MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Los diarios de Elizondo

Diarios de Elizondo. Fuente: letraslibres

Ya nadie escribe diarios, o casi nadie. Una costumbre que lamentaran los lectores del futuro, que no tendrán a mano esas maravillosas exploraciones hombre-dentro con que tantos escritores nos han regalado a lo largo de siglos. En Letras Libres, por ejemplo, publicarán durante un año algunas páginas elegida de los Diarios que Salvador Elizondo redactó desde los 16 años y que son seleccionados y presentados por su esposa Paulina Lavista. Aquí unos fragmentos de lo publicado en el último número:

February 10 (1949)

¡Qué grande es Dostoyevsky! Lo considero el más grande genio de la literatura que ha dado la humanidad en toda su historia, qué estilo, qué expresión y sobre todo qué ideas. Estoy convencido de que un criminal también puede ser un gran hombre! Necesito comprar unos libros, voy a ver si vendo mi cámara de cine pues al fin y al cabo que aquí ni siquiera la uso – Tengo que comprarme el Tratado de la pintura de Leonardo da Vinci y la Divina Proporción, todas las obras de Dostoyevsky, La Principia Matemática, los escritos básicos de Aristóteles, los de Platón – y en México voy a encargar otras obras de filosofía y de psicología – También quiero estudiar la literatura moderna especialmente la francesa y la mexicana, Valéry, Malraux, Gide, López Velarde, Díaz Mirón, mi tío Enrique4 y por último la española, primero Gasset y luego García Lorca.

April 24

Hoy igual que ayer, vi a June. Sigue enamoradísima de mí. Ya no me atrevo a traicionarla. Qué sensación más sublime la de besar sus labios. Hoy que la besé, hice un experimento, me concentré en mí mismo y cuando la besaba sentía que un flujo maravilloso corría por todo mi cuerpo. También medí su respiración y cuando yo la besaba ésta aumentaba. Por qué será que cuando le hace uno el amor a una muchacha toma uno la actitud más idiota que puede encontrar.

October 27

Siento un miedo terrible de volverme loco.
No comprendo. Estoy completamente abstraído al mundo que me rodea, o quizá sea que he leído mucho O’Neill. Me duelen los ojos y la cabeza.
En el corredor los curas8 ensayan un réquiem bastante aceptable. Todo me parece un presagio.


December 19

Día de mi santo
17 años, ya parecen muchos. Satisfacción? Acaso. No lo sé. Sólo sé que el tiempo vuela. En fin, no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se llegue, y todo es cuestión de esperar. 17 años.

December 24

Una Navidad sin ninguna gracia, como cualquier otra. El espíritu de Navidad no me impregnó.
Qué significa todo al lado de lo más bello. Qué importa todo mientras el arte exista.
El arte, y después del arte; todo.
Aquí digo adiós al año de 1949.
Cierro el diario y...
Adiós.

Etiquetas: , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3:59 p.m.

¿Que ya casi nadie escribe diarios? Por favor, Iván: ¿qué son los blogs, entonces? ¿Por qué crees que Moleskine es un gran negocio, de pronto, por otro lado? Esto lo firma un diarista, en compañía de otro. Así las cosas.    



8:01 p.m.

El ubicuo email que tanto a transformado nuestra vida, se encargó colateralmente de matar las cartas.

El blog, contracción de web log o bitacora web, o en fin diario web, aniquiló el diario convencional, cambiando la preocupación de lo que siento a lo que pensaran los demas de lo que siento.

Toda esa información que ya no esta materialmente impresa en ningún lado, sino representada por bits, tiene una vida media de 2 años para el email y 4 para el blog, después de la cual tiende a desaparecer entre fallos de discos duros y cds carcomidos por hongos.

Cuando veo el Kindle de Amazon, le rezo al dios de los escritores por que él y toda su estirpe fallen rotundamente y que nada reemplace la tinta sobre papel jamás.    



10:47 a.m.

Yo si tengo un diario de 6 años de duración !!!

Pero sufrio un abandono o muerte natural debido a mi rápida inmersión en el mundo virtual

será que no son compatibles ?    



12:35 a.m.

Es cierto que ya nadie escribe diarios. Nadie tiene tiempo para nada en este mundo caótico. Cada vez hay menos tiempo, incluso para el amor...
Pero cada vez somos más los que nos sumamos a la blogsfera, y es una forma de dejar parte de nosotros en el recuerdo.
Gracias por dejar huella, me ha encantado tu blog.
Un saludo, Lucía.    



6:35 a.m.

Es cierto, ya nadie escribe eso que le ocurre todos lo dias, sería bueno retomar ese hermoso hábito.
saludos    



11:17 p.m.

la virtualidad pomposa de mi blog no le ha ganado la batalla a mi diario, escrito en un viejo libro de contabilidad, falta poco para que se llene, cosa que me entristece, seguro que extrañaré sus ojas amarillas y sus renglones anchos y toscos.. el papel es todo.

P.D: que si se me ocurre escribir algo, hasta una servilleta viene bien, además entre el blanco de mi hoja word y mi cursor (que dice aqui estoy ahora no) me van a vuelver orate. que viva el papel señores.

saludos.

nells    



4:02 a.m.

Yo creo que sigue habiendo gente que escribe diarios. Los mejores son aquellos que no se hacen públicos. Me pregunto cuántos se publicaron tras la muerte de un escritor. Supongo que los diarios de Kafka, que se me viene a la cabeza o el de Pavese, fascinante, por cierto. El diario de Gombrowicz. Pero me quedo con el de Kafka.
Se escriben diarios más allá del blog. Más allá del tiempo que puedan perdurar. Ahora por ejemplo acaba de sonar el timbre de mi casa. No me he levantado aún, estoy tonteando, no me animo realmente a nada en el día de hoy. La mañana ya está comida, viene la tarde y la noche de un viernes simple y preparado con toda la ansiedad del fin de semana que no es otra cosa que la antesala de un lunes triste y largo, reflexivo donde caben desde las buenas noticias hasta los muertos posibles.    



11:56 a.m.

Pues yo en cambio pienso que el día de mañana mis mails son mi mejor diario, al menos el intercambio con ciertas personas que están lejos y a las que uno les cuenta todo. A veces leo par de años atrás y me sorprendo al descubrir todo lo que viví en ese momento. Antes siempre me atemorizó escribir un diario porque no quería que nadie me lo encuentre, ahora mi diario tiene un destinatario y es el mejor testigo de mi vida.    



12:09 p.m.

ese escribir, dejar constancia de lo ocurrido, también permite o permitía razonar o por lo menos intentar hacerlo, y claro, soñar e imaginar, porque los diarios son en esencia una invención, algunos más hermosos que otros.
yo sí creo que hay que volver a esa costumbre y no dejarse vencer por el trasiego diario.
saludos,
juan    



9:13 p.m.

No sé si es que se ha perdido más la costumbre del papel o la libreta, donde la escritura es un viaje odiséico entre la página y los trazos. Por otro lado, no consideraría como uno de los comentaristas un blog como diario, creo que en el blog hay una consciencia de ser leído que no necesariamente está presente en el diario....    



5:49 a.m.

Es cierto ya no se escriben diarios como antes, van a ser cada vez más un tesoro perdido.
Blogs sí, muchos, en auge, millones y millones, pero somos tan susceptibles ante las nuevas tecnologías que quizás da miedo pensar que pasaría si un día desaparece el contenido por una tecla mal pulsada.
Con el papel esto era más difícil.
Me di un paseo por aquí, un blog muy interesante.
Un saludo    



» Publicar un comentario