MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Mal de Escuela

Daniel Pennac. Fuente: adn cultura

Mal de escuela es el título de un ensayo (y al mismo tiempo una autobiografía) del escritor francés Daniel Pennac. La edición es de Mondadori. Según la reseña de Germán Gullón, aparecida en "El Cultural", en este libro el autor "cuenta cómo consiguió superar su fracaso escolar y acabó siendo escritor y profesor de escuela secundaria, entregado en cuerpo y alma a la docencia". Gullón se lamenta de la poca visibilidad que Pennac tiene en la literatura en castellano, a pesar de su éxito en Francia y, claro, de su talento. Por otra parte, en el ADN Cultura aparece una entrevista a Pennac. Se le pregunta ahí sobre los problemas actuales de la enseñanza. El autor responde:

El principal motivo es que los niños de otras épocas no eran clientes, que es en lo que se han convertido hoy. El profesor que entraba en un aula hace cuarenta años se encontraba con treinta alumnos que no se planteaban qué estaban haciendo allí, simplemente lo aceptaban. Hoy se halla ante treinta clientes consagrados al consumo de bienes materiales: zapatillas deportivas, iPods y celulares de última tecnología. Los niños acaban confundiendo deseos superficiales con necesidades básicas. La publicidad se dirige a ellos desde que tienen 2 años. Si tienen la desgracia de que sus padres sean de los que se dejan estafar por esa propaganda que les asegura que si no les compran a sus hijos un juguete determinado eso significa que no los quieren, la situación puede volverse desastrosa. Yo les tengo que enseñar necesidades fundamentales, como estructurarse mentalmente, aprender a leer y a contar o estudiar las subordinadas. Los deseos del alumno son antagónicos a esta voluntad: los niños de hoy quieren consumir educación "a la carta", como quien compra productos electrónicos.

Pennac no niega ser un conservador en su método de enseñanza, hasta el punto de obligar a sus alumnos a memorizar frases o inicios de novela. Después de todo, ¿por qué no? ¿En qué momento se convirtió en un peligro el pedirle a alguien que memorice textos o lugares? ¿Cuándo se convirtió la memoria en una antípoda de la reflexión? Al final de la entrevista, Pennac cuenta una anécdota:

En Francia, los maestros apuntan comentarios con cierta mala fe al lado de la calificación de cada materia. Una vez me escribieron: "No hay nada que esperar de este alumno". Me pareció excepcionalmente cruel.

¿A quién no le ha pasado? Yo todavía guardo una nota que me puso Luis Jaime Cisneros que me pareció igualmente cruel pero que no voy a transcribir para no darle la razón a algunos bloggers de por ahí.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3:54 p.m.

Lo leí en francés y se lo recomendaría a profesores y padres de niños con problemas de aprendizaje. Pennac es un caso sorprendente en haber sobrevivido a las crueldades de la escuela hacia un alumno que parece inepto, pero también en la de suerte en haber encontrado quién creyera en él a pesar de todo. Y ciertamente es una lástima no encontrar sus libros con mayor frecuencia en castellano.    



» Publicar un comentario