MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Gore Vidal sabe

Gore Vidal. Fuente: vanderbilt university

En mi penúltimo día en Chile, en un intento desesperado porque la joven narradora chilena Claudia Apablaza se olvidé del palabrero de George Perec, la hice ingresar a empujones a una librería para conseguirle algo de Gesualdo Bufalino. La librería era pequeña y, después de estar en Ulises y Metales Pesados, pensé que no existiría ningún problema para mi alicaída economía. Pero resulta que en la vitrina me encontré con el libro de memorias de Gore Vidal, Navegación a la vista, editado por Mondadori, que no había visto antes ni en España. Por supuesto, me lo compré. Y en Página12 me dan la razón publicando unos aforismos de Gore Vidal como respuestas a Mike Sager para la sección "Lo que sé" de la revista norteamericana Esquire. Les dejo algunas de sus frases:

El otro día vino un tipo de la BBC. Es raro conocer a un hombre mayor que te dice: “Te he leído toda mi vida”. Te da un escalofrío.

Dios ha sido expulsado. Y creo que sabe cuándo le toca una mano perdedora.

Me metí en un oficio en el que los celos son el sentimiento principal entre colegas. Yo nunca los sentí, porque no tuve necesidad. Pero siempre fui consciente de los celos ajenos, y siempre me pareció una falla lamentable en ellos.

Antes escribía de una manera más fluida. Al quedarme sin contemporáneos, ya no puedo decir: “Bueno, a Fulano le va a gustar esto”. Ya no hay más Fulanos. Uno es su propio Fulano.
Todo el tiempo se escucha el lamento “¿Dónde están nuestros grandes escritores?”. A veces me pregunto: “¿Y dónde están los lectores?”.

Todo está mal en Wikipedia.

Mi respuesta a haber ido a un colegio de pupilos es: cualquier cosa con tal de alejarme de mi madre. Era un monstruo.

Unos viejos compañeros de mi padre en West Point, un día, le preguntaron cómo yo había salido tan bien, cuál era el secreto de su crianza. El les respondió: “Nunca le di un consejo, y nunca lo pidió”. Nunca estuvimos de acuerdo en nada, pero tampoco peleamos ni una sola vez.

Todos los idiotas que conocía habían ido a la universidad. Yo no lo consideré necesario. Había visto los resultados.

Cuando era joven, fui deseado por otros hasta el cansancio. Hoy no me miro más al espejo.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:10 p.m.

Qué frases, la de wikipedia está mal, pero así, del mismo modo, tiene una vigencia, igual que lo de la universidad, vaya tipo, me entretuve...    



» Publicar un comentario