MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Wislawa Szymborska

Wislawa Szymborska. Fuente: berlin.polemb.net

Dentro de los descubrimientos de los Premios Nobel, uno que hay que agradecer especialmente es el de la polaca Wislawa Szymborska, quien ganó el premio en 1996 ante la incredulidad de todo el mundo y terminamos descubriendo a una gran poeta. Dentro de unas semanas se editará en España un nuveo libro de ella, titulado Dos puntos, y en el ABCD las letras Jaime Siles le hace una semblanza y además, adelantas un par de poemas del libro.

Dice la nota: "[...] vayamos al libro -Dos puntos- publicado en 2004 y que ahora se acaba de traducir: como la mayoría de los de su autora, es breve, y tematiza situaciones propias de la comedia. «Ausencia», por ejemplo, recrea una de esas situaciones tan hipotéticas como reales que fascinaban a Edgar Neville y que objetivan el carácter circunstancial de cuanto nos constituye y nos envuelve, y el azar que rige tanto su sustancia como sus accidentes. La habilidad de Szymborska consiste en saber desarrollarlo y resolverlo desde las propiedades poéticas de la lengua coloquial, que ella maneja con tanta soltura como elegancia. En «ABC» aplica como técnica el principio de indeterminación, pero no como lo hace la física, sino como suele hacerlo la novela. En «Accidente de tráfico» hay ese simultaneísmo de lo cotidiano que inspiró a las vanguardias y que puede verse en uno de los mejores cuadros de Ponce de León, pero con una clara diferencia: ese simultaneísmo no es el de Sonia Delaunay sino el de nuestra generación del 50. Algo similar sucede en «Mañana - sin nosotros», parte de cuyo título coincide con otro de Hierro, y cuyo territorio coincide con el del Ángel González de los años sesenta por el tono y la solución que le da. Más significativo -por su carácter lúdico y el sorprendente uso de la rima- es «Moralidad silvestre», en el que los traductores se han atrevido a mantenerla y reproducirla con un notable resultado y efecto musical, que se agradece por lo fiel que es a la arquitectura del poema y a la forma de construirla y ordenarla no desde el logicismo del lenguaje sino desde las posibilidades y caprichos de la fonación. «

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

4:43 p.m.

(Un poema de Szymborska dedicado al número pi)

El Número Pi
Wislawa Szymborska
El número Pi es digno de admiración
tres punto uno cuatro uno
todas sus cifras siguientes también son iniciales
cinco nueve dos, porque nunca se termina
No permite abarcarlo con la mirada seis cinco tres cinco
con un cálculo ocho nueve
con la imaginación siete nueve
o en broma tres dos tres, es decir, por comparación
ocho cuatro seis con cualquier otra cosa
dos seis cuatro tres en el mundo.
La más larga serpiente después de varios metros se interrumpe
Igualmente, aunque un poco más tarde, hacen las serpientes fabulosas





El cortejo de cifras que forman el número Pi
no se detiene en el margen de un folio,
es capaz de prolongarse por la mesa, a través del aire,
a través del muro, de una hoja, del nido de un pájaro,
de las nubes, directamente al cielo
a través de la total hinchazón e inmensidad del cielo.
Oh, qué corta es la cola del cometa, como la de un ratón!
Qué frágil el rayo de la estrella que se encorva en cualquier espacio!
Pero aquí dos tres quince trescientos noventa
mi número de teléfono la talla de tu camisa
año mil novecientos setenta y tres sexto piso
número de habitantes sesenta y cinco céntimos
la medida de la cadera dos dedos la charada y el código
en el que mi ruiseñor vuela y canta
y pide un comportamiento tranquilo
también transcurren la tierra y el cielo
pero no el número Pi, este no,
él es todavía un buen cinco
no es un ocho cualquiera
ni el último siete
metiendo prisa, oh, metiendo prisa a la perezosa eternidad
para la permanencia.    



» Publicar un comentario