MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Héctor Bianciotti

carátula del libro. Fuente: periodistadigital

Leí de casualidad a Héctor Bianciotti cuando estaba en la universidad, quizá simplemente porque sus libros estaban muy baratos en la avenida Grau. Lo descubrí por mi cuenta y lo admiré profundamente. Hasta que un día dejé de leerlo. Siempre anhelé que existiese un motivo que me impulse a volver a él. Y lo he encontrado hoy en esta reseña en el ABCD Cultura sobre su novela, editada por Tusquets, La nostalgia de la casa de Dios. Habrá que agradecerle al autor, Arturo García Ramos.

El autor reseña así el argumento: "El protagonista es un joven músico que se aferra desesperado a su talento de intérprete para restañar una orfandad triple o cuádruple, porque de lo que sufre es de una ausencia de sentido y de una soledad vital. Es huérfano, casi por voluntad propia, de un padre que envidió en él al artista que no alcanzó a ser; no cuenta tampoco con el cobijo de su madre, porque ella murió al darlo a luz, y no supo o no pudo reconocer a tiempo la dicha del amor. Despojado de la protección familiar, encuentra en su maestro de piano una dimensión casi religiosa de la amistad que, sin embargo, es efímera. Un misticismo otoñal y nostálgico va ocupando su ser íntimo como una forma de reinserción en el universo. El ansia de Dios que lo desasosiega es la búsqueda culminante de su experiencia del mundo: ilumina el reencuentro tras la muerte con sus seres queridos y sustancia la música como instrumento que lo expresa plenamente y lo libera de su profunda aversión a conformarse con una existencia superficial.

Además, lo compara con uno de mis escritores favoritos: Alberto Savinio "(...) a quien más debe La nostalgia de la casa de Dios es a Alberto Savinio, el alma gemela de Bianciotti, su modelo. Una de las fórmulas del narrador italiano sirve para definir la construcción de esta novela: «Él no aspiraba sino a escribir libros semejantes a largas y tranquilas conversaciones». Y el título mismo sugiere la comparación con el relato del italiano titulado Casa «La Vida», del que es tal vez una relectura y una interpretación. Si la música puede ser de algún modo un eco del universo, un libro repica con insistencia para que verifiquemos la presencia de otros; por eso, debería aconsejarse una doble lectura; Savinio y Bianciotti, Casa «La vida» y La nostalgia de la casa de Dios.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

7:57 a.m.

Gracias por esto. Acabo de leer, fascinada, a Bianciotti en "El paso tan lento del amor" y "Sin la misericordia de Cristo." Tomaré muy en cuenta lo que dices, e incorporaré a Savinio (cuando le encuentre).    



» Publicar un comentario