MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Vila Matas espía a Banville

Enrique Vila Matas, espía en Mantua. Fuente: festivaletteratura

El "Dietario voluble" de Enrique Vila Matas de este fin de semana estuvo genial. Comenta un encuentro literario en Mantua, el famoso Festivaletteratura, (entre los participantes de este año estaban Wole Soyinka y Orhan Pamuk, Jonathan Coe, Frank McCourt, Erri di Luca, John Berger, David Grossman y John Banville), hace un breve apunte borgiano y describe una entrevista con el representante del Tiempo Lento que podría ser un cuento suyo. Pero me atra especialmente su espionaje a John Banville, un escritor al que admiro mucho y que este retrato de Vila Matas lo hace más entrañable.

Cuenta: "Espiar en Mantua al maestro de las falsas identidades, espiar a John Banville, es algo que nunca había pensado que haría. El primer día, le vi tomando una cerveza, sentado en una terraza con una señora que parecía su esposa. Y el segundo -confirmando que lleva doble vida- sentado en la misma terraza con una segunda esposa. También pude ver que mi admirado Banville -más bajito de lo que le imaginaba, pero estaba su sombrero panamá para remediarlo- se moría de risa viendo pasar a dos ceremoniosos carabinieri con traje de gala. Y deduje que era muy evidente que le fascinaban toda clase de disfraces y de imposturas. Le estuve observando con la máxima discreción, pero me pareció que se daba cuenta. No en vano, él era el único de los escritores invitados a Mantua que se esforzaba por pasar desapercibido, es más, por ir casi de incógnito, por ser lo más parecido que puede haber a un hombre anónimo. Tal vez por eso, Banville vigilaba a su alrededor y parecía imitar a Alex Vander, personaje de su novela Shroud (Imposturas), aquel farsante que a su paso por las calles de una ciudad italiana de provincias -una cojera cómica y el bastón y el sombrero ocupando el lugar del garrote y la máscara de Arlequín- recordaba la commedia dell'arte: "Siempre sospeché que acabaría así, como un marginado, recorriendo las calles secundarias de alguna ciudad anónima, hablando solo y observado por los transeúntes". Banville me recordó a Alex Vander, pero también a Moses Herzog, personaje de Philip Roth. Y es que intuí, viéndole moverse tan intenso y pasivo, que su temperamento era de una inocencia tan extraordinaria como su sofisticación: un loco cuyo odio destilaba comedia, un erudito en un mundo traicionero, y a pesar de todo, aún a la deriva en la gran piscina del amor de la infancia, la confianza y la excitación por todas las cosas. Un genio con doble vida, divirtiéndose en su errancia."

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:42 a.m.

Moses Herzog es un personaje de Saul Bellow.    



1:17 p.m.

El mismo al que MacEwan cita en el epígrafe de Saturday: "There, Herzog, thought Herzog, since you ask for the instance, is the way it runs."    



» Publicar un comentario