MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Juicio a JT Leroy

Laura Albert. Fuente: Associated press. El País.

No están prohibidos los heterónimos en literatura. Si no, pregúntenle a los fans de Fernando Pessoa quien, como se ha repetido muchas veces, al dividirse en heterónimos no creó una obra sino una literatura. Sin embargo, si el heterónimo ingresa dentro de la categoría de producto industrial, si revistas, películas, editoriales y librerías, además de lectores que pagan impuestos, entonces el resultado es un juicio por estafa. Y eso es lo que le está ocurriendo a Laura Albert, quien hace una década inventó a un joven llamado JT Leroy y conmovió con su historia de violencia sexual (violación, incesto y prostitución), drogas e incluso sida, a miles de lectores, algunos de ellos tan famosos como Wynona Ryder o Tom Waits. Pero todo fue mentira: JT Leroy era una sobrina de Albert disfrazada y la novela supuestamente autobiográfica Sarah era una ficción. Todo salió mal. Y la industria no perdona (aunque la chica que suplantó a Leroy dice que escribirá un libro sobre su experiencia... y ya está viendo en vender los derechos al cine. ¿No perdona dije?).

Albert ha declarado en el juicio: "J.T. Leroy era mi bombona de oxígeno. Si me lo quitan, me muero".

Paul Auster, en cambio, lo ha tomado por el lado literario: "A mí toda la historia me parece fascinante, muy literaria. Aunque me faltan detalles, no creo que haya traicionado a sus lectores. Ella escribía ficción así que, en ese sentido, no engañó a nadie

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

9:44 p. m.

ja!    



9:49 p. m.

pos hombre!    



» Publicar un comentario