un airport a su máquina de escribir eléctrica. Fuente: el país

Todos los que conocen a Javier Marías saben qué él se quedó, tecnológicamente hablando, en la época de los fax. Es un maniático de los fax, que devuelve incluso casi antes de que le manden la respuesta. Es decir, Marías chatea por fax. Pero no le pidan más, odia las computadoras y el internet. Sin embargo, hace unos días en casa de unos amigos se vio obligado a usar un ordenador (qué feo llamar así a las computadoras, los españoles deberían hacer algo para cambiar el término) y terminó dejándose arrastrar por el canto de sirenas del interne. El resultado fue patético, y no creo que vuelva a intentarlo. Al menos no públicamente. De esa amarguísima experiencia para Javier Marías lo peor fueron los blogs, "región ocultamente furibunda" como la ha denominado. El artículo apareció en El País, y gracias a la edición digital del diario y la página web que le ha dedicado generosamente Montse Vega, y a los centenares de blogs en castellano que la han comentados, todos lo hemos podido leer:

Pero de todo esto estarán la mayoría de ustedes al cabo de la calle, y disculpen que les diga nada sobre mediterráneos que habrán descubierto hace siglos. Lo que más me ha desagradado, sin embargo, son los llamados blogs y foros, por algunos de los cuales me he dado un paseo. No entiendo que tantos escritores tengan un blog propio y le dediquen, por fuerza, numerosas horas de su tiempo, porque me parece equivalente a esto: uno va a un bar, se sienta a una mesa y habla de lo que sea, y a continuación está expuesto a que cualquiera coja una silla y le suelte a su vez su rollo o -con demasiada frecuencia- sus imprecaciones. O bien a esto otro: uno inicia una conversación telefónica particular, y cualquier individuo puede colarse en ella y opinar lo que le plazca o ponerle verde a uno. No sé, para mí sería una pesadilla tener que escuchar pacientemente a personas que no he elegido, y con las que en algunos casos no quisiera ni cruzar media palabra. ¿Cuál es la gracia de estas tertulias escritas? ¿Ver que uno provoca reacciones? ¿Tener la comprobación inmediata de que lo que expone no cae en el vacío? ¿Llevar una vida “interactiva” (y perdonen el adjetivo)? Debe de haber mucha gente solitaria, o que aguanta la soledad -ese gran bien- pésimamente. Pero lo que más me ha desagradado es el frecuente tono insultante de los comentarios y el veneno que a menudo destilan. Amparados en el anonimato cobarde de los llamados nicks, no hay asunto que no les merezca a unos cuantos blogueros toda suerte de improperios. No veo que se discuta ni argumente apenas, sino que más bien se lanzan denuestos y groserías como en las tabernas más zafias. Hay en este mundo, o eso parece, una desproporcionada cantidad de odiadores, o llámenlos negativistas, resentidos, amargados, venados. No tantos en los blogs o foros en inglés. En esa lengua la gente es más propensa a emitir sus opiniones, a discutir civilizadamente, a pedir una información o aportar otra interesante y útil. En los españoles, en cambio, veo una sobreabundancia de rabiosos y cabreados, de individuos a los que todo parece una mierda, o que dedican horas y horas a estudiar la obra de un autor, por ejemplo, con el solo ánimo de ponerla a caldo, en vez de abstenerse -como quizá sería lo lógico- de seguirla leyendo. También se lleva uno sorpresas en este mundo, y ve intervenir, con su nombre, a personas de las que se distanció hace años, sólo para comprobar que la edad no las ha hecho más sabias ni gratas sino todo lo contrario, que el gusto por despotricar sin razones les ha ido en aumento y que ni siquiera han variado sus obsesiones durante tan larga ausencia. No sé, pero asomarse a esa inmensa taberna que son los blogs y foros de Internet, en España, le hace tener a uno la sensación de vivir en una región ocultamente furibunda, en la que más vale no entrar, si es posible.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3:16 a.m.

Bastante acertado.
No cuenta las partes buenas, que son muchas, pero en lo que dice le doy la razón.    



8:05 a.m.

Pucha, tiene razón.    



8:25 a.m.

"......mentira, todo es según el color del cristal con que se mira". Odia y fobia riman,¿usará ascensor el notable escritor que es Marías? ¿prefiere las escaleras? Sin saberlo,creo, tocó un punto de real diferencia esencial entre sajones y latinos.
CHOLO HOLMES (Detective)    



10:32 a.m.

Pero está mal, pucha, debe de haber entrado a un blog en inglés que no pone insultos: ¿De dónde saca que los ingleses no insultan ni hacen lo mismo que hacen todos a nivel mundial? Ahí se equivoca, por lo demás, pone en relieve todo lo cierto y negativo de un blog, pregunta, y esas preguntas son buenas, aunque, me parece, se deja llevar, y no ve en el lodo la gema...En fin, ojalá que le ponga un filtro a su máquina...    



7:32 p.m.

Originalmente, los españoles también utilizaron la palabra computadora (que lo diga sino Miguel Ríos y su canción "Amor por computadora" de principios de los ochentas). Pero alguien les convenció de que ordenador era más castizo, y con ese palabro se quedaron.    



5:45 p.m.

Se contradice muchísimo.
Primero ese afán de hablar siempre de su rechazo a las nuevas tecnologías, con un proceder típico de intelectual esnob. No es más que un constante mirarse el ombligo y una repetitiva fórmula banal de ir contra corriente. De una estulticia contumaz, vamos, citando uno de sus artículos más antiguos, cuando hablaba de temas más interesantes.
Segundo, si no le interesan ( móviles, internet, ..) para que centra en ellas ya tantos artículos?
No es como si un pesado se le sentase delante, sino que el va a buscar a ese "pesado" para decirle que no le interesa, vamos, rematadamente esnob.
Tercero, cual es la diferencia entre lo que hace él en sus artículos y lo que hace un buen redactor de un blog? Se cree mejor porque escribe con una pluma de la Academia?
Cuarto, que manía con tratar peyorativamente el ambiente de taberna, muchas de las novelas que el dice que admira salen de esos lugares sin duda alguna, y el problema no es una u otra taberna, sino los "siareiros" de esa taberna.
Quinto, en mi opinion, Javier Marias y muchos escritores españoles lo que tienen es una empanada mental con muchas ganas de hacerse un personaje y poca calidad en los textos, por no mentar la bochornosa escasez de ideas.

Un saludo y felicidades por el blog desde Galiza, fogar de Breogán.    



3:19 p.m.

Ante todo, quiero felicitar al autor y a los visitantes de este blog por sus sagaces comentarios sobre el ínclito divo Javier Marias.

Individuo negativo y contradictorio, cuando Marías se sienta a escribir un artículo, a pesar de ser un escritor sutil y refinado, se transforma en un polemista compulsivo que no deja títere con cabeza. Sorprendemente, en lugar de haberse convertido en un histrión repulsivo, todo el mundo (o casi todo el mundo) toma en serio lo que dice. Y eso no es tan fácil.

A mí, personalmente, me divierte aunque casi nunca estoy de acuerdo con lo que dice. Si no existiera habría que inventarlo.

¡Saludos, amigos, y hasta la próxima!

P.S. He encontrado un artículo que relata con detalle la trayectoria de Marías como polemista:
http://ecodiario.eleconomista.es/libros/noticias/922821/12/08/Marias-sentimientos-enfrentados-entre-aquellos-a-los-que-llama-la-gente.html    



» Publicar un comentario