MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Savater, premio Planeta

Fernando Savater en la noche de premiación. Fuente: el país

Se acabó el misterio (si acaso era un misterio para alguien) y Fernando Savater resultó ganador del Premio Planeta 2008 con la obra La curva del Pardo (el título real La hermandad de la buena suerte) El "eterno candidato", como lo califica un artículo en "El País" ya había sido finalista antes con la novela El jardín de las dudas. En esta ocasión, la finalista fue Angela Vallvey con la novela La inocencia de los bárbaros (titulada definitivamente Muerte entre poetas). En ambos casos se trató de novelas dentro del género detectivesco.

Savater se ha impuesto con una novela presentada a concurso con el título de La curva del Pardo y firmada con el seudónimo de Patricio. En la obra tiene un gran protagonismo una de las aficiones confesadas del autor, las carreras de caballos. Así, la trama arranca con la desaparición de un yóquei famoso. Un multimillonario decide entonces contratar a unos mercenarios para localizarlo. El resultado es una obra detectivesca con numerosas citas filosóficas (....) De hecho, Savater, también aficionado confeso a la novela policiaca —de la que hizo una inolvidable reivindicación en La infancia recuperada (Taurus), donde recordaba que el primer detective de la historia fue nada menos que el profeta Daniel al desenmascarar a los sacerdotes de Baal en un caso típico de habitación cerrada considera que hay muchas similitudes entre el método detectivesco y el filosófico. Si se añade el universo de los caballos de carreras, la conjunción no puede ser más savateriana (...) Con Savater, el Planeta sigue con su apuesta por autores de reconocida calidad y prestigio, algo que le dio muy buenos resultados en la pasada entrega al reconocer El mundo, de Juan José Millás, obra que esta semana se ha alzado con el prestigioso Premio Nacional de Narrativa. En esta ocasión, el jurado —compuesto por Álvaro Pombo, Carmen Posadas, Rosa Regàs, Alberto Blecua, Alfredo Bryce Echenique, Pere Gimferrer y Carlos Pujol— tampoco ha querido errar el tiro para evitar escándalos como el provocado por Juan Marsé al dimitir de jurado en la edición de 2004, cuando venció Maria de la Pau Janer con Pasiones romanas, una novela que ha pasado con más pena que gloria a la historia de un premio que lleva 39 millones de ejemplares vendidos entre finalistas y ganadores, según el grupo editorial que lo convoca.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

8:21 a.m.

Me acuerdo,apreciado Iván, que hablabas pestes (no carentes de prejuicios...)de Boris Izaguirre. Pero ahora lo pones en primer plano.¿Fue esto involuntario? ¿O acaso varió tu opinión sobre él? Yo opino que es un hombre (aunque no serían muy impertinentes unas comillas aquí)muy talentoso.¿Quién puede culpar a quien practique en su vida una actitud de "bon vivant"? NADIE.
Jotabe Poquelin.    



9:17 a.m.

Yo no lo he puesto en primer plano a B.I. sino a Savater.... Yo creo que se coló en la foto

saludos

IVAN    



4:16 p.m.

Jajaja, qué buena, se coló en la foto... jaja    



7:21 p.m.

De repente quien se coló en la mesa de Boris fue Savater.Cuando alguien, como Savater, se la pasa con las neuronas y el pensamiento a cien Km. por hora durante su juventud y al llegar al climaterio le da por la jarana, suele volverse un dandy fiestero irreprimible.Acordarse del Borges viejo de "He cometido el más grande pecado que un hombre puede cometer / No he sido feliz".....
R.B.    



10:09 a.m.

Lo siento mucho por Savater, es un triste colofón para su carrera:

Antiguo catedrático de Ética castigado este año con el Premio Planeta.    



» Publicar un comentario