MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Rimbaud corresponsal

Poema de Rimbaud. Fuente: pbase

Prometo ser bueno: cartas completas (Barril & Barral) es el nombre, que no pretende ser irónico sino darmático, con que se han editado todas las cartas de Arthur Rimbaud, el llamado poeta maldito, el místico salvaje, el que recibió un disparo de su amante Verlaine, el que escribió poemas asombrosos siendo un adolescente, el que quería más que nada en el mundo ser bueno. ¿Qué encontraremos en estas cartas? El diario El País adelanta:

Misivas autobiográficas que revelan los miedos y anhelos en la desesperada voz de un hombre condenado a errar, que viajó incansablemente, fue profesor, mendigo, explorador, comerciante, traficante de armas y hasta miembro de un circo. La desamparada huida de un poeta cuyas consignas visionarias -"Yo es otro", "Hay que ser absolutamente moderno", "La verdadera vida está ausente"- le convirtieron en el gran mito de la rebeldía adolescente. Lejos de esa imagen, su correspondencia, iné-dita hasta ahora en España, descubre a otro Rimbaud. Más íntimo y alejado de la leyenda.

Tanto las cartas insensatas escritas a Verlaine, como las dulzonas escritas a sus familiares, están recopiladas aquí. Pero sin duda, son las cartas finales las que más llamarán la atención porque queremos reconstruir los últimos años de Rimbaud perdido en Abisinia. La nota lo subraya así:

La vida dejó su huella en el poeta de los ojos azules ("Me porto bien, pero el pelo se me encanece por minutos. Hace tanto tiempo que esto sucede que temo que mi cabeza parezca ahora a la de una borla de maquillaje. Resulta desoladora semejante traición del cuero cabelludo, pero ¿qué hago?"). Hasta que en 1891, meses antes de que le amputen la pierna carcomida por el cáncer de huesos que le matará, pide a su madre que le envíe unas medias para aliviarle. "Me encuentro mal. Tengo en la pierna derecha varices que me hacen sufrir mucho. [...] Hazme este favor: cómprame un remedio para las varices, para una pierna larga y enjuta. [...] La mala alimentación, los alojamientos malsanos, las ropas demasiado ligeras, los problemas de todo tipo, el aburrimiento, la rabia permanente en medio de negros tan imbéciles como canallas; todo esto ataca profundamente la moral y la salud en muy poco tiempo. Uno envejece muy rápidamente aquí, como en todo el Sudán". Ya con la pierna amputada, en un hospital de Marsella, incapaz de dormir y descansar por los dolores, le escribe a su hermana Isabelle: "Mi querida hermana: No me has escrito. ¿Qué ha pasado? Tu carta me asustó, me gustaría tener noticias tuyas. Espero que no sean nuevos problemas, ¡ya tenemos bastantes! No dejo de llorar día y noche, soy un hombre muerto, lisiado de por vida. [...] No sé qué hacer. Todo esto me ha vuelto loco: no consigo dormir ni un solo minuto. En fin, nuestra vida es miserable, una miseria eterna. ¿Para qué vivimos? Enviadme noticias".

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:16 p.m.

(ESCRITURA Y TRADUCCIÓN) SENSATION
Par les soirs bleus d’été, j’irai dans les sentiers,
Picoté par les bles, fouler l’herbe menue:
Rêveur, j’en sentirai la fraîcheur à mes pieds,
Je laisserai le vent baigner ma tête nue.
Je ne parlerai pas, je ne penserai rien:
Mais l’amour infini me montera dans l’âme,
Et j’irai loin, bien loin, comme un bohemian,
Par la Nature, -heureux comme avec une femme.
Mars 1870
SENSACIÓN
En las tardes azules del verano, yo iré por los senderos,
Punteados por el trigo, hollaré hierba menuda:
Soñador, sentiré su frescura en mis pies,
Dejaré que el viento bañe mi cabeza desnuda.
No hablaré, no pensaré nada:
Pero el amor infinito ascenderá en mi alma,
Y me iré lejos, muy lejos, cual si fuera un bohemio,
Por la Naturaleza –feliz, cual seguido por una mujer.
Marzo 1870    



6:27 p.m.

Fue Verlaine quien le disparó a Rimbaud...    



7:22 p.m.

me encanta eso de "no pretende ser irónico sino darmático". aunque algunos cultivan la ironía como un dharma.    



7:26 a.m.

6.27

Tienes razón.

IVAN    



» Publicar un comentario