MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

La voz del Chacal

Aullidos de un chacal. Fuente: roumaizellies

La fama de Chacal que tiene el agente literario más importante, y más polémico del mundo, Andrew Wylie, no ha sido ganada en vano. Eso queda confirmado en la entrevista que ofrece a "El País" desde su imperio al interior de la Feria del Libro de Fráncfort. Luego de la compra de los derechos de Borges y probablemente de Bolaño, se especuló que la voraz agencia Wylie buscaba radicar en España. Temblor general. Pero el "Chacal" aleja esos temores y dice que no pretende abrir ninguna sucursal hispana, no sin antes dejar sus impresiones bastante contundentes sobre el mundo editorial español:

"Ni me voy a instalar en España ni voy a comprar la Agencia Carmen Balcells", lanza a las primeras de cambio sentado ante una de las meses azules de su stand en la Feria del Libro de Francfort en la tarde de ayer. Wylie va a tumba abierta. "Tenemos casi 700 autores y sé que cuando voy a España causo pánico, pero no vengo simplemente a pescar autores, me interesa saber mucho de la cultura editorial española. Pero digamos que nuestra posición es hoy de investigación de ese mercado". Y da su versión de cómo le llegó el manuscrito y el contacto con la viuda de Bolaño: "Carolina me dijo que quería hablar conmigo y nos vimos; lo volveremos a hacer a finales de noviembre; los derechos de Bolaño caducan en Balcells el día 4; será fantástico: es mi cumpleaños y ya habrá ganado Obama". Insiste Wylie en que no quiere abrir oficina en la Península: "No tengo mucho tiempo, no hablo español y mi familia está instalada en Nueva York", apunta. Pero sí admite que su agencia trabaja de forma distinta a las otras: "Me acuerdo que cuando negocié los derechos de Borges los ofrecí a Planeta y Alfaguara en cuatro formatos, tapa dura, rústica, bolsillo y quiosco, y me tacharon de loco, que eso en España no se hacía así... Recuerdo cuando Carmen Balcells ofrecía en EEUU a García Márquez e iba sólo con derechos limitados".

Pero no fue esa contundencia su único disparo. Aquí hay dos balazos contra el mundo editorial español difíciles de encajar. Primero dice:

Nosotros tenemos claro quién es el jefe, y ése es el autor, ante el que no puedo cometer errores como llevarle a una editorial que no es la suya y que fracase; para mí, el editor no es nada, nada

Y luego contrataaca:

Hay agencias en España que están pasando por un mal momento y eso nos abre oportunidades: la eficacia de algunas agencias en ese país deja mucho que desear; nosotros damos respuestas en 20 segundos. Pero hay un problema: es más fácil y serio hacer negocios literarios en el Congo que en España. Hay prácticas que no quiero llamar corruptas pero que serían poco éticas en Nueva York. Las relaciones de amistad que hay entre editores y agentes es más importante que el autor, y para mí eso es corrupto, por no entrar en que cuando uno estrecha la mano con otro cierra un acuerdo sin necesidad de papeles, que llegan más tarde. En España das la mano y en realidad te dicen un sí que después es un no o un quizá".


¿Estamos ante un preciso francotirador o simplemente un mono con metralleta?

Actualización 20/10.- Ayer salió también una entrevista al Chacal en el Periódico de Catalunya. De esa entrevista, rescato una referencia a Philip Roth hecha por Wyllie:

Philip Roth dijo que su vida cambió cuando empecé a representarlo. Soy el sirviente perfecto. Soy muy competitivo. Mucho. Sería sorprendente que alguno de mis clientes me despidiese. Consigo los términos más favorables para ellos. Nunca traicionaré a uno de mis autores, y nunca le haré un favor a una editorial. Esta ética es bastante necesaria en este negocio. Pero el sector editorial en España es un lugar bastante corrupto. No digo que seamos más listos o más espléndidos, pero trabajamos limpio.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

10:28 p.m.

Bueno, segun lo leido de Wylie, es la tipica mentalidad del empresario serio que te dice, entre otras cosas, que las palabras del otro (autor) y de uno (editor) van primero y luego, se firman los contratos. Si pues, el autor es lo mas importante.
Y te digo algo mas: si todo esto para nosotros, los lectores, va a significar que el libro se abarate (por ejemplo, los amarillos de Anagrama que en el Peru no te bajan de 25 dolares cada uno), que venga el Chacal o la Hiena o como quieran llamarle. Me apunto.    



11:20 p.m.

Negocios son negocios.
Que las editoriales de Espana hagan esa clase de corrupta seleccion entre amigos nadie lo duda.
Claro que los americanos tampoco son menos que ellos.
Ambos, monos americanos y espanoles, se cuelgan de la cola repartiendose los cocos.
Ahora se pelean; luego haran un trato.
Pero no deja de ser importante la critica del gringo respecto al tratamiento parroquial -por no decir mafioso- de agentes y editores espanoles.
Una pseudo-aristocracia autoimpuesta, y sin control.    



10:31 a.m.

¡El tipo es un profesional, por favor! Sólo alguien ignorante de la baja estofa de la política editorial española puede dudar de que sea trate de un "francotirador o un mono con metralleta".
Supongo que es algo natural. Cuando alguien hace una crítica frontal y verdadera lo más plausible es poner en tela de juicio su capacidad observadora. Eso no es crítica por parte de la opinión pública, es una desfachatez.    



10:47 a.m.

Toriz:

y solo alguien demasiado ignorante del mundo editorial anglosajón puede obviar todos los trapos sucios que se le han sacado a "El Chacal" y sus técnicas para conseguir lo que quiere. ¿O acaso cree que es la primera vez que leo su nombre? No sea ingenuote...

saludos

IVAN    



11:07 a.m.

La entrevista obedece a una estrategia que busca fomentar la desconfianza y concitar la enemistad entre los autores y sus editores (como si hiciera falta). Casi todos están satisfechos con su representación, otros (pocos) lo han dejado por cuadras diversas. Es más eficiente que casi todos los agentes nacionales. Pero no se olvide que sin las editoriales (que invierten su propio dinero) su oficio intermediario no existiría: los agentes perciben un porcentaje de los ingresos del autor que la editorial le paga por difundir su obra.
En cuanto al Congo, bueno, los franceses siempre han sostenido que África comienza allende los Pirineos.    



3:49 p.m.

A mí el tipo me cae bien, claro que es las primeras veces que leo sobre él, pero poner al autor por encima de las editoriales dice algo distinto, positivo por lo menos. Suerte.    



4:58 a.m.

Hola Iván,
¿Por qué parece chocarte la idea de que un agente considere que su trabajo es servir al escritor y conseguirle las mejores condiciones posibles? Ciertamente las editoriales también tienen sus necesidades, pero si necesitan a alguién para defender sus intereses, lo justo es que lo paguen ellas, no el escritor. El agente es pagado por el autor, su papel es defender al autor.
Mi marido, Gonzalo Garcés, se salió de dos agencias españolas donde no le daban ni la hora. Las minas en cambio estaban como culo y calzón con los editores.
Es la primera vez que oigo hablar de este Wylie, ¿a lo mejor tiene otras taras que motivan tu desdén? A mí, eso de ser un chacal en beneficio del autor me parece un muy saludable exceso.
Bonnie    



9:21 a.m.

Si puedes cambiar el sub-titulo de la imagen, mi nombre es Roumazeilles.

Sera muy agradable para mi, el autor de la foto.

Yves    



» Publicar un comentario