MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Dos comentarios al margen

Renato Cisneros. Fuente: circoVIP

Vuelvo a postear luego en un periodo en que he estado alejado de internet por razones que no vienen al caso. Y antes de hacerlo, quiero dar dos aclaraciones. En primer lugar, es una lástima lo que están haciendo con el blogger y poeta Renato Cisneros en "Busco Novia". Parace que el enorme éxito que ha tenido ese libo y su autor en general ha despertado las suspicacias e intrigas de muchos bloggers envidiosos y reptílicos (en especial del de Paolo de Lima, al que borré de mi lista de enlaces por sus intrigas), que han intentado atacarlo por su supuesto talón de Aquiles, como es el haber sido hijo del general Cisneros, de ideas radicales como todos sabemos. Pero ¿qué tiene que ver eso con él? ¿Acaso se juzga la calidad intelectual de Luis Jaime Cisneros por ser hermano del general? Gustavo Faverón ha salido al favor de Renato, como debe ser, y ha publicado una carta de éste. Y ya empezaron las "bromitas" que se lanzan los nerds que forman el cogollo de la blogósfera (conozco bien a uno de ellos, pero sé que prefiere mantenerse al margen por amistad conmigo, pero que acepta la existencia de ese cogollo de bromistas anti-todos los blogger que no son ellos) y se creen dueños de ella. Mi solidaridad, en este caso, con Renato es absoluta. Leo además la contundente respuesta de Daiel Salas sobre el tema, que espero cierre el caso.

En cuanto al otro tema, Silvio Rendón ha decidido colgar públicamente un comentario que era personal y que, al menos por mi perte, ya esaba superado. Pero la pataleta de hacer público un intercambio privado (y luego, además, sacarme de su lista de amistades facebook como si se tratara de una pelea escolar) me dice mucho de pobre calidad fraternal, comprensiva o incluso generosa de Silvio. Porque sus amigos no se van a solidarizar con que aben que este tipo de intercambios epistolares ocurren siempre. Entonces ¿por qué postearlo? La única razón por la que Rendón puede haber decididio hacer pública esa conversación pivada fue ponerme de carnada para que los anónimos de siempre aparezacn en su blog y me insulten con "más argumentos" como el decir "chucha". Silvio me ató al palo para que me tiren piedras o puso mi cabeza en el círculo de cartulina los circos para que me tiren tomatazos todos los que buscan, por envidia (y lo digo sin falsa modestia) atacarme. Está bien, como dije entonces, que haga lo que chucha quiera, pero debo decir que en este momento pelearme contra los aliados de Miguel Gutiérrez o contra Silvio o contra quien sea ocupa ell más ínfimo lugar en mi cabeza. Este es un momento de decisiones tristes, de rupturas y de depedidas de seres que amo. Los tomates que me lanzan caen sobre una cara vacía que está tratando de superar sus propios problemas lejos, muy de ahí del mundo de los blogs.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

12:50 p.m.

Sr. Thays. Si me permite intervenir con mi opinión en su blog. Creo que cuando uno está en la otra acera no hace falta insultarlo o utilizar un lenguaje de baja estofa. Hay gente, como el crítico Faverón, que reconoce la valía de la extensa obra de Gutiérrez. Habrá gente que en el mediano o largo plazo reconocerá su todavía pequeña obra (hablemos en términos cuantitativos y cualitativos, si me permite). Y seguramente habrán otros que gustarán de la obra de ambos pese a la ancha franja que los distancia. Sus gustos literarios nadie se los cambiará, cada quien lee a quien mejor le parezca, pero hay una palabra que se llama RESPETO. Si busca usted respeto por su obra, empiece por respetar la obra de los demás. Con mayor razón si hablamos de un escritor a todas luces canónico. Nadie es intocable. Espero que estas breves líneas no sean incomprendidas por usted ni por sus muchos lectores. Todo lo contrario, busco una respuesta que tenga algo mejor que un “chucha”. Usted está para cosas mejores. Creo que no me equivoco. Dígame usted mismo si estoy equivocado.

