MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

El reverso de Kafka

Ilustración de Josef Lada, ilustrador de la edición original de 'El buen soldado Svejk' (1923) Fuente: el país

Galaxia Gutemberg ha publicado Las aventuras del buen soldado Svejk de Jarolsav Hasek, a quien llaman "el reverso irónico de Franz Kafka". Ambos fueron contemporáneos en Praga, pero mientras Franz Kafka era un hombre lacónico, Hasex era un bullicioso que iba de taberna en taberna. Aquí lo comenta El País debido a la publicación en castellano por primera vez de la novela. No se pierdan el final de la cita, es genial:

Es una lástima que no conste ningún encuentro entre Kafka (1883-1924) y Hasek, porque seguramente habrían tenido mucho de que hablar. Ambos recelaban profundamente de ese Estado moderno hiperburocratizado que se encarnaba en el Imperio austrohúngaro, un inestable mosaico multinacional que se extendía desde el Adriático hasta las actuales República Checa, al norte, y Ucrania, al este. Los dos autores estaban convencidos de que ante aquella administración elefantiásica el individuo quedaba reducido a poca cosa. Fueron de los primeros en verlo con tanta claridad, pero su enfoque fue dispar. Mientras Kafka le dio forma de pesadilla, como en la novela El castillo o el cuento Ante la ley, el incorregible Hasek prefirió reírse de todo aquello. Su mayor creación, el soldado Svejk, es un ingenuo charlatán que se alista al ejército para combatir en la Primera Guerra Mundial como si se tratara de una reyerta de bar entre autriacos, serbios y turcos. Es arrestado por alta traición, ingresado en un manicomio y se pierde en el sur de Bohemia antes de llegar al frente. Nadie es capaz de determinar si se trata de un conspirador o de un solemne idiota. Eso sí, sus andanzas ponen de vuelta y media al ejército, las instituciones médicas y la administración. (...) El bonachón recluta Svejk, vendedor de perros e impermeable al desánimo, es en cierto modo un trasunto del propio Hasek, según opina la traductora. "Los dos trabajaron vendiendo perros, entre otras ocupaciones y fueron voluntarios a la Primera Guerra Mundial". Eso sí, Hasek sí que llegó a combatir en el frente, donde contrajo la tuberculosis. La revolución bolchevique lo sorprendió en Rusia, donde residió un tiempo y se casó por segunda vez, mientras seguía unido a su primera mujer, Jarmila, que vivía en Praga. Hasek era un bohemio a quien "a menudo había que sacar a la fuerza de las tabernas", añade Zgustova. "Además, le gustaba tomarle el pelo a todo el mundo, sobre todo a los carcas". El autor compaginaba la creación literaria con la colaboración en una revista zoológica en la que se inventaba animales fantásticos e incluso su genealogía. Evidentemente, en cuanto fue descubierto, lo despidieron.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:46 p.m.

Hay un error en la noticia de El País. Esta novela no se publica por primera vez en español, está editada desde hace muchísimo tiempo, yo la compré y leí hará casi 15 años, en una edición en dos tomos en Destino si no recuerdo mal. Es muy recomendable, por cierto.    



9:49 a.m.

Pues lo de los animales es muy chistoso, y la novela no suena mal.    



11:19 a.m.

Ivan H.
Eso es o muy español o un error del redactor por la urgencia de entregar la nota. De hecho, además de ser publicada en destino salió en México en una colección llamada cien del mundo y con la traducción del maravilloso Sergio Pitol    



3:14 p.m.

No os olvideis de la serie emitida en la tve de los ochenta tomada de la novela y que me pareció un cruce entre benny hill (el personaje, claro) y ¨Sin novedad en el frente¨. Aún me acuerdo de sus aventuras de prisionero en Rusia y hace accidentalmente una sopa con la colada sucia del campo de prisioneros (y que traga accidentalmente una perpleja dama de la cruz roja en una inspección rutinaria de su organización) o cuando en el camino al campo le restriega un palo lleno de mierda a uno de los guardianes que le tocaba los huevos con lo del ¨dadai, dadai!¨(rápido, rápido en ruso) ;).    



» Publicar un comentario