MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Otra clausura

Andreas hoy cierra un ciclo de su vida, como yo cerré otro el lunes. Fuente: moleskine

Hoy he tenido una extensa reunión con Gustavo Faverón (fea rima), para coordinar lo del viernes en Ksa Tomada a las 7:30, y ahora tengo que partir a la clausura del nido de mi hijo Andreas, que ya pasa al colegio el próximo año. Pido disculpas a los lectores de Moleskine Literario por haberlos tenido involuntariamente abandonados estos agitados días, pero mañana espero regresar a la normalidad.

Por lo pronto, comparto con uds. la canción que más me ha enseñado en la vida. La compuso John Lennon para su hijo Sean. Nunca he podido escucharla sin que se me haga un nudo en la garganta, como ahora mismo que la pongo en mi iPod. Lennon entonces ya había dejado de ser sólo un genio musical y se había convertido en un auténtico maestro zen. Y, en cierto modo, la canción presagia lo que finalmente ocurrió: el abandono del padre, embarcado en el océano rumbo a su gira definitiva. Desde que me separé de mi ex mujer esta canción ronda mi mente cada vez que veo a mi hijo, todos los fines de semana, y me pregunto si algún día cruzaré yo el océano o lo cruzará él y qué pasará entonces (Just have to be patient, Yes it's a long way to go, But in the meantime... ). Los que aguzaron el oído el día de la presentación la habrán escuchado como parte del soundtrack que preparé para la ceremonia, todas ellas canciones muy importantes para mí. Y ahora que mi hijo, al igual que yo y casi al mismo tiempo, cierra un ciclo de su vida, se la dedico en Moleskine Literario y la comparto con uds.

Beautiful Boy (Darling Boy)

Close your eyes,
Have no fear,
The monsters gone,
He's on the run and your daddy's here,

Beautiful,
Beautiful, beautiful,
Beautiful Boy,
Before you go to sleep,
Say a little prayer,
Every day in every way,
It's getting better and better,

Beautiful,
Beautiful, beautiful,
Beautiful Boy,

Out on the ocean sailing away,
I can hardly wait,
To see you to come of age,
But I guess we'll both,
Just have to be patient,
Yes it's a long way to go,
But in the meantime...
Before you cross the street,
Take my hand,
Life is just what happens to you,
While your busy making other plans,

Beautiful,
Beautiful, beautiful,
Beautiful Boy,
Darling, Darling, Darling Andreas.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:14 p.m.

Vaya, el fin de un ciclo...Felicidades por todo, comentaría la letra, pero no sé inglés. Buena suerte.    



3:41 p.m.

Esa misma canción, con música y todo, además de muchos poemas, en verdad toda la poesía del mundo, así como el sentimiento de Lennon, el tuyo, el mío y todo el amor paternal, todo eso me lo enseñó mi primer hijo al nacer. Andreas es, qué duda cabe, TU LIBERTAD.
R. B.    



4:52 p.m.

Ptm, casi me haces llorar, pero chevere que quemes etapas y tu hijo esta grandote, cuidalo que cuando menos te das cuenta se van, aprovechalo cada segundo.
saludos ivan y nuevamente feicitaciones por el libro.    



5:12 p.m.

Ah que bonita foto Sr. Ivan.
Yo tambien pues soy fanatico de Lennon, de esa misma epoca, me gusta mas la cancion Watching the Wheels, la he escuchado infinidad de veces y no cansa. Un grande Lennon sin duda.

Saludos,    



10:00 p.m.

Preciso.    



12:59 a.m.

A mí me emociona más "tears in heaven", de Clapton. Un maestro zen no puede hacerle la competencia a God.    



5:37 a.m.

yo vine kon un buen ánimo a trabajar y ahora esto, no pues, los papis ke no vivimos kon nuestros hijos al leer este post tuyo, kreo ke iremos a lo alto de un edificio y tentar dar el siguiente paso, hacia atrás o adelante??

y yo tbn tengo klausura!!!    



7:39 a.m.

Yo no soy padre, pero sí encuentro la riqueza y emotividad a ese bella composición de Lennon...

Raúl    



8:06 a.m.

Estimado Sr. Thays:

Imagino que a ud. no le importará saber esto, pero debo confesar que jamás fue santo de mi devoción. Sin embargo, mis fobias personales no deben convertirse en obstáculos para dejar de reconocer lo que -de lejos se nota- es un esfuerzo literario que ha involucrado mucho tiempo y pasión y que ahora toma la forma de la novela "Un Lugar Llamado Oreja de Perro".
Tiene fundadas razones para sentirse orgulloso de su historia y, los que queremos a la literatura bien (sin complejos ni mezquindades), no podemos sino felicitarlo honestamente por haber quedado como finalista del Herralde.
Por mi parte, me he prometido leer su novela (compraré una original, al menos eso se lo debo) y comentaré mis opiniones luego de ello, aunque, supongo, a Ud. tampoco le importe mucho.
Por otro lado, comparto su visión sobre la canción de Lennon, creo que todos los que somos padres no podemos sino estremecernos al escucharla.
Saludos,    



8:35 a.m.

A John Lennon lo abandonó su padre cuando tenía 5 años. John Lennon se separó de Cynthia Lennon cuando Julian tenía 5 años. Finalmente, John fue asesinado cuando Sean Lennon tenía 5 años.

Otra cosa, Ivan, te recomiendo el album Friendly Fire de Sean Lennon del 2006. Una obra maestra.

Diego.    



9:44 a.m.

Andreas salio a la mama y no al papa.    



11:55 a.m.

He leído indignado los insultos que algunos peruanos te han hecho por el éxito de este libro con el jurado del Herralde. Y veo esta foto. Y pongo atención a este post. Y subrayo:

"Life is just what happens to you,
While your busy making other plans"

En efecto, la vida es lo que TE sucede mientras estás ocupado haciendo OTROS planes.

Un abrazo de felicitación y otro de agradecimiento por evocar esta rola lennoniana.    



1:52 p.m.

Y ni se te ocurra poner la letra de "Mother", que ahí sí tenemos moco para rato.    



9:17 a.m.

Sí, es verdad que John Lenon fue un grande de la música, sus canciones aún después de tantos años después de su muerte, nos hacen moquear. Sin embargo, ¿cómo poder explicarse que una persona que se supone tuvo tanto corazón para amar, haya abandonado a su hijo Julián y que se olvidara de él hasta el punto de no pasarle ni siquiera una pensión alimenticia cuando él era millonario? Y de visitas, ni hablemos, no volvió a buscarlo.

Julián se crió en un barrio pobre en Inglaterra, acorde con los alcances económicos de su madre y resentido, lógico, de haber sido abandonado por su padre y sumido en el olvido del famoso cantante que al parecer nunca volvió a acordarse de su existencia. Al final, tuvo que hacerle juicio a la viuda para tomar la herencia que le correspondía porque de ser por ella, todo quedaba para sí misma y su hijo Sean.

No tome a Lenon como ejemplo, Iván. Buen padre no fue. Disfrute a su hijo, siga brindándole el poco o el mucho tiempo que le permitan porque donde no hay tiempo en cantidad, se busca el tiempo de calidad para hacer cada encuentro memorable. Hace bien perseverando en estar a su lado, todo niño necesita el amor de su padre, y eso lo entienden todos los jueces del mundo. Enhorabuena!    



» Publicar un comentario