MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Sospechosamente norteamericanos

En México algunos quieren ser Bukowski y otros Harold Bloom. Fuente: salonKritik

¿Se acuerdan de aquel crítico que dijo detestar la literatura peruana de aquellos que tenían influencias "sospechosamente" norteamericanas? Nunca quedó claro aquello de "sospechoso". ¿Agentes de la CIA, del FBI o de la DEA? La cosa es que, para algunos, los EEUU son el cuco. Y no sólo en el Perú. Por el blog "The Art OF Fiction" (ni más ni menos) me entero de un artículo aparecido en "Laberinto", el suplemento de Milenio, en el que Heriberto Yépez acusa a la literatura mexicana de ir agringándose progresivamente desde el grupo los Contemporáneos y en especial Salvador Novo. También les dejo las interesantes reflexiones de Mauricio Salvador, de The Art Of Fiction, respecto al artículo. En lo que a mí respecta, creo que la influencia de EEUU es muy fuerte no sólo en México sino en todas las literaturas del mundo (pasando por los McOndo, los Nocilla e incluso los franceses, los japoneses y hasta los británicos a partir del Dream team). Pero lo que tenemos a favor los latinoamericanos es que no sólo tenemos influencia norteamericana. Picamos de donde podemos y nos encanta Paul Auster, que es casi francés, tanto como Nabokov es casi gringo, y también Pynchon, Murakami, Marai, Sebald, Walser, Gombrowicz y Macedonio o Rulfo, y todos, absolutamente todos los que pasen por aquí (los publique o no Anagrama, que no sólo publica gringos ojo sino autores europeos notables como Bufalino, Von Rezzori, Claus y hasta Paasilinna que es mi nuevo admirado). Lo bueno de ser un país mestizo es que nada es solamente nuestro, pero todo nos pertenece. Bacán.

Dice Yépez: " El proceso más importante de la literatura mexicana post-paceana es la de su americanización subterránea. Generaciones como la sesenta contracultura mexicana (la Onda), el infrarrealismo en los setenta, el realismo sucio de Fadanelli y los neo-bukowskianos —que a mí me atedian— en los ochenta y noventa, respectivamente, determinaron que la literatura mexicana cada vez sería más gabacha (...) La americanización de la literatura mexicana (hoy) se llama, digamos, Philip Roth y Paul Auster (and many more, y si no me creen, pregúntenle a Anagrama). Sin embargo, ocurre un extraño fenómeno: los literatos mexicanos jóvenes y sus precursores paceanos no advierten la creciente americanización de nuestras letras porque: A) Paz consagró la ficción de una Tradición Mexicana, de una Literatura Nacional (que nunca ha existido, como no existe ninguna en ninguna parte del mundo, sobre todo, desde el siglo XVI) y B) impedidos a darse cuenta de su paradigmático (y, en algunos casos inconsciente) Nacionalismo Literario, son influidos por la literatura norteamericana mainstream, oficial, mercadológica, republicana: ¡todos esos tarugos que sueñan con Harold Bloom! Lo peor de la actual literatura mexicana es que se trata de una literatura norteamericana conservadora (SIN SABERLO). Convertirse en un escritor norteamericano pasado de moda (sin saberlo) ha llegado a un extremo risible. Para muestra, cójase cualquier revista literaria mexicana y el que no es bukowskiano es bloomiano y eso, místeres, ya es una absoluta mamada".

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

4:27 p.m.

Asi como se habla de una generacion "Nocilla", me pregunto si en Peru no existira la generacion Manjarblanco.

Al margen, estimado Ivan, usted no escapa de ese prejuicio gringo; hace poco hablaba del "ombliguismo norteamericano"...

Saludos y extraordinaria la apologia a Garrincha de Drummond de Andrade, muy buena la traduccion. Saludos,

Javier R    



4:34 p.m.

Heriberto Yepez es un retrogado y conservador; niega cualquier dinamismo en las artes. Tranquilamente podriamos hablar de la mexicanizacion de la literatura norteamericana.... El arte no es estatico, se nutre de lo que venga y Anagrama es la mejor editorial de habla castellana que traduce libros de autores de muchas nacionalidades.    



4:36 p.m.

Es extraño que les guste tanto rascarse la cabeza: si un libro está bien escrito, y nos gusta, pues ya está. Qué importan las influencias, o los pesares (A veces en el fondo parece existir este síntoma de complejo de que somos latinos: fuera con eso, digo)    



8:11 p.m.

"Usted aberrantemente subestima no sólo mis conocimientos literarios y capacidad crítica, sino la inteligencia de sus lectores. Resulta delirante (a modo de un desatino infantil que mueve a risa más que a estupor) cómo alevosamente distorsiona mis opiniones sobre la literatura norteamericana (rica en escritores universales, y no sólo un mercado masificador de “bestsellers” y literatura “light”) y la imitación epidérmica y exangüe que sufre a cargo de numerosos poetas y narradores peruanos e hispanoamericanos, tan distinta de la asimilación creadora que han hecho grandes escritores del legado genial de Poe (ahí Quiroga, Borges y Cortázar, por ejemplo), Whitman (Vallejo y Neruda, nada menos), Faulkner (Rulfo, Onetti, García Márquez y Vargas Llosa, señaladamente), por mencionar sólo algunos casos sobresalientes. El problema es que siempre hay imitadores sin fuerza creadora propia, y grandes autores que hacen suyo, con una reelaboración propia, el magisterio de autores universales: griegos, chinos, franceses, italianos, españoles, norteamericanos, de cualquier cultura o idioma".

