MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Magic Resort

Invitación a la presentación con carátula del libro. Fuente: cáncerdeque.blogspot.com

Conocí a la activísima Florencia Abatte es la FIL Guadalajara y la reencontré en Lima, cuando publicó una curiosa antología de escritoras argentinas en Estruendo Mudo y vino invitada para la FIL del año pasado. Entre los peruanos, Julio Ortega no deja de recomendarla ampliamente. El título de su nueva novela es Magic Resort, y ha sido publicada por Emecé al igual que su anterior novela El grito. He leído varias reseñas sobre la novela, algunas positivas como la que publica Patricio Lennard en Página12. Y otras con un saldo no tan bueno, como la de Martín Lojo en La Nación. Pero lo que realmente me llama la atención es la presentación de Ariel Schettini, publicada en Linkillo, el blog de Daniel Link. Esperaré que los amigos de Planeta se animen a traer esta novela, o "instalación" como dice Schettini (y de paso ¡que traigan los Diarios de Cheever que han sido reeditados, POR FAVOR!).

Además, puede visitar la página web de la novela.

Dice Ariel Schettini: "Decir que Magic Resort (Buenos Aires, Emecé, 2007, 144 págs) de Florencia Abbate es una novela es mucho. O es quizás anacrónico. La novela, el género novela, necesita un tiempo que Magic Resort ya no tiene. Y en ese ya no del tiempo (que es el presente) es donde se escribió como robada al tiempo la novela (¿qué otra cosa es el Resort sino un tiempo –y un espacio- robado al tiempo y al mundo?). Un lugar donde (como en la novela de Abbate, uno se mete y se enclaustra para poder salir. Me gustaría decir que la novela de Florencia es una novela de formación. Formación tardía, digamos para veinte y treinteañeros contemporáneos que son los personajes -condenados a una vida de post aprendizaje- de aprenderlo todo de nuevo y de no haber aprendido nada. Pero tampoco estoy seguro de que se trate una novela. Sólo voy a decir que es una novela de formación donde se forman los personajes a medida que la novela se deforma. Quizás sería mejor no llamarla una novela ni una obra "literaria" sino una "instalación". Un hecho estético donde retazos de texto literario se yuxtaponen a imágenes, poemas, e-mails, sueños y a crónicas de un presente inclasificable (como lo es siempre el presente) como si no hubiera posibilidad de pensar el presente más que como habitación transitoria, período cada vez más corto, estrechez de la perspectiva y niebla general dejada por los efectos de un desplome general del tiempo."

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3:03 p.m.

Hola Iván, me pedí los Diarios de Cheever por internet a Argentina. Antes me pedí también los dos tomos de relatos. El tomo de los Diarios viene con una introduciión de su hijo Benjamin Cheever y notas de Rodrigo Fresán.    



» Publicar un comentario