MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Bonsái al cine

Alejandro Zambra. Fuente: paula

Una estupenda e inquietante noticia: la novela Bonsái (Anagrama) de Alejandro Zambra será llevada al cine por Cristián Jiménez. Me imagino que el trabajo visual debe ser muy exigente para poder llevar a imágenes la parquedad, la tensión, la contención, el preciso minimalismo de Zambra. Pucha, que se metió en camisa de once varas el director. Qué difícil. Espero que Alejandro haga un cameo y salga en la película, aunque sea a trasluz, cantando "El gato que está triste y azul" acompañado de la guitarra y son las 3 am y no lleva zapatos. Dice la nota de Leila Guerreiro-de estructura muy original, por cierto- en el blog de la revista "Paula":

[Dice Alejandro Zambra] que lleva un diario para no responsabilizar a los demás de las cosas que le pasan. Que, si fuera presidente, obligaría a todo el mundo a hacer lo mismo: llevar un diario, nunca publicarlo. Que en la lectura busca salud: salud. Que no sabe cómo, ni cuándo, escribió la primera frase de Bonsái —“Al final ella muere y él se queda solo (…)”—, y que no supo que le gustaba hasta mucho —mucho— tiempo después. Que pensó que Bonsái jamás sería la película hasta que vio Ilusiones ópticas, de Cristián Jiménez, y que entonces Cristián Jiménez le pareció la persona indicada para convertir a Bonsái en la película. Que no piensa meterse en el guión. Que ya sabe qué dirá cuando se estrene: que la película es mucho mejor que la novela. Que a veces, en los viajes de trabajo, por efecto del alcohol, se pone alegre, y canta. Que eso le parece realmente vergonzoso. Que fuma. Que le gusta fumar en las escalinatas de la Biblioteca Nacional. Que para escribir no sirve pensar que ya se ha escrito: que siempre se escribe por primera vez. Que lo peor de escribir es volverse impenetrable —estar ahí, pero no estar— y la ansiedad, y la resaca. Que si hay un libro al que regresa buscando imágenes, palabras, ritmo, tono, ese libro es Cómo es, de Samuel Beckett. Que si hubiera, en lo que escribe, algo de Péter Esterházy, o un dos por ciento de Cómo es, su felicidad sería completa. Que escribir no es buscar un estilo sino obedecer a una tensión, a un deseo incontrolable.

QUE LE DA MIEDO LO QUE VENDRÁ. —Pero te aseguro —dice— que cuando te digo esto no estoy pensando en la literatura—.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:02 a.m.

La canción que interpretó Roberto Carlos no se titula "El gato que está triste y azul"; su nombre verdadero es "Un gato en la oscuridad".    



» Publicar un comentario