MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Kundera no va

Milan Kundera. Photo F. Lochon/Gamma. Fuente: yrol.free.fr

La relación de un escritor con su patria nunca es sencilla, todo lo contrario: la mayoría de escritores han tenido relaciones conflictivas tanto en lo ideológico como en lo sentimental. Por eso el exilio es uno de los temas frecuentes en la literatura. El checo Milan Kundera, por ejemplo, ha recibido un premio nacional en su país -luego de estar censurado por décadas- pero se asegura que no irá a recogerlo. La nota además destaca el pleito con otro escritor notable de su país: Vlaclav Havel.

Dice la nota: " El escritor checo residente en Francia Milan Kundera (”La insoportable levedad del ser”) fue distinguido con el premio literario más importante de su país natal, el Premio Estatal de Literatura. Según informaron hoy los diarios en Praga, sin embargo, no se espera que Kundera, de 78 años, acuda a la entrega de premios el día de la fiesta nacional, el próximo 28 de octubre. Desde hace décadas, Kundera está enfrentado a su patria e impidió, por ejemplo, que se publicaran nuevas ediciones de muchas de sus obras en checo. Es “paradójico que Kundera no permita a los checos conocer su obra”, escribió el diario “Lidove Noviny”. Con la concesión del Premio Estatal se espera que el escritor, considerado muy reservado, acelere la traducción y edición de sus novelas en la República Checa.

Kundera nació en Brno en 1929. La razón de su ambigua relación con la República Checa es un legendario “duelo de ensayos” con el escritor y ex presidente Vaclav Havel. En 1968, Kundera, que entonces aún era miembro del Partido Comunista, escribió que su país saldría más fuerte de la represión del movimiento reformista conocido como “Primavera de Praga”. Havel respondió en 1969 en una réplica que la “idea cursi” de Kundera de los checos “como nación inteligente que va a parar constantemente entre las muelas de molino de los poderosos vecinos” es “un autoengaño demagógico”. Kundera reaccionó ofendido en un artículo, en el que acusó a Havel de “criticón notorio con anteojeras”.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

1:20 p.m.

“La vida está en otra parte, habían escrito los estudiantes en la pared de la Sorbona. Efectivamente, él lo sabe muy bien y por eso se va de Londres a Irlanda, donde el pueblo se ha sublevado. Se llama Percy Bysshe Shelley, cuenta veinte años y lleva una carrera con cientos de octavillas y declaraciones que le servirán de salvoconducto para penetrar en la vida real.
Porque la vida real está en otra parte. Los estudiantes arrancan el empedrado, vuelcan los coches, levantan barricadas; su entrada en el mundo es bella y ruidosa, está alumbrada por las llamas y la festejan las explosiones de las bombas lacrimógenas.
¡Cuánto más difícil fue la situación de Rimbaud, que soñaba con las barricadas de la Comuna de París y no pudo salir de Charleville para verlas. En cambio en 1968 miles de Rimbauds tienen sus barricadas propias; parapetados detrás de ellas rechazan cualquier compromiso con los actuales dueños del mundo.” (Cuarta parte ó El Poeta Huye, reflexión 18, en “La vida está en otra parte”, de Milan Kundera)    



8:40 p.m.

Qué extraño esto de los premios tardíos, creo que igual, es como un símbolo de cambio (tardío igual, pero válido), al fin la vida puede estar en otro lado, en vueltas incluso en el mismo    



» Publicar un comentario