MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Bolaño y el burócrata pitoniso

Roberto Bolaño. Fuente: desconvencida

¿Nadie es profeta en su tierra? Edmundo Paz Soldán cuenta que estuvo en Blanes, el lugar que escogió Roberto Bolaño para establecerse y que se ha convertido en mítico para todos los admiradores del escritor chileno, para presentar el libro Bolaño Salvaje (Candaya) co-editado con el desaparecido Gustavo Faverón (al parecer, Ophra no admite competencia). El libro se presentaría en la Sala de Lectura "Roberto Bolaño" inaugurada en la Biblioteca de la fundación Planells. Pero la Sala no tenía el nombre del escritor. La explicación que dio un burócrata (ensayando para crítico literario o para pitonisa, quién sabe) para tal descuido es de antología, por arbitraria y mala leche. Así cuenta la anécdota Edmundo:

La semana pasada fui a Blanes a presentar Bolaño salvaje, el libro que coedité junto a Gustavo Faverón. Fue una experiencia fascinante, conocer a Carolina, y a muchos amigos que tuvo Bolaño en Blanes. La sala donde presentamos el libro, en el segundo piso de la fundación Planells, estaba llena de gente. Asistimos a la primera presentación pública del documental de Eric Hasnoot que acompaña al libro. Escuché a uno de los asistentes comentar que no habían prosperado las gestiones para que la nueva biblioteca de Blanes se llamara Roberto Bolaño; en el ayuntamiento habían decidido que sólo una sala de lectura de la biblioteca se llamara así. No había todavía una placa que indicara el nombre de la sala de lectura; ante las quejas, uno de los responsables del ayuntamiento respondió: "ahora todo el mundo habla de Bolaño, pero en diez años nadie se acordará de el".

Por cierto, en el post de Edmundo se comenta una buena noticia: la editorial Candaya publicará próximamente a Sergio Chejfec en España.

Etiquetas: , , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:21 a.m.

Nada que hacer, la ignorancia es atrevida. Los funcionarios se creen con autoridad para decir estupideces; seguramente jamás abrió un libro de Bolaño. Ocurre que ser coherente con tu pensamiento fastidia a algunas mentes cuadradas; es lo que ocurre con el excelente escritor chileno.    



» Publicar un comentario