MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Bogota39: llegada

Primera foto de Bogotá39. ¿Rejas? Rejas, por supuesto.

Burning. Alarcón fue el último en llegar.

Colombiana, "la bebida oficial del encuentro".

Primera noticia del clima.- La mesa de la comida era un buen indicio de una cosa: nadie tenía la menor idea de qué clima hacía en Bogotá. Había gente con camisas manga corta y otros con bufanda y abrigo. Sus engañosos 15 grados no sirven como indicativo. Anuncian fríos y hasta lluvias torrenciales. Pero los taxistas dicen otra cosa. Para mí, hace calor.

Ibuprofeno.- Ayer tuve un dolor de cabeza todo el día (soroche, para variar). En el hotel no sirven aspirinas (cuando las pedí me trataron con horror, como si hubiese pedido un tiro o la cabeza del profeta en una bandeja). Sin embargo, todos los que me escucharon del dolor me ofrecieron una. Todos tenían un arsenal de pastillas contra la migraña. Ibupofreno: la droga de todos los encuentros de escritores. ¿Y si pregunto por un lexotan?

Bogotá38.- No seremos 39 sino 38: Junot Díaz no pudo venir. Por si acaso, cumplo 39 años en octubre así que todavía estoy en el límite.

Libros.- Carísimos en "La caja de herramienta". Y pocas novedades. Seguiremos informando.

Brass.- Ayer a la medianoche, cuando todos se habían despedido sin ganas de ir a otro lado (se nota que es un encuentro sub-39, los años pesan) me sorprendió encontrar en un canal colombiano media docena de cortos del italiano Tinto Brass. Una pequeña encuesta de hoy en el desayuno arroja que nadie, salvo yo, vio los cortos; se la pasaron leyendo a sus colegas en el libro de ediciones B y en la revista Piedepágina. Yo la pasé bien.

Pavloniana.- Alvaro Enrigue recibe muy tranquilo la noticia de que les han entregado a casi todos, menos a él, el libro Bogota39 de Ediciones B. Ya me lo entregaran, dice sin inmutarse. Pero al enterarse de inmediato que, además, hay un pago por los derecho de autor lanza la servilleta al suelo con ira: ¡Ya me los chingaron!

Airport.- Los inquilinos del Suite Jones tenemos la cortesía de 20 minutos gratis de internet en nuestras habitaciones. Además, he comprado tarjetas de una hora. ¡Pero es imposible acceder a mi cuenta en Moleskine! No la reconoce ni en el centro de negocios ni en el cuarto. Pide siempre una cuenta de google. ¿Boicot? ¿Alguna explicación, lectores geeks?

Etiquetas:

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:31 p.m.

Veo que "comimos" proteína y vegetales. Aunque sea pide una guayabita.
patricia    



7:36 p.m.

Háblale a Wendy del vals Todos vuelven, a propósito de su libro Todos se van    



6:40 a.m.

Debes crearte una cuenta en google (gmail). Desde hace algún tiempo los administradores del blogspot (que pertenece a google) han decidido uniformizar las cuentas de correo con las que sus usuarios solían ingresar a sus sitios.
Cuando te aparezca la ventana "ingresar con cuenta google", elige la opción "deseo crear una" y a partir de entonces sigues la secuencia que se te indique.

Suerte en Bogotá y saludos.    



6:25 p.m.

"Alarcón fue el último en llegar."

Confirmado: Alarcón es peruano.    



9:51 p.m.

Hola Ivan..
Bueno, yo iba a decir que seguro te piden una cuenta de Google porque Blogspot es parte de ese gigante y se manejan las cuentas de gmail, blogspot, orkut, googletalk y demás todas juntas... Iba a decir eso pero luego pensé que era un comentario súper tonto porque todo el mundo lo sabe. Así que mejor no digo nada.
Sólo que andamos siguiendo tus aventuras por Bogotá (hasta ahora sin lexotán?).. y así seguiremos hasta tu regreso.
Déjame hacerte el comentario de taquito que tu última clase fue de las mejores aque te he visto y eso ya es decir bastante. Un éxito, como diría una villamariana.
Suerte y hasta tu vuelta.    



9:38 p.m.

Entonces no vino Junot Díaz... y los jóvenes escritores que lo esperaban con ansias... Agradavle blog .. observas todo, lástima que lo esté leyendo una colombiana muy cercana a Bogotá. Abrazos!    



4:17 a.m.

La Caja de Herramientas es la típica librería de centro comercial, preocupada sólo por exhibir y promocionar novedades. Pero no quiero que la ciudad que me adoptó pase de agache frente a los lectores de este blog. A quienes vengan a Bogotá les recomiendo ArteLetra, Lerner (sucursales Centro, la mejor de la ciudad, y Norte), y Biblos, cerca al centro comercial donde está La Caja...
Durante 5 años viví a una calle del hotel Suite Jones y pude ver su día a día. No me soprenden esos parcos 20 minutos de internet diarios... Buen hotel en general, pero, por no ser muy aguafiestas, algo austero.
Dejémonos por ahora de echar leches y preguntemos: ¿vendrán más reportes de la estadía en Bogotá? Este abrebocas estuvo sabroso.    



» Publicar un comentario