MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

De Santis televidente

Pablo de Santis, entre otros autores, el día de la presentación del libro de Ver para Leer. Fuente: primicias.ya

Pablo de Santis estuvo en Lima esta semana invitado por el Club de Lectores de la Universidad Católica para dar una conferencia sobre El enigma de París. Y el fin de semana pubicó en "Babelia" un artículo sobre los escritores en televisión. ¿Se puede? Sí se puede. Con creatividad y una producción que confía en ti hasta el punto de arriesgar unos pesos, todo se puede. Como ejemplo, el éxito en Argentina de Juan Sasturain (del exitoso Ver para Leer) y mi recordado roomate Alberto Laiseca. Dice Pablo:
El año pasado comenzó en la televisión argentina un curioso experimento: un programa de televisión dedicado a los libros, con una producción cuidada y generosa, armado como si se tratara de una comedia intelectual y conducido por un escritor, Juan Sasturain, cuya experiencia en los medios audiovisuales se limitaba a algunas intervenciones ocasionales en la radio. Quienes conocemos a Sasturain desde hace muchos años nos sorprendimos viéndolo actuar con soltura, en auténticos pasos de comedia, acompañado por un actor profesional, Fabián Arenilla, con quien ha llegado a formar una especie de dúo cómico de impecable solvencia (de paso comentemos que en la televisión argentina han desaparecido los programas de humor, y que es curioso que los únicos momentos para la risa que existen provengan de un programa dedicado a los libros). En cada programa Sasturain -un señor de 62 años, barbado, larga melena blanca- sufre un problema: tiene que encontrar un regalo para su hija, le han robado un libro, tiene que reemplazar a su primo actor en una obra de teatro, le han encargado la tarea de disfrazarse de Papá Noel. Y cada una de esas situaciones impone su tema al programa: cómo regalar el libro adecuado, la literatura teatral, la novela policial, los libros y la Navidad. (...) El programa tiene una estética de cómic: las escenografías están hechas por dibujantes de historietas, lo que le da un aire extremadamente moderno y a la vez irreal. No es casual esta elección, porque Sasturain es uno de los grandes nombres de la historieta argentina. (...) Pero además de Sasturain hay otro escritor que ha probado suerte en la televisión hablando de libros: Alberto Laiseca. Altísimo, dotado de un par de bigotes desmesurados, aprovechó su aspecto de dueño de castillo transilvano para contar cuentos de horror en la televisión. Gesticulante y tan desmesurado como su imaginativa literatura (que incluye una novela, Los Soria, de más de mil páginas, y una apócrifa antología de la poesía china de todos los tiempos), Laiseca generó un público fiel y difundió obras de autores poco conocidos, recordando siempre su pasado de lector de la revista Más Allá, que a fines de los