MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Saramago sobre A ciegas

El cineasta brasileño Fernando Meirelles (izquierda) y el escritor portugués José Saramago, ayer en la Casa de América de Madrid. Fuente: Cristóbal Manuel/ El País

El director de A ciegas, Fernando Meirelles, dijo que se sintió tranquilo con su película cuando al final de una exhibición en Lisboa encontró a José Saramago (autor del libro en que se basa la cinta) llorando. Pero a estas alturas no sabemos si esas lágrimas eran de horror o de felicidad. En una nota en El Comercio se mencionan dos reparos del escritor al cineasta: primero, le parece que Gael García es demasiado simpático y guapo para su personaje "pero lo hace bien". Y segundo, el título le parece poco feliz porque tiene un "matiz de irreflexión" (obviamente, una película llamada Ensayo sobre la ceguera no convence a ningún productor y menos a los espectadores-come-popcorn, que temerían ir al cine para que les dicten una clase antes que le pasen una peli). En una nota en El País son más detallistas con la conversación, que se puso peliaguda en un momento. P es el periodista, J.S. es Saramago y FM es Meirelles:

P. ¿Hay algo de la novela que eche de menos en la película?

J. S. No. Bueno, una frase de una mujer: "Hay dentro de nosotros algo que no tiene nombre, y eso es lo que somos". Yo puedo pensar en eso una hora, pero el cine no te da ni 15 minutos.

F. M. En la versión que pasamos en Cannes estaba esa frase, pero era demasiado literaria.

J. S. ¿Y qué tiene de malo lo literario?

F. M. Que no funciona porque se impone al espectador.

J. S. Lo que pasa es que en el cine hay una forma canónica de contar historias que se repite de película en película. Habría que romper con ella.

F. M. Vaya, estuve seis meses dudando si mantener la frase y ahora me pones en un conflicto.

A final de la nota, aparece una nueva escaramuza:

P. La película parece más optimista que el libro

F. M. Es menos dura porque es más soportable leer una escena cruda que verla. Mi primera versión del final era más duro. La probamos con algunos espectadores y se salían. Eso pasa también con un libro, pero al libro puedes volver, mientras que si la audiencia se sale del cine ya no vuelve.

J. S. Pero los únicos que pueden cambiar el mundo son los pesimistas. A los optimistas ya les parece bien como está.

Ustedes qué dicen ¿le habrá gustado en realidad la película a Saramago o solo está siendo amable?

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

9:06 a.m.

Que buena entrevista entre el cineasta de la pelicula del propio Saramago. En lo que concuerdan, solo es en lo ficticio. He visto muchas peliculas, basadas en obras literarias de grandes escritores. Pero no la basan, todo completamente; sino por partes y algunos, le meten mucha ficcion.
Un saludo.
Hasta luego    



8:24 a.m.

Jajajajajajajaa. Qué paciencia la del Meirelles. Si total, ese material no le toca. El jardinero fiel era cojonuda, pese a sus excesos, y Ciudad de Dios sigue deslumbrando.    



5:16 a.m.

Acabo de ver un programa en TVE llamado "Así se hizo" sobre la película en cuestión. Acabada esta y en el "estreno" para el staff, se ve a Saramago presente junto a Meirelles. Al final de la peícula, llora, pero llora de emoción. Esto es clarísimo. Y lo dice: "siento lo mismo que cuando terminé el libro".    



» Publicar un comentario