Pedro Ochoa Jara
Estudiante de Filosofía PUCP    



12:53 a.m.

Lío de comadrejas. Literatura cero. Calidad, cero. Ay de los ecritores peruanos, ay de ellos, que será de sus vidas, tan dolidas, tan amargadas, tan de arañazos. Voy a dejar de leer estos blogs tan contaminantes, antes por lo menos me entretenía, ahora parece discusión de mercado, cuando se hacía cola para comprar aceite. Chaufa.    



8:22 a.m.

Estimado Pedro,
yo sé que en la blogósfera todos piensan mal de mí, y que se alegran de que no publique hace años, que se me esté cayendo la mueala y quedándome calvo. Quieren verme fracasar, porque ese el objetivo del otro siempre "tu fracaso es mi triunfo" como dicen las tolvas de los camiones.

Por eso mo pretendo convemverlo de nada porque igual guarda ud. un prejuicio contra mí. Pero quiero decirle que jamás he insultado a Miguel Gutiérrez, porque llamar mediocre a un crítico mediocre no es un insulto. Y yo insisto en que su crítica es mediocre, y sus novelas fallidas. No son insultos sino variaciones personales sobre su obra.

En cuanto a lo de Silvio Rendón, todos saben que era una conversación privada y en una discusión uno puede decir lo que sea, como "haz lo que chucha" quieras o "vete al carajo" Pero ese debería quedar en el ámbito privado, sobre todo si se supone que somos amigos (ya me di cuenta de que no).

El problema aqui se suscita cuando rendón quiere hacer pública una mandanda a la mierda. Si un microbusero se cruza en mi camino y le requinto la madre, debe quedar ahí. Pero si el microbusero quiere hacerme daño podria ir a los medios decir que lo mandé a la mierda. Mi reacción fue normal y privada, entre amigos, pero me equivoqué pensando que Silvio era amigo mío solo por serlo de Gustavo y Daniel, pero no lo era. Ese fue mi error, no decir "chucha"

Si ves la exactadiensión de las cosas silo te reirías y nada más. A mis dos amigos Sumalavia y Carlos, siempre solemos mandarnos al caajo hasta por perder un campeonato de winning, pero ahora que estuve en una depresión muy aguda acudí a Carlos que me dio un abrazo hemosísimo y sanador. Estoy seguro de que si a él lo mando un día, irritado, al carajo, no pasaria nada ni lo iría a postear para que los demàs se burlen de mí.

Repito: mi error fue pensar que Silvio era un amigo y que la conversación era privada, pero no es mi amigo y para él tampoco es privada

¿Qué me queda por hacer? Simplemente repetir lo mismo, que Silvio haga de su vida y su blog lo que chucha quiera. Ese es su problema, los míos son ahora más graves que el decir una mala palabra.

saludos

IVAN    



12:15 p.m.

Iván, eres un gran escritor.
Abandona ese pequeño mundo de intrigas, dimes y diretes.
Que los mediocres hablen y hablen...no pierdas tiempo con ellos.
Tu obra y tus lectores te necesitamos metido de lleno en tu escritura.    



3:14 p.m.

Sí, Iván, estoy con el último comentario... No tengo idea de quiénes son los involucrados. No soy de Perú, no conozco a ninguno de ellos. Acabo de comprar un libro tuyo, paseando por Buenos Aires. No quisiera meterme pero coincido... los lectores te queremos escribiendo.
Abrazo.
Las decepeciones, como todo, pasan.    



11:28 a.m.

mirándolo desde lejos, me parece que a muchos de los escritores metidos en estas peleas les hace falta crecer, hacerse hombrecitos y dejar estas peleas infantiles.

así parece, desde lejos    



11:31 a.m.

ah, se me olvidó que no se me publican mis comentarios

este escritor me quitó mi caramelito, malo, malo!

chusma, chusma...uaaah!    



» Publicar un comentario