MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

FIL 2008 censura editoriales independientes

Censurados. Fuente: foroelsalvador

Quizá los de la Cámara Peruana del Libro no se han dado cuenta de lo grave que es esto. Justo cuando el día de hoy todos los medios anuncian, con entusiasmo, la realización de la Feria Internacional del Libro 2008, aparece una denuncia, a manera de pronunciamiento, contra la organización de la CPL. Al parecer, la Cámara Peruana del Libro no acepta que una entidad como la Alianza Peruana de Editores Independientes (que agrupa a todas, o casi todas, las editoriales independientes importantes del Perú) participe con un stand en la FIL Lima 2008. Es raro, porque años atrás varias editoriales independientes (como Estruendo Mudo, Sarita Cartonera, los asociados en Punche Editores, entre otras) han tenido muy dinámicos stands en la FIL. ¿Por qué este año les negarían el acceso? Por lo que he podido entender, el veto no es contra las editoriales individualmente, sino contra la posibilidad de que exista un gremio que las agrupe y que, en cierto modo, le "haga competencia" a la propia Cámara. La censura sería, entonces, un castigo contra una Asociación libre y democrática (y no "informal", como ellos la califican) que podría en el corto, mediano o largo plazo contrapesar el monopolio de la CPL. La nota de prensa lo dice así:

Editores independientes del Perú denuncian discriminación por parte de organizadores de la Feria Internacional del Libro.

La Cámara Peruana del Libro obstaculiza la participación de veinte editoriales peruanas, en la Feria Internacional del Libro FIL-LIMA 2008. Entre las editoriales, agrupadas en la Alianza Peruana de Editores (ALPE), se cuentan Ediciones PEISA, Jaime Campodónico, Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Asociación Cultural Antares, Sarita Cartonera, Estruendomudo, Matalamanga, entre otras.
Ediciones PEISA había asumido la distribución de las publicaciones de ALPE en un stand dedicado a la producción editorial independiente del Perú. Sin embargo, más de diez días después de la suscripción del contrato de arriendo de dicho stand, el Consejo Directivo de la Cámara Peruana del Libro (CPL), institución encargada de organizar la FIL-LIMA 2008, decidió despojar a PEISA de los espacios alquilados para la distribución de los libros de ALPE.
El Consejo Directivo de la Cámara Peruana del Libro se ha negado a responder formalmente a los pedidos de restitución formulados tanto por ALPE como por Ediciones PEISA, y ha pretendido descalificar a ALPE aduciendo falsamente que se trata de una “asociación informal”.
Los editores de ALPE declaran sentirse vulnerados en su derecho a la libre asociación y en su derecho a ser distribuidos y comercializar sus libros a través de los circuitos disponibles en el Perú. Asimismo declaran haber respetado el reglamento interno de la Cámara Peruana del Libro con respecto a su participación en la feria.
Aparentemente el Consejo Directivo de la Cámara Peruana del Libro siente recelo ante la existencia de cualquier otra forma asociativa que tenga que ver con la producción de libros.
Ante esta situación, importantes asociaciones de editores tales como la Alianza Internacional de Editores y la Asociación Editores de Chile, han declarado su solidaridad con ALPE y han puesto en duda su participación en la feria si el consejo directivo de la Cámara Peruana del Libro no restituye los espacios alquilados

Realmente sería una lástima, por no decir una vergüenza, que la Cámara Peruana del Libro por temor a la competencia esté vetando la participación de una Asociación amparada por la ley y el derecho que asiste a todo el mundo de asociarse. Una vergüenza, además, porque con esa medida traban la labor de editoriales independientes peruanas. Como saben todos los que leen Moleskine y están pendientes del ritmo editorial de nuestros países, las editoriales independientes han dinamizado y potencializado la literatura de toda América Latina y España. Su aporte en estás décadas ha sido incalculable y reconocido por todos los editores del idioma, incluso por las transnacionales. Cerrarles la puerta de la FIL y "castigarlos" de ese modo por el falso delito de asociarse no solo es una mezquindad sino una acción que echa por el suelo absolutamente todo lo que la CPL ha logrado en los últimos años, con las exitosas FIL y con la participación del Perú en Ferias Internacionales del Libro.

Hace unos días, esperé que los buenos amigos que tengo en la organización de la Cámara contestaran a estas interrogantes, pero no obtuve respuesta. Espero que la publicación de este post los anime a responder al fin. Y espero también que todos los escritores, lectores, expositores y organizaciones nacionales o internacionales que, de alguna u otra manera, tenemos proyectado participar en esta FIL, defendamos el derecho de estos editores jóvenes a tener presencia en la Feria y de asociarse libremente.

Actualización (11/7): La ALPE ha recibido el apoyo internacional de una Asociación de editores independiente.

Etiquetas: , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

5:48 p.m.

si has sido invitado a la feria, y realmente eres consecuente con este discurso, quizá no deberías participar...    



6:49 p.m.

Thays, tienes que ser mas transparente. ¿PEISA es igual a Estruendo Mudo? No pues, Tahys, no te prestes a estos juegos. El asunto es simple: el Sr. Coronado que siempre vendió libros carísimos se opone a todo lo que afecte sus antiguos intereses. En lugar de modernizarse reclama privilegios o crea organizaciones paralelas como esta. Editoriales independientes es una cosa y otra es la antiquisima PEISA que se enoja porque en lugar de competir quiere los privilegios de siempre y ahora busca un camino al que tú respaldas espero que por no darte cuenta de la diferencia entre Sarita La Cartonera y PEISA.
Dos preguntas finales:
1. Históricamente los libros de PEISA fueron caros ¿por qué? y cuando empezó la competencia el mercado puso libros al alcance de muchos ¿por qué?
2. ¿Publicaras este texto tú que en tu comentario hablas de democracia?

