MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Los días gesellianos de Juan Forn

Juan Forn en Villa Gessel. Fuente: la nación

El fin de semana pasado, el ADN Cultura entrevistó a Juan Forn sobre su esperada nueva novela, María Domecq, que aparece bajo el sello Emecé y que ha despertado mucha curiosidad en especial porque contiene elementos autobiográficos. La entrevista es en Villa Gessel, donde vive el autor desde hace cinco años con su familia.

Sobre lo autobiográfico dice: " La única justificación que yo le encuentro a este uso descarado de la primera persona con mi nombre y mi apellido es que no tengo otro modo de contar esta historia que pasa por mí pero que me supera. De algún modo, puede ser la historia de todo aquel que se ha sentido desplazado en su medio social, o que ha lidiado con un secreto de familia o con una enfermedad que le sacudió los cimientos. La novela es fruto de la combinación del relato que me hizo ese historiador sobre la historia de Butterfly y la pancreatitis que tuve, técnicamente, un reflujo de bilis; mala sangre, para los griegos. Acá tengo algo, me dije cuando uní todo eso (...) Al principio pensé que iba a ser un libro de no ficción, pero no le encontraba la vuelta. Después no sabía si meterme a mí o inventar un personaje, y hasta qué punto era lícito cruzar ficción y no ficción, por ese temor un poco paralizante de afectar a algunas personas o de hablar de mi enfermedad. En Música para camaleones , Truman Capote dice que quiere escribir usando todo lo que había aprendido del relato oral, de las revistas de chismes, las biografías, la crónica, la novela, y cruzar todo para construir un gran relato. Para eso necesitás una gran historia y yo confiaba en que la tenía. "

También habla de su apacible, envidiable vida en Villa Gessell: "Me levanto, desayuno, nado en una pileta de aquí a la vuelta, almorzamos juntos con mi mujer y mi hija, alguno de los dos la lleva al colegio y a la tarde laburamos, escribiendo o leyendo. Buscamos a la enana, hacemos familia hasta la hora de comer y a la noche la que pinte: amigos, una película o seguir leyendo o escribiendo. Yo he dejado de ser noctámbulo pero todavía me tira. De los veinte a los cuarenta nunca me fui a dormir antes del amanecer porque escribía de noche. Yo no entendía la idea de cuidarme. La empecé a entender cuando nació mi hija y se volvió un imperativo, una necesidad. Llegar a estar bien para mi mujer y mi hija es un cambio. Antes hacía estupideces insignes por querer vivir más intensamente, por sentir la vida a full . En eso creo que cambié. El hecho de vivir acá y criar a nuestra hija estando los dos en casa redefine la idea que yo tenía de familia".

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

1:21 p.m.

y donde veraneaba alan pauls, si no nos miente en su vida descalza    



» Publicar un comentario