MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Kakfka pornógrafo

Franz Kafka ¿y esas ojeras? Demasiado porno hace daño, lo digo por experiencia. Fuente: wired

Más allá de las peleas sobre los papeles inéditos de Kafka encontrados en Jerusalén, los que para unos deben quedar ahí porque Kafka era judío y para otros renegaba del judaísmo; en medio de esas peleas, digo, acaba de nacer un nuevo dilema: Kafka Pornógrafo. El dato está en 20 minutos y me lo pasó un lector de Moleskine Literario. Gracias.

Una reciente biografía sobre la vida de un Franz Kafka veinteañero, escrita por James Hawes, experto en la figura del escritor, revela que el autor de La metamorfosis o El Castillo era aficionado al porno duro. La revelación de estas migajas de su vida íntima (que ya se conocían, pero no con tanto detalle) ha levantado una fuerte polémica entre admiradores y expertos en la figura del atormentado novelista, según informa el diario The Guardian. Académicos alemanes acusan a Hawes de cometer un acto de imprudencia, caer en el sensacionalismo e, incluso, en el antisemitismo. "Considerar que las revistas que veía Kafka son porno duro es como comparar un poema de Heinrich Heine con un slogan de McDonald's", le espetó Anjana Shrivastava en el diario Der Spiegel. En la polémica biografía de Hawes, titulada Excavating Kafka [Escarvando en Kafka], se asegura que el escritor era subscriptor habitual de revistas de fuerte contenido pornográfico. Hawes va más allá en la intimididad del joven Kafka (en su empeño por desmontar los tópicos sobre el ascetismo y la frugalidad de la vida del escritor), asegurando que habría ocultado las revistas bajo llave en un pupitre para que nadie de la familia supiese su contenido. El escritor estaba suscrito a las revistas Amethyst y Opale, ambas de carácter pornográfico para la época, pues se mostraban ilustraciones de felaciones, algunas de las cuales eran practicadas por animales. Klaus Wagenbach, uno de los críticos más prestigiosos de la figura de Kafka, y que fue el primero en hacer referencia a la afición del escritor por las revistas pornográficas, le ha llamado, desde las páginas deal Frankfurter Allgemeine, "idiota" al biógrafo, a la vez que le acusaba de "no saber absolutamente nada del escritor". Otros van directamente al dinero, y se decantan por una fenomenal estrategia de marketing para vender más ejemplares.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

10:59 a.m.

Llegás tarde: Pablo Gianera de La Nación, en su blog, publicó la noticia hace más de un mes.    



11:57 a.m.

Lo primero es felicitarte por este extraordinario blog al que siempre acudo aunque no siempre deje un comentario.

Como bien dices, que Kafka estaba suscrito a ambas revistas era ya conocido, de ahí a reformular su biografía sobre ese hecho, es un algo incoherente.

También es conocido que Kafka no rehuyó el contacto con prostitutas o tuvo sexo ocasional con desconocidas, pero no por ello le tomaremos por putero.

Ambas constumbres eran habituales en el contexto en el que se movía Kafka (al menos, en su círculo de amistades).

En fin, que para convertir el falso mito creado por Brod del santo Kafka basta con la verdad y sobra el etnocentrismo cultural y el ojo puesto en los derechos de autor.

Un abrazo.    



1:59 p.m.

yo siempre llego tarde a todo.

pero llego.

TYSON    



4:04 p.m.

Me gusta más "putañero" que putero, en lo que respecta a lo lexical.En cuanto a Kafka y su literatura,lo prefiero putañero afanoso de pornografía y hasta ladillento o gonorréico que angustiado y paranoico con cucarachas existencialistas.    



6:28 p.m.

Hola Iván,
¿Qué opinas de escribir sobre la marcha, cuando por ejemplo haces un viaje?
Estoy haciendo un viaje maratónico desde Quito a Ushuaia. Escribo lo que me sale y como me sale con la intención de pulir y publicar después. Me encantaría que visites el blog y me comentes...
siempre visito tu Moleskine, yo también tengo el mío.
Saludos,
SUSANA    



9:45 a.m.

que reformen su biografía, que le cambien el nombre y apellido, que modifiquen su retrato y lo dibujen como les dé la puta gana

pero que nunca reformen su obra, que dejen eso en santa paz    



5:13 p.m.

Hermano, qué gran estupidez. Si a Kafka le gustaba ver porno o no, eso no cambia nada. Los libros de Kafka siguen siendo grandes libros. Es un escritor, no el Papa, y si fuera el Papa, pues también da igual. El mundo va mal, cada día se lanza en más y más discusiones áridas. Demasiada tontería.    



8:31 a.m.

Me pregunto que es lo que sustenta la aficción de algunos biógrafos que mas que biógrafos son viejas alcahuetas. Lo gracioso es que haya gente que les lea las pavadas que cuentan y que se gasten los cuartos en lo que editoriales sin sentido de lo humano los editen.    



9:50 a.m.

Genial, ya incluso lo publiqué en otros foros.

Saludos.    



2:18 p.m.

Lo que demuestra esto es que algunos críticos y filólogos deberían dedicarse a la prensa del corazón. Ellos sí que cultivan la pornografía barata. Qué nivel, madre mía...    



8:18 p.m.

Yo creo que estos datos son importantes para los que nos interesa la obra de Kafka. Uno nunca, jamás le entiendo de primera vez a un libro kafkiano, siempre se tiene que masticar y digerir para encontrar nuestra óptica literaria. Estos datos tal vez nos ayuden a entender la mente de este escritor y así mismo algunos puntos oscuros de sus obras.    



8:33 a.m.

pornógrafo, fa. (Del gr. πορνογράφος). m. y f.

1. Persona que escribe acerca de la prostitución.
2. Autor de obras pornográficas.    



» Publicar un comentario