MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

¿Qué lee Carrie Bradshaw?

Lo que lee Carrie Bradshaw. Fuente: Craig Blankenhorn/New Line Cinema papercuts

Faltan unas semanas para que llegue a Perú la película de Sex and The City y tengan por seguro que estaré en primera fila en el estreno. Recuerdo aquellos años cuando vi sin parar todas las temporadas completas, de manera toxicomaniaca, y luego salía a la calle y todo (menos la ropa de las limeñas) me parecía encajar para un guión de la serie. Y buscaba a mi Carrie. Una de las preguntas que solía hacerme con una amiga, también fan de Carrie, era: ¿Qué leería Carrie? Deseché las novedades (no me la imagino pendiente del último de Roth o buscando el Pullitzer de Junot Díaz, aunque quizá sí The Road porque fue al Oscar); los clásicos también los deseché (El Ulises está bien hasta para Marilyn Monroe pero no para ella); y estaba seguro de que, en caso de hacerlo, leería muy por encima del hombro, y de pie en la librería, los libros chick-lit como los que ella misma produce. Entonces, ¿qué leería al fin Carrie? Los Generación X, pensé, sin duda lee a los chicos fashion ochenteros: Easton Ellis, David Leavitt, McInnery, Coupland. Eso debe leer (y recordé entonces un capítulo en el que se enamora de un escritor vanidoso e inseguro que parece ideal para ese brat pack). Y también lee seguro a Bukowski, a John Fante, a Carver apenas lo traga pero no se atreve a admitirlo, a Hunther Thompson seguro lo leyó por chamba. A Salinger lo leyó en el colegio y le fascinó. Es decir, el perfil de Carrie lector tiene que ser Hank Moody, el pesado de Californication. Eso creí. Sin embargo, grande ha sido mi decepción cuando me enteré por Paper Cuts que en la película se dice qué lee Carrie (el libro es ya un éxito en Amazon):

I haven’t seen the “Sex and the City” movie. But Tara Parker-Pope, our colleague from across the Times blogosphere, informs us that a book mentioned in the film, “Love Letters From Great Men,” has caused real-life people to storm to their real-life online bookstores in search of said same. From what I can tell based on a Google search, “Love Letters From Great Men” does not, in fact, exist. But a similar-sounding volume, “Love Letters of Great Men and Women,” does, and on Amazon, it’s been climbing up in the sales rankings — as of 10:40 a.m. it had hit No. 178.
The book’s full title is “Love Letters of Great Men and Women: From the Eighteenth Century to the Present Day.” It was compiled by a chap named C.H. Charles, Ph.D., and according to the New York Public Library was first published in 1924, in London. The version selling on Amazon is put out by Kessinger Publishing, which specializes in “scarce and hard-to-find books.” “Love Letters” is a scarce enough collection that it doesn’t even have a cover image on Amazon. And now that it’s turning into the Little Paperback That Could, I imagine Kessinger’s going to have quite a run. Can’t you just hear the lovelorn now?: “Get me reprint!”

¿Cartas de amor escritas por Grandes Hombres y Mujeres? ¡Pero qué le pasa a Carrie! ¡Está trastornada por el matrimonio o qué! Lo repito: una decepción. Por cierto, lo que sí estoy seguro es que aunque Carrie subestime a su propio género, no se pierde esa chick-lit que se genera abundantemente en los blogs. Ella podría ser una de las chicas-blogger-malas-que-odian-a -los-hombres en versión impresa, bien pagada y mejor calzada. Debo admitir que a mí también me fascina leer esos blogs de mujeres y recibo con hidalguía todos los golpes asestados contra el incomprendido género masculino (y luego voy donde mi novia a que me consuele diciéndome, sin mucha convicción pero con mucho amor, que yo soy distinto).

Les dejo aquí mi lista de favoritos chick-lit en la blogósfera peruana: Los 30 de La Maya (personaje, ¿o temible alter ego?, de Giselle Klatic); Busco novio de Alicia Bisso; y Pobres hombres de Chiara Roggero.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

1:11 p.m.

Que lee Carrie sin dudar a Bukowski. Yo igual que tú tengo que aceptar la admiración que causo en mi ese personaje...su belleza, su dulzura, su extravagancia limitada. Sus ropas interiores normales que te llevan a imaginar pasar con una mujer toda la vida, fumando a su costado y disfrutando una colummna de algún amigo escritor.    



5:53 a.m.

En tu último párrafo confundes género con sexo. Esto me lleva a pensar que tu admiración por la insoportable Carrie es una pose.    



» Publicar un comentario