MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Malacara

Carátula de la novela. Fuente: anagrama

Malacara es la que el inefable crítico español -ya otras veces hemos comentado aquí sus aspavientos anti-latinoamericanos contra los también anagrama Bellatin o Zambra- le ha puesto a Guillermo Fadanelli, quien ha publicado la novela Malacara en Anagrama. La reseña aparece en el ABCD Las letras y es lapidaria. Por otra parte, en el Confabulario de México aparece el comienzo de la nueva novela de Fadanelli acompañado de este breve gorro: "A Orlando lo rigen un par de obsesiones: matar a un hombre y hacer que dos mujeres vivan con él. A partir de ambos impulsos, el protagonista de esta breve y esperada novela que Anagrama pondrá en circulación este mes, transmite su visión del mundo: cáustica, irónica, fatal: Fadanelli en estado puro. Ofrecemos los momentos iniciales de una obra destinada a remover, con mano sucia, el alma de sus lectores".

Aquí el primer párrafo: "Mi nombre es Orlando Malacara. Al menos es el nombre que se encuentra registrado en los escasos documentos que poseo: un pasaporte que parece haber sido mordido por un perro, una antigua credencial de elector y un acta de nacimiento que contiene nombres escritos por medio de una caligrafía pasada de moda. Con sólo mirar mi acta de nacimiento cualquiera se convencería de que se trata de un documento anticuado cuyo propietario ha vivido más tiempo del necesario. Hoy en día es tan sencillo vivir más allá de lo necesario: las vidas se extienden en el horizonte, como nubes holgazanas que vuelven todo un poco más confuso. He olvidado el número de años que han transcurrido desde mi nacimiento, pero supongo que mis documentos deben mantenerse en lo cierto. En todo caso, prefiero mentir a un ritmo constante que ceñirme a mi acta de nacimiento o a mi pasaporte, documento este último que tantas ilusiones parece despertar en el alma de los viajeros modernos. Si miento con tanta frecuencia respecto a mi edad crearé tal confusión dentro de mi propio cerebro que con seguridad llegaré a desentenderme del asunto. Supongo que un hombre sabio es quien a la postre resulta capaz de olvidarse de todos los asuntos: cuantos más asuntos pueda uno tirar en el fondo de un saco más cerca estará de la sabiduría. ¿No es eso? La respuesta no tengo absolutamente nada en qué pensar a la pregunta de en qué está usted pensando es de lo más prudente en una época en la que la arrogancia es moneda común."

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

8:51 a.m.

Este comienzo amenaza con una novela interesante por su semitono reflexivo mayor que lo promedial.Aunque de repente hay partida de caballo llegada de borrico,no lo creo.Ahora que si el español también ha agredido a Bellatín, entonces sí que se trata de un mala leche.O quizás se entero de que el autor de Malacara ha estado con habladurías sobre él (chingado gachupín,etc)con lo cual sí procede la venganza.    



» Publicar un comentario