MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

K y Praga

Jeremy Irons como Kafka. Fuente: mactonnies.com

Hace una semana vi la película Kafka, filmada por Steven Soderbergh en los años 90 y con Jeremy Irons en la versión más atlética que uno podría imaginar del enfermizo escritor. Sin embargo, la película mantiene su atracción por el escenario extraño y denso en que trasncurre la novela y se supone es Praga. Justamente, Edmundo Paz Soldán comenta en un post la estrecha relación entre Praga y Kafka. Dice:

En lo que Praga no ha cambiado es en la forma insistente en la que reclama a Kafka como parte imprescindible de la ciudad. Acaso no hay ciudad tan marcada como Praga por la impronta de un escritor, a pesar de que Kafka no haya ambientado nada específicamente en Praga (aunque, claro, muchas de sus descripciones tienen a Praga como punto de partida). Curiosa paradoja, la de un lugar en la que su hijo más importante apenas pudo publicar en vida, que reprimió sus libros en las décadas heladas del comunismo, y que hoy lo vende en postales, camisetas, afiches, pins. ¿Qué diría al respecto el hombre que escribió como pocos acerca de la alienación de la vida moderna? (...)

En la calle Vodickova, número 44, se encontraba el cabaret Lucerna, al que Kafka solía asistir junto a Max Brod y otros artistas. A principios del siglo XX, había llegado a Praga ese nuevo tipo de entretenimiento llamado “cabaret”; el Lucerna ofrecía actuaciones de los artistas checos y extranjeros del momento. Signos de degradación por todas partes: lo que hoy se entiende por “cabaret” en Praga no es lo que se entendía en tiempos de Kafka. ¿qué hubiera dicho el escritor checo de tener la oportunidad de conocer lugares como el Darling o el Atlas? De seguro no habría habido un juicio moral sumario, pero sí, quizás, una gran oportunidad para convertir una faceta prosaica de la vida moderna en una gran parábola sobre la condición humana.


Justamente, hace unas horas me enteré de que Ricardo Sumalavia asistirá a un evento literario en Praga. Le sugiero que, en vez de comprar los mapitas que sugiere Edmundo, mire la película de Soderbergh para que sepa a qué atenerse.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:47 a.m.

en el poco tiempo de haber iniciado este viaje a la literatura, me he dado cuenta de que sin dudas, kafka es uno de los más grandes y tal vez el más querido por los que lo han soñado. pero cada vez que escucho su nombre, siento un sinsabor en el cuerpo. ¿qué pasó con rimbaud? por lo que he leído de él, me parece también una figura cromada dentro del albúm de los grandes aunque no es tan reconocido como el loco de negro.

como te dije, acabo de empezar el viaje de ida con la literatura teniendo a rimbaud cómo ícono y profeta: he dejado economía y voy a empezar con literatura. no estoy hecho para los negocios, estoy hecho para los demás. YO es el otro. recuerdo con nostalgia los días que abría mi libro de lenguaje y leía a rimbaud y a kafka. siempre los confundía hasta que me di cuenta que kafka vivía de negro y rimbaud era rubio. por favor, me gustaría hacer dos preguntas que espero me pueda responder: ¿los poetas son videntes? ¿ya está todo dicho, las palabras están muy usadas?    



» Publicar un comentario