MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Julio Verne, 180

Julio Verne. Fuente: okasico

Hoy cumpliría 180 años Julio Verne y el periódico ADN.es lo recuerda con una nota en la que se destaca su rechazo a ser considerado "padre" de la ciencia ficción y los rumores sobre su posible homosexualidad y masonería.

Dice la nota. "Julio Verne y H.G. Welles están considerados oficialmente los padres de la ciencia ficción. Sin embargo, el autor de Cien mil leguas de viaje submarino o Cinco semanas en globo, mostraba su rechazo a que se le metiese en el mismo saco que al creador de La máquina del tiempo. En una entrevista de la época, Verne afirmaba que, mientras él partía de descubrimientos científicos, Wells se apoyaba en la imaginación. "Yo voy a la luna en una bala que dispara un cañón. Aquí no hay invento. Él (por Wells) va a Marte en una nave construida con un metal al margen de las leyes de la gravedad. Eso está muy bien, pero muéstreme ese metal, permítame fabricarlo", ironizaba.

También dice: "De carácter reservado, Julio Verne no fue muy dado a airear detalles de su vida privada. En aquella época no existían los paparazzis, pero, debido a su fama, las entrevistas no le eran algo ajeno. Sin embargo, él era reacio a hablar sobre el ámbito privado y, en más de una ocasión, cortó al entrevistador asegurando que los escritores sólo interesaban por sus libros. Esto ha provocado que alrededor de su figura nazcan toda clase de rumores. Ha sido relacionado con la masonería, se ha dicho que era homosexual y bisexual. También que tenía un par de amantes. Por eso, los estudios que intentan echar luz sobre este hombre no dejan de publicarse. Aunque, más de cien años después de su muerte, es difícil llegar a una realidad

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:54 p.m.

Lo gracioso es que ir a la luna en una bala lanzada por un cañón es tan "inventado" como la carvorita, la sustancia que anula la fuerza de gravedad en la obra de H.G. Wells. Eso si, es innegable el celo que puso Verne en sustentar científicamente sus ficciones, pero la ciencia no es un absoluto, y en cada era, tiene sus aciertos y sus errores. Sobre su afirmación respecto a que los escritores sólo interesaban por sus libros, más que despertar sospechas sobre su vida privada, debería servir como ejemplo para tanto ego desbocado.    



» Publicar un comentario