Creo que este fragmento de una carta del señor G. Vigil muestra que su alusión inicial es completamente innecesaria. Los lectores le agradecemos sus esfuerzos por promover la literatura, también muchos de los valiosos artículos que usted presenta en su blog; no solamente eso, quienes hemos leído algunas páginas suyas, le reconocemos talento de escritor; pero por favor, no subestime nuestra inteligencia con este tipo de comentarios maliciosos que solamente contribuyen a empobrecer la imagen que se tiene de usted.    



9:46 p.m.

Siempre sentí que esa era una ventaja que nosotros, a pesar de, y probablemente causada por, el subdesarrollo económico que podamos llegar a tener, tenemos sobre los estadounidenses, y el primer mundo en general: tenemos acceso, e interés, a manifestaciones artísticas que ellos no pueden, o no quieren, mirar.    



8:07 a.m.

Nosotros miramos, por citar un ejemplo, a un autor francés o a uno inglés de un modo tal que sería imposible que un francés mirase a un inglés y viceversa (en verdad el inglés subestima más que bastante al francés, tal como éste lo hace con el italiano, pero eso es muy otro cantar). Esto produce la paradoja de una sentida (I’m sorry, really) inferioridad que se traduce en superioridad cultural: somos mucho más receptivos, nuestra esfera de interés es más amplia (lo contrario del ombliguismo americano de que habla Iván, los gringos son en efecto ombliguistas porque con su país les basta y les sobra; es por eso que al americano promedio sólo le falta rebuznar para ser un burro cabal y completo) y en consecuencia somos mucho mejor informados. Un hombre culto de nuestras latitudes suele asombrar a europeos y americanos por la polisemia de su cultura y su información literaria que abarca muchas fronteras. No es usual que un alemán o un noruego sepan de literatura japonesa y podrían multiplicarse los ejemplos.
Con respecto a la influencia americana, es un hecho innegable y a mi entender se debe más al cine y a la farándula que a los Faulkner o los Hemingway (los franceses hace tiempo que están casi colonizados por la influencia gringa).
Por supuesto que me refiero a la gente en promedio. Si te cruzas con un “erudito a la inglesa”, mejor cambia de rumbo porque te aplastará el cuello sin problemas, por muy (seudo) culto que seas.
Lagsa.    



9:12 a.m.

Mira esta nota, habla de ti (una opinión de Vargas-LLosa), felicidades:

http://www.elpaisliterario.com/elpaislit.php?realizar=ampliarnot&codereg=001698&cod_client=000472&cod_cat=000038&user_id=acd9880c87232277d5002cd090bc591d&secc=NOTICIAS    



12:54 p.m.

Cita citable: "Lo bueno de ser un país mestizo es que nada es solamente nuestro, pero todo nos pertenece."    



4:56 p.m.

Lo más gracioso es que el crítico que escribe este artículo, plagado de anglicismos y palabritas forzadas en inglés, aparece como más Bukowskiano que Hunk y Charles Chinaski juntos y revueltos. O más Austeriano que Benjamin Sach y el porpio Auster. Esa posesita de criticar lo norteamericano así por así, tildando el posmodernismo y el imperialismo en el ojo ajeno es de lo más anticuada. Qué de malo tiene inspirarse en Norteamérica, si hasta el jíbaro más anónimo del rincón más emsombrecido de la Amazonía peruana, también es americano. Lo que si es molestoso que la literatura está minada de acomplejados.

Rodirgo Valera    



10:45 a.m.

El autor de apellido Valera del comentario de las 4:56, no sufrirá de complejos como la gente intelectual a la que cuestiona, pero si sufre del síndrome "cometo errores ortográficos", ejemplos: porpio por propio, emsombrecido por ensombrecido y hasta su nombre Rodirgo por Rodrigo.    



12:49 p.m.

Es injusto lo que le haces a Valera, estimado 10.45 AM, es evidente que le achacas simples distracciones de tipeo como ignorancia gramatical. Deja al hombre tranquilo tramitar su Green Card, que seguro cree en Alvarito y en Montaner y en Plinio Apuleyo,Why not?    



9:12 a.m.

Si mi comentario le parece injusto estimado 12:49; déjeme decirle que lo escrito por Valera me pareció tan o más injusto. Prefiero que tipeen con tranquilidad y minuciosidad en lugar de expresar con prisa.
Por otra parte, puede tramitar lo que quiera que a mí me tiene sin cuidado.    



4:51 p.m.

Allá los huachafos: pudriéndose en sus propias incoherencias. La nada, que me critica a las 10:45 y a las 9:12, perdonen lectores pero no se cómo llamar a esa secuencia de letras sin nombre, confunde un error de digitación con un síndrome. Obviamente que la ignorancia es atrevida. Y por favor, mi nombre es Rodirgo, no Rodrigo.

Rodirgo Valera
(Panadero)    



9:12 a.m.

La ignorancia es atrevida, es cierto estimado Rodirgo. Pero la interpretación sesgada de lo escrito por González Vigil y declarar "secuencia de letras sin nombre" también lo son.    



» Publicar un comentario