MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Peter Nadas y el compromiso

Peter Nadas. Fuente: pim media

Una de mis misiones el día que pasé en Madrid, hace un mes, fue encontrar algunos de los libros del húngaro Peter Nadas. Había leído ya La propia muerte (Galaxia Gutemberg) y me pareció estupendo. Lamentablemente, si uno no busca otras obras suyas traducidas (como El libro de los recuerdos que publicó Seix Barral) en las librerías de viejo no las encuentra. Pero vale la pena insistir y sin duda lo haré cuando pueda ir por más tiempo a España. Por lo pronto, gracias a "The Literary Saloon" me entero de esta entrevista a Peter Nadas en una página virtual dedicada a la literatura húngara a raíz de un libro de cuentos recientemente traducido al inglés bajo el título Parallel Stories. Ahí habla sobre el paralelo, que aparece en sus relatos, entre erotismo e historia. Y también sobre el tema del compromiso del escritor.

Dice Nadas sobre el compromiso del escritor: "Stepping in front of the public and voicing your opinion does entail a risk. I think this problem emerged in the 1950s. Jean-Paul Sartre realized that he was speaking and speaking, but to no avail: nobody heeded his words, only those who thought the same anyway. Sartre was puzzled by this. Earlier writers might have had the impression that, since they were standing on top of the pyramid of written culture, many people listened to what they said. Yet I think this was a self-delusion even then. The opinion of writers is always important – but only in hindsight. I have a civil consciousness, so when I am asked I voice my opinion. Not always, but sometimes I do. When I speak, it is not the writer, but the civil person speaking who feels that it is part and parcel of his mental health and democratic self-consciousness to say what he thinks is right".

Etiquetas: , , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

8:50 a.m.

TRADUCCIÓN: Lanzarse frente al público y expresar su opinión no ocasiona un riesgo. Pienso que este problema apareció hacia los 1950-60. Jean Paul Sastre cayó en cuenta de que él hablaba y hablaba pero sin provecho alguno: nadie escuchaba sus palabras, a la excepción de los que pensaban como él. Sastre estuvo desconcertado por esto. Anteriores escritores podrían haber tenido la impresión de que, puesto que ellos estaban en la cúspide de la cultura escrita, mucha gente prestaba atención a lo que él dijera. Yo creo que esto era un autoengaño incluso entonces. La opinión de los escritores es siempre importante, pero sólo en retrospectiva. Tengo una conciencia cívica y en consecuencia cuando me preguntan yo doy mi opinión. No siempre pero a veces lo hago. Cuando yo hablo no es el escritor sino una persona civil que siente que esto es parte de su salud mental y de su conciencia democrática, al decir lo que él piensa que es correcto.    



9:26 a.m.

LAPSUS: en “…su opinión NO ocasiona un riesgo…” el “no” puesto en mayúsculas debe suprimirse: SÍ ocasiona un riesgo y de allí el problema.    



11:56 a.m.

Tengo un teclado de primera clase,de marca Logitech,que es en sí casi una computadora también,pero que me tiene exasperado con sus autocorrecciones.Por ejemplo,cuando pongo Booker lo cambia a Broker y así con muchas otras palabras más. Ahora veo que Sartre lo cambia a Sastre,un francés convertido en español,aunque Alfonso Sastre no es nada malo como dramaturgo.    



» Publicar un comentario