Por siaca no soy de la FIL, soy un lector que sabe del mercado editorial.    



6:59 a.m.

Anónimo 5:48.- Aunque la FIL la organiza la Cámara Peruana del Libro, es un bien cultural que le pertenece a todo el país (eso es lo que no entienden ellos, al parecer). No se gana nada boicoteando un evento cultural en un país como el nuestro. Lo que hay que hacer es criticarlo y discutirlo para que mejore. Y eso haré públicamente en mis presentaciones.

Anónimo 6:49.- La Asociación de editores independientes no fue "creada" por Peisa. Es una asociación libre compuesta por una veintena de editores. Si Peisa puede o no ser considerada una "editorial independiente", o las razones para que suban o bajen sus precios, no tiene nada que ver con el reclamo justificadísimo contra el veto a que la Asociación tenga un stand. No se trata de Peisa, se trata de más de 20 editoriales jóvenes. No confundas las cosas ni las individualices para retrucar el argumento, porque incluso si el veto fuese un "castigo" de la CPL a Peisa por asociarse paralelamente estaríamos ante una censura...

IVAN THAYS    



7:02 a.m.

parece que la gente no entiende muy bien lo que lee, en todo caso, el Sr. Coronado, no nos puede caer, y no puede tener razón en todo como vende sus libros y sus estrategias de marketing.... ¿pero eso justifica que no se le de los stands que alquilado?...alguien podría alquilar un stand para vender los libros mas caros del mundo....si cumple los plazos y requisitos formales....nadie puede simplemente desplazarlo y como se lee....sin siquiera responder o aclarar el porqué...    



9:34 a.m.

Al anónimo de las 6:49 - Como miembro de ALPE, te puedo decir lo siguiente:
No fue PEISA quien creo la Alianza. Peruana de Editores. Más bien fue un grupo de editores el que invitó a PEISA y a otras editoriales (incluida la que represento) a reunirse para definir los principios bajo los cuales agruparse como asociación independiente. De esas primeras reuniones surgió ALPE.
El caso es que, en esta feria, PEISA ha asumido la distribución de los libros publicados por los socios de ALPE. La decisión del consejo directivo de la CPL afecta a PEISA, es cierto, pero sobre todo impide que nuestros libros (los de las otras 20 editoriales) sean exhibidos en la FIL-Lima. Míralo así: si la CPL mantiene su veto, los libros que no estarán disponibles en la feria serán los de 20 editoriales, que incluyen al fondo editorial de la UNMSM, a Campodónico, Sarita Cartonera, etc. Y esto aparentemente porque al consejo directivo de la cámara peruana del libro simplemente no le da la gana reconsiderar su decisión.
Cuando mis colegas me avisaron que se venía una movida de este tipo, yo no lo creí. Pensé: "La CPL no tiene por qué sentir animadversión hacia una asociación que comparte muchos de sus principios". Cuando me anunciaron que nuestro distribuidor, PEISA, había sido despojado de los espacios destinados a exhibir los libros de 20 editores peruanos, no lo pude creer. Así que redacté las primeras cartas a la CPL, las trabajamos con los socios de ALPE, y en un tono conciliador, las envíamos buscando una solución. Durante un mes esperamos una respuesta. No ha habido una sola respuesta oficial de la cámara a la asociación en la que participo. Yo quiero que mis libros estén ahí. Mis libros cuestan entre 15 y 30 soles, lo cual no considero un precio exorbitante. Aun espero que se de una solución a este problema, pero hay personas muy testarudas que creen que tienen que proteger su fundo en vez de hacerlo crecer, colaborando con todos los que desean participar.    



10:10 a.m.

No es completamente cierto que PEISA haya sido históricamente cara. Durante el régimen militar imprimió esos famosos libritos azules, subvencionados, fue luego que se transformó en editorial de precios casi "concertados" con las otras firmas.
En cuanto a las editoriales independientes, es evidente que tienen un amplio mercado entre el público joven. Eso es lo que molesta, al parecer, a algunos trogloditas de la Cámara (no todos, por supuesto). Las independientes no se prestan, por lo general, al "lee lo que publicito", "compra lo que yo reseño". Yo pienso que el boicot es comprensible, es algo que viene del sentimiento inmediato. Pero faltan todavía algunos días, esperemos que esto se resuelva.    



1:00 p.m.

La censura no es solo contra Peisa, también es contra:

Asociación Cultural Antares
Azul Violeta Editores
Benvenuto Editores
Bienvenida
Borrador Editores
Jaime Campodónico / Editor
Carpe Diem
Editorial Casatomada
Ediciones PEISA
Estruendomudo
Fondo Editorial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Lustra Editores
Editorial Matalamanga
Editorial Mesa Redonda
Mundo Ajeno
Tranvía Editores
Sarita Cartonera
[sic] libros
Solar
Wust Ediciones

Todas estas editoriales formamos la Alianza Peruana de Editores (ALPE). Después de hacerse pública la censura al stand del ALPE, la Cámara Peruana de Libro mandó comunicados por separado a las editoriales, ofreciéndonos el 50% de dcto por alquiler de stand. ¿Por qué la Cámara no quiere reconocer que existe una Alianza Peruana de Editores?

Somos una editorial nueva, la mayoría de nuestros libros son óperas primas. Estamos en el ALPE porque como bloque podemos encontrar mejores canales de distribución y promoción. Con esta censura ¿cómo promocionamos a nuestros autores? ¿cómo recuperamos la inversión para seguir publicando nuevos autores?

Borrador Editores    



» Publicar un comentario