MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Sergio Ramírez entrevistado

Sergio Ramírez. Fuente: elpaís

Todo el mundo recuerda la frase, en las primeras páginas de la novela de Vargas Llosa Conversación en la Catedral, de Zavalita: "¿En qué momento se jodió el Perú?" Supongo que esa pregunta se la pueden hacer todos, en diferentes momentos, en sus respectivos países. Esa pregunta es la que se responde, por ejemplo, Sergio Ramírez sobre Nicaragua, aunque aligera equivocadamente la intensa carga del "jodió" con el menos duro "fastidió". "Nicaragua se fastidió cuando los viejos guerrilleros se hicieron ricos" dijo Sergio Ramírez a El País a raíz de la publicación de su nueva novela El cielo llora por mí (Alfaguara)

La lealtad a una ideología se convirtió primero en lealtad al poder revolucionario y, después, en lealtad al poder a secas. "Al término de diez años de revolución", cuenta el que fuera vicepresidente de Nicaragua entre 1984 y 1990, "la ética se la llevó un vendaval. A gente que había hecho voto de pobreza se le abrieron dos caminos: seguir fieles a sus principios o acomodarse a la nueva filosofía, la del dinero fácil".(...) La célebre pregunta de Vargas Llosa -"¿en qué momento se jodió el Perú?"- sirve también para el país en el que, desde enero de 2007, vuelve a gobernar Daniel Ortega con "modos autoritarios" pese a las críticas de antiguos miembros de su gobierno como Ernesto Cardenal, Gioconda Belli y el propio Ramírez: "Se fastidió cuando los viejos guerrilleros se hicieron ricos", contesta éste, que añade una fecha precisa: de febrero a mayo de 1990. "La gran retirada del sandinismo se convirtió en un retiro con lo que cada quien pudiera llevarse: ya fuera un escritorio, una finca o una casa ajena". Visto lo visto, hay una pregunta sin formular que recorre subterránea toda la novela: ¿valió la pena? "Morales ya no se la hace. Enfrenta el futuro armado de cinismo y humor negro", dice Ramírez. Y para él ¿valió la pena? Duda un instante. Luego responde: "Tal vez soy como él. Veo mi pasado con mucha ternura, con nostalgia. ¿Valió la pena? Yo creo que sí, pero eso no me sirve para resolver el futuro". Con todo, el escritor subraya que el Frente Sandinista antepuso la democracia a sus intereses cuando reconoció la derrota del año 90. Luego no supo "purificarse" como partido de oposición y Sergio Ramírez se convirtió en un disidente.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:38 p.m.

Cardenal es ahora enemigo, disidente sería más propio, de Ortega quien tiene actualmente los bolsillos llenos con el dinero venezolano de Chávez. Dudoso que esos "reales" (venezolanismo, por dinero)vayan 100% al pueblo nicaragüense.
TORCUATO PASAPALOS (machista-leninista)    



» Publicar un comentario