MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Berberova sobre Nabokov

Carátula del libro. Fuente: La Compañía

Todo el que ha leído el blog de Eduardo Berti sabrá que es un exquisito buscador de joyitas literarias. Berti es maravilloso para encontrar la alusión perdida, el libro empolvado al fondo de la biblioteca, el autor olvidado por las listas. Por eso no es de extrañar que la editorial en la que participa, La Compañía, publique textos maravillosamente extraños. Uno de los últimos, que será lanzado en noviembre, es Nabokov y su Lolita un texto escrito ni más ni menos que por la frágil y célebre escritora rusa Nina Berberova. En el ADN cultural adelantan algo del texto en el que Berberova se atreve a preguntarse ("en plena conciencia de mi responsabilidad") si Nabokov puede ser considerado un escritor ruso:

En estos últimos veinte o treinta años de literatura occidental, o para ser más precisos, en la cumbre de esa literatura, ya no existen novelas "francesas", "inglesas" ni "estadounidenses". Lo mejor que se publica hoy día es internacional. No sólo se lo traduce inmediatamente a otros idiomas, sino que a menudo se lo edita desde un primer momento en dos lenguas y –por sobre todo– no es raro que se lo haya escrito en una lengua distinta de aquella en que debería habérselo escrito. Ya había habido, en el siglo XIX, escritores así, pero las razones por las que Conrad nunca escribió en polaco, sino directamente en inglés, no son exactamente las mismas que llevaron a Wilde a escribir en francés o a Strindberg en alemán. En ese sentido, Wilde y Strindberg son los verdaderos precursores de nuestros actuales escritores cosmopolitas. En su tiempo, si hubiera dominado la lengua francesa a la perfección, sin duda Joyce habría escrito Ulises en francés, a semejanza de lo que hace Beckett hoy. Pero a nadie se le ocurrió nunca preguntarse: ¿se perdió Beckett para la literatura inglesa? Está allá, está aquí. En definitiva, ya no se trata de lengua, ésta ha dejado de cumplir el papel estrechamente nacional del que podía estar investida hace ochenta o cien años, las fronteras de las lenguas europeas se borran poco a poco y es probable que de acá a un siglo... Pero ése es otro tema.

¡Cómo son las coincidencias en esta vida! Justo estaba escribiendo este post y me llega un generosísimo email de Eduardo Berti preguntándome cómo me puede hacer llegar algunos libros de "La Compañía". Como el único amigo que tengo en Argentina es Pedro Mairal, y dudo que él viaje a Lima dentro de poco y la verdad es que incluso si viajase a Mairal lo creo muy capaz de chingarme los libros, te mando mi dirección en Lima y un abrazo Eduardo.

Etiquetas: , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3:41 p.m.

Suerte con los libros, lo que dice su autora es muy interesante...    



9:19 a.m.

infamia. soy excelente cartero. no sé exactamente qué significa "chingar" en perú, pero estoy seguro de que no es algo que un tipo de conducta intachable como yo sería capaz de hacer
abrazo
pedro    



» Publicar un comentario