MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

El último libro de Byatt

A.S. Byatt. Fuente: unc.edu

En castellano, A.S Byatt no ha tenido tanto éxito como en Inglaterra, a pesar de que una de sus novelas (Ángeles e Insectos) ha sido adaptada por Philip Haas. The Children´s Book fue finalista del Premio Booker -junto con una de Coetzee, aunque ninguna de las dos ganó- y eso podría ser un aliciente para darle una nueva oportunidad. Está de gira por los EEUU. Ojalá pronto se animen a traducirla. Dice Charles McGrath para Clarín:

Byatt, 73, vive en Londres pero vino a Nueva York para iniciar una gira promocional de casi un mes. Es una mujer bajita y corpulenta, bien organizada y aplomada. Su idea de lectura nocturna es Ste­fan Zweig y Thomas Mann en el alemán original. "Lo hago para evitar el Alzheimer", dijo. "Tal vez funcione". "The Children's Book" se centra en Olive Wellwood, una famosa escritora de libros infantiles que vive con su clan familiar en una especie de propiedad bohemia en Kent. Los chicos van y vienen sin ningún control; los adultos son extravagantes y sexualmente aventureros. Olive está basada sin excesivo rigor en la escritora E. Nesbit, y en el libro aparecen muchas grandes figuras reales, entre otras, Shaw, Virginia Woolf, Rodin, Emma Goldman y Oscar Wilde en su última salida pública antes de que lo encarcelaran. El personaje más espeluznante, y también el más entretenido, es un novelista y defensor del amor libre llamado Herbert Methley, a quien el lector encuentra por primera vez tomando sol desnudo. Para Byatt, es una cruza entre H. G. Wells y D. H. Lawrence: tiene los hábitos sexuales predadores de Wells y la forma de despacharse sobre su vi­da amorosa de Lawrence. (...) en ciertos aspectos "The Children's Book" es un estudio sobre los adultos, y especialmente los artistas, que se comportan muy mal. Humphry, el marido de Olive, estando borracho intenta ligarse con su hija argumentando que, bio­lógicamente hablando, ella no es estrictamente suya. Otro persona­je, copiado con bastante fidelidad del artista Eric Gill, duerme des­preocupadamente con sus hijos. La idea de la novela surgió, se­gún Byatt, porque había estado pensando en cómo cambió la crian­za de los hijos a fines de la era victo­riana. "La gente empezó a hablar con sus hijos como personas", dijo. "Hasta tomaban el té con ellos. Eso es un cambio –no aparecía en Dickens o en Jane Austen. Y esto también coincide con la decisión de Freud de que todo viene de la in­fancia y el descubrimiento en ella de todo tipo de cositas oscuras, aunque no fueran ciertas". Byatt tiene tres hijas mayores (un hijo murió en un accidente a la edad de 11 años) y es una madre y abuela orgullosa y hasta muy pendiente. "Olive Wellwood no es autobiográ­fica", dijo. "Es una persona mucho más errática y apasionada que yo". Y continuó: "Tanto E. Nesbit co­mo Olive eran mucho más egoístas que yo. Están convencidas de que su trabajo es muy importante. Yo en realidad no soy así. Pienso que en el mundo hay muchísimas cosas más importantes que el arte". Hizo una pausa y sonrió antes de agre­gar: "Pero no para mí".

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

7:12 a.m.

Precisión: Byatt primero de mano de Herralde, pero como es chica quedó excluida del Dream Team. Valerie Miles repescó dos novelas y un volumen de cuentos para Emecé y después para Alfaguara. Lo nuevo se publicará en Lumen. Animados, están.    



» Publicar un comentario