MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

César Aira en Lima

César Aira en Lima. Fuente: Correo

Estuve en la presentación que César Aira hizo ayer domingo en Lima, con que se celebró la aparición en Estruendo Mudo de Como me hice monja (una edición que implica un plausible esfuerzo pero de pésima carátula, por cierto, ¿cómo se les ocurre poner a una monja en la carátula, aunque sea el esperpentode Rossi de Palma... es que no han leído la novela?). Nada notable, nada digno de recordar, en una presentación más bien discreta (estuvo mucho mejor hace unos años en la Universidad de Lima) salvo una broma: la interpretación -¿real o imaginaria? con Aira nunca se sabe- del titulo que hizo un "investigador argentino" cuyo nombre no ofreció. Cito de memoria:

Aquel investigador dijo que "Cómo me hice monja" era una broma que ocurría al invertir "monja" por "jamón", es decir que el título verdadero sería "Cómo me hice jamón", lo que implica en Argentina "Cómo me ice fiambre" es decir cómo me morí, que es lo que pasa al final de la novela.

Obviamente, todos los periódicos de Lima quisieron entrevistar a César Aira. La entrevista más interesante la consiguió "El Dominical" gracias a Diego Otero, quien le preguntó sobre sus influencias literarias:

Respecto de lo primero: es cierto que no me atraen Vargas Llosa o García Márquez, pero sí lo hacen Guimaraes Rosa o Lezama Lima (para no mencionar sino a autores con doble apellido). Cada cual tiene sus gustos, y así debe ser. No tiene por qué haber autores obligatorios. Bastante poca libertad tenemos en la vida como para renunciar a la que sí podemos tener en nuestra vida de lectores. Y no es tan cierto que no lea a mis colegas vivos; lo digo para evitarme dificultades. Y sí: mi fuente principal de inspiración (y de temas y de procedimientos) es la cultura popular, pero no la cultura popular buena, que no creo que la haya, sino la mala, la vulgar, la de los pobres. Ahí encuentro la materia alquímica de la poesía.

Además, se desmarcó de la idea que se tiene de él como un escritor "raro" o "vanguardista":

A lo largo de la modernidad los escritores hemos puesto tanta ironía, tanta distancia, hemos hecho tantos juegos y experimentos con el lenguaje y la representación, que se ha vuelto muy difícil escribir en serio sin caer en la solemnidad, en la obviedad, o en la tontería. ¿Quién puede hablar en serio hoy en día? Un cura, un policía, un político. La seriedad ha quedado presa en una alternativa de hierro: la hipocresía o el cinismo. De cualquier modo, no es un problema que me desvele.

Otra entrevista interesante es la de Manuel Erausquin en "Correo" donde habló sobre todo de sus fobias anti-Boom:

[Cortázar] Fue y me sigue pareciendo un escritor de iniciación. Espero ver un adolescente con libro de Cortázar en la mano y yo en los años sesenta fui un adolescente con los libros de Cortázar en la mano y vivía entusiasmado con eso. Y me da la impresión que contemporáneos míos siguen prendados de Cortázar por lealtad a su propia juventud. [Vargas Llosa] No lo tengo en mi mente habitualmente. No es un tema que me preocupe. Yo leí de muy joven las novelas que salieron: La Ciudad y los Perros, La Casa Verde y Conversación en La Catedral. En ese momento a todos nos sorprendía y maravillaba la habilidad técnica, sobre todo en Conversación en La Catedral. Luego, lo dejé de seguir. Pero ahora que lo recuerdo leí una que no me gustó nada, y que ese fue el motivo para ya no seguirlo. La novela fue Pantaleón y las visitadoras. Mira, de pronto soy injusto.

Mientras que en el diario La República, cuya página web actualmente es un desastre, Pedro Escribano logra arrancarle a Aira una de esos petardos estrafalarios, más absurdos que cualquiera de sus (peores) novelas, porque las mejores son extraordinarias; esos chistes malos, digamos, que suele proferir para "espantar a los burgueses": "Ciro Alegría me parece un escritor muy superior a Rulfo" Y luego declara que "no se acordaba que era peruano". Bueno ¿Alegría mejor que Rulfo? ¡Andá! Allá los que se emocionan y se creen la broma de día de los inocentes anticipada.

Etiquetas: , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

10:28 a.m.

Tienes razón, la página de La República está pésima, yo leía la anterior todos los días, su orden, sus noticias, valia la pena, ahora la dejé y me doy el tiempo de leer ésta. Lo del significado del título es interesante, me recuerda a lo de Trilce, y lo de Correo no sé, Cortázar no es sólo para adolescentes, y el que tenga la vigorosidad de uno en sus escritos no lo encasilla en ese sector, al contrario, con los bien que le caería algo de fuerza a los ancianos...No he leído a Alegría, no tanto a Rulfo, habría que darle una lectura onda... Suerte.    



» Publicar un comentario