MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

El canon Mordzinski

Daniel Mordzinski. Fuente: adn.es

Para mí, Bogotá39 tiene muchos nombres pero se resume en uno solo: Daniel Mordzinski. Pasar de ser un admirador incondicional a considerarme un amigo sin condiciones de alguien en poco menos que una semana es algo extraordinario. Pero eso sucedió con Daniel. Bueno, qué tengo que explicarle sobre cuánto quiero a Daniel (o cuánto le debe este blog a él) a los lectores frecuentes de Moleskine. Hoy 17 de julio (y durará hasta el 7 de septiembre) se inaugura una exposición de fotografías aboslutamente extraordinarias de Daniel en la Casa de América de Madrid, una retrospectiva de 180 fotografías de escritores que forman el Canon Mordzinski (un canon de valor doble: son los escritores a los que admira y además quiere, porque Daniel es así). En el ADN.es, Daniel habla sobre la felicidad de esta exposición y cita al entomólogo Nabokov y esa especie de maliciosa alegría que tenía el ruso gordo cuando capturaba una mariposa:
Muy satisfecho con la exposición, que permanecerá abierta hasta el 7 de septiembre, recordó que cuando esta mañana venía caminando desde el hotel "me encontré con esa mano de 20 metros de Borges que me decía: Daniel ese es el camino". Ese nombre, el de Borges, le acompaña desde que tenía 18 años. "Él fue el primero porque tenía que serlo, aunque en aquel momento ni siquiera pensé que iba a construir esta colección de mariposas, como me gusta llamarla". Este nombre viene de una fotografía en la que el escritor Vladimir Nabokov aparecía con un gran cazamariposas. "Sentí algo en el estómago al contemplarla y pensé que eso era lo que a mí me gustaría lograr. Cuando estoy haciendo una foto pienso: encontré una mariposa". Su trayectoria es una historia de amor entre fotografía, periodismo y literatura, en la que las tres facetas se complementan. "El periodismo me ha dado capacidad analítica, me ha enseñado a diagnosticar rápidamente un espacio, a escanear, a sacar en diez segundos lo mejor de un lugar, de una persona". En la actualidad, se encuentra inmerso en muchos proyectos, como la exposición que inaugurará en San Sebastián el próximo día 22. Para septiembre, en el marco del Hay Festival de Segovia, presentará un libro y una exposición en la que se recogerán algunas de las mejores imágenes en la historia de esta cita literaria, y también ultima el proyecto Cuartos de escritura. En búsqueda constante, utiliza indistintamente el blanco y negro y el color, "dos maneras de decir lo mismo", y alterna las técnicas más tradicionales con las más modernas. "Lo que el mundo digital nos ha dado es maravilloso. Yo soy mejor fotógrafo en digital, allí donde pongo el ojo hago clic y eso me permite concentrarme en lo esencial que es la persona".

También en el suplemento Ñ de Clarín comentan la exposición. Por mi parte, y ya que no podré estar en Madrid para la inauguración (pero iré en un par se semanas a verla) solo me queda brindar virtualmente y emborracharme bloggeramentecon Daniel por ese enorme orgullo de considerarme amigo suyo. ¡Un enormísimo abrazo, Daniel, salud, salud y salud, y que solo nos quede el corcho!


El corcho

Etiquetas: , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:10 p.m.

Un grandísimo fotógrafo, sin duda.
Saludos,
Diego    



4:32 p.m.

Daniel Mordzinski es un mago. Sus fotografías son una increíble mirada, nueva, sobre el escritor. Su modo de fotografiar, su delicadeza, su manera de ir acercándose al otro, también son un regalo. Es, además, un ser extraordinario; un hombre de una generosidad conmovedora. Para conocerlo, basta oir lo que los escritores fotografiados dicen de él.
Y es mu fácil entender que hayas armado una amistad incondicional en unos días...

Eugenia    



» Publicar un comentario