MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Foguel lee Fogwill

Fogwill. Fuente: lekti-ecriture

Hace unos mese una amiga me comentó que Foguel venía a Lima, pero por su manera de pronunciar el apellido yo entedí que venía Fogwill. Unas semanas más tarde, descubrimos ambos el malentendido y que, además, habíamos estado hablando como 15 minutos sobre el talento de cada uno, pensando que era el mismo: yo de Fogwill y ella de Foguel. Ahora, resulta que nuestros dos autores al fin se cruzan: en su blog, Jean Francois Foguel comenta la lectura de Help a El editado por Periférica.

Dice: "¿Qué voy a decir? Help a El está muy bien, pero muy muy bien, pero lo que me gustó es la novelita que viene después (the novela como dicen los anglosajones): 66 paginitas con un título plenamente asumido: Sobre el arte de la novela. Jorge Luis Borges, con su talento inmarcesible en el momento de hundir a un compañero, decía que Fogwill es el autor argentino que más sabe de autos y cigarrillos. La novelita es sobre autos (coches, carros, como uno lo quiere) y cigarrillos. Dos viajes desde Buenos Aires a ciudades donde vive una vieja madre. La vieja madre de un tal Alberto Marzo que la visita con su Porsche y la vieja madre del narrador que viaja en un Datsun de una amiga. Los dos textos tienen algo en común: cuentan la vida que es «un fuego lento planificado», una oxidación suave como lo explica Fogwill. Ambas visitas tendrían que ser la misma, pues la vieja madre no hace diferencia alguna entre el hijo que viene en un Porsche y el que la visita con un Datsun. Pero Fogwill, que sabe de autos, de cigarrillos en los labios del conductor y de novelas, demuestra de una manera fenomenal (es decir sin demostrarlo, renunciando a la vulgaridad de un razonamiento lógico) que la novela tiene una autonomía suya que no pertenece a la lógica. « ... la narrativa, escribe, se ejecuta mediante decisiones lógicas, decisiones sintácticas y decisiones gramaticales. A veces los tres tipos de decisiones son independientes... ». Para un lector francés, es decir un hombre aplastado por una sobrecarga de teorías abstractas sobre la literatura comprometida, le nouveau roman, el estructuralismo, etc., el uso de dos autos para demostrar que el arte de la novela no obedece a una teoría es tanto una hazaña como un alivio."

Etiquetas: , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

5:27 p.m.

Hola Iván.
Felicidades por el blog.
Siempre lo leo. Lo tengo en mi Google Reader.
Te escribo a ver si puedes aconsejarme algùn taller de narrativa que se dicte en Lima este verano.
Gracias por la atenciòn.
manuel.ugarte(arroba)gmail.com    



» Publicar un comentario