MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Fernando del Paso, premio FIL 2007

Fernando del Paso aceptando el premio. Cortesía FIL Guadalajara/Michel Amado Carpio

Seguro Peter Elmore y José Guich, dos fans peruanos de don Fernando, estarán saltando de una pata. El narrador Fernando del Paso ha ganado el Premio FIL 2007 (antes de las tristes querellas llamado apropiadamente Premio Juan Rulfo). El jurado estuvo compuesto por Gonzalo Celorio, Rubén Gallo, Gustavo Guerrero, Suzanne Jill Levine, Julio Ortega, Beatriz Pastor y William Rowe.

Esto dice el Acta del Jurado: "Fernando del Paso (México, 1935) es uno de los escritores más representativos de la literatura contemporánea de lengua española. Su obra narrativa, que incluye las novelas José Trigo (1966), Palinuro de México (1977) y Noticias del Imperio (1987), se ha caracterizado por un creativo trabajo de investigación al mismo tiempo que ha sabido forjar nuevas formas narrativas y experimentar con múltiples recursos literarios. Noticias del Imperio es una de las novelas históricas más importantes del siglo veinte. La utilización literaria que hace su autor de los archivos relativos a la ejecución de Maximiliano, la experimentación formal que lleva a cabo para presentar los monólogos delirantes de Carlota, así como su meditación crítica sobre las teorías del realismo y su juego con procedimientos metanarrativos hacen de esta novela una de las cumbres de las literaturas hispánicas. Fernando del Paso ha producido una obra monumental en la que convergen los modelos literarios de Juan Rulfo y Juan José Arreola y que dialoga con la tradición de la novela histórica latinoamericana. Ejemplo de erudición y de rigor, ha dedicado una década entera a la escritura –minuciosa, elegante y enciclopédica– de cada una de sus novelas. Además de la narrativa ha incursionado en otros géneros literarios: la poesía, el ensayo y el teatro. Por todo lo anterior, por la revitalización de la lengua española que su obra acomete y por la recuperación de la memoria histórica que entraña, el jurado ha decidido otorgar este Premio a Fernando del Paso en reconocimiento a su obra y al destacado lugar que ocupa en el panorama de la literatura hispanoamericana contemporánea."

Etiquetas: , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

1:39 p.m.

He leido todos los post que has escrito, muy interesantes. Me enteré por ahí que también estarás en Berlin. mucha suerte...

Saludos.    



6:34 p.m.

Mi tío anda entusiasmado con Palinuro y ha copiado partes del libro que dice él que es lo máximo como expresión del enamoramiento. Como es muy largo lo que copió yo saqué solo un pedazo porque lo que yo quiero es ver si esto me puede servir para caerle a la feíta culturosa de la que estoy enamorado. Yo francamente no creo porque el texto me parece muy raro y de repente me sale el tiro por la culata y me manda a rodar en lugar de aceptarme.¿Qué me sugieres tú, Iván?
BRUTÍSIMO.



“……………..Y entonces me dio tanto gusto ver a Estefanía tan feliz, que después de llevarla a un restaurante a comer consomé de pez volador, ojos de foca flameados, testículos de cebra con puré de menta, riñones de mink a la champaña, lengua de tigre con incrustaciones de sal gema, huevos de ave del paraíso revueltos, paté rosado de hígado de flamingo, nalga de mandril en salsa arco iris, queso de leche de jirafa y helado de cerezas rellenas con luciérnagas, le regalé una docena de rosas que formé con la triste rosa que crece sola y no conoce otra excitación de Mallarmé, con la rosa del milagro de Jean Genet y la rosa enferma de William Blake, con la rosa es una rosa de Gertrude Stein, con la encarnada rosa de regazo cubierto de escarcha de William Shakespeare, con la rosa que no sabe lo que es de José María Pemán, con la rosa de corazón violeta y la rosa blanca que insulta a los dioses de Nerval, con la rosa auditiva de Vallejo, con la rosa de nieve perfumada de D’Annunzio y con la rosa de casa hechizada y la rosa de humo de cigarro de Péret con la que casi le incendio el alma con mis besos, uno por cada rosa del mundo, y entonces hicimos el amor en el pecho congelado del alba.
Y en eso estábamos, cuando nos avisaron, Palinuro, que estabas por nacer. A tu abuela Altagracia se lo dijo Robin Hood.
A Robin Hood se lo dijo Lady Windermere.
A Lady Windermere se lo había dicho el Conde de Montecristo.
Al Conde de Montecristo, las dos mitades del Vizconde.
A las dos mitades del Vizconde, las dos mitades de don Próspero.
Y entonces el doctor Latorre, que era un señor con una verruga soltera en el lado más sombreado de la nariz, se sentó en la cama, bostezó como un comanche, encendió su pipa y comenzó a hacerle señales de humo a los tramperos del Arkansas.
Y Corazón Leal le dijo a Cabeza de Águila que le dijo al grajo embalsamado de su bastón que le dijo a Robinson Crusoe que le dijo a Viernes que le dijo al Hombre que fue Jueves.
Y llegaron, para verte nacer, todos los personajes de Los Pardallán y de los Rougon-Macquart.
Y llegaron también a caballo y levantando una gran polvareda El Llanero Solitario, Doña Bárbara, Los Lanceros de Bengala. Don Segundo Sombra, Artemio Cruz y Los Bandidos de Río Frío.
Llegó Phileas Fogg que tuvo que tomar un tren expreso desde Iowa City y perdió cinco días y recuperó cuatro, dando así la vuelta al mundo, en realidad, en ochenta y un días.
Y llegaron Christmas y Lolita, D’Artagnan y El Hombre sin Cualidades.
A Tyl Ulenspiegel se lo dijo Lord Jim.
A Lord Jim se lo dijo Tirano Banderas.
A Tirano Banderas se lo dijo el enano del tambor de hojalata.
Al enano del tambor de hojalata se lo dijo Roldán el Temerario.
Y entonces Simbad el Marino le dijo al Capitán Veneno que le contó al Capitán Sangre que le dijo al señor K. que le contó a Pancho y Ramona que le dijeron a la Dama de Espadas que le habló por teléfono a Ivanhoe que le mandó un telegrama a Tartarín en los Alpes que le mandó un mensaje heliográfico a Fortunata y Jacinta que le dijeron al Barón de Charlus que le escribió a Sherazada que les dijo a Bertoldo, Bertoldino y Cacaseno que le hicieron señas con banderas al Robinson suizo que tomó un avión para avisarle a Zazie que se salió del metro a Ana Karenina que se subió a una troika para ir a contarle a Spiderman que bajó por un hilo de araña para decirle a Arthur Gordon Pym que tomó un taxi para avisarle a Sherlock Colmes que se subió a un autobús de dos pisos para avisarle a Dick Tracy que le mandó un mensaje con un ramo de flores a Madame Bovary que olió su perfume favorito y le contó a …………”    



» Publicar un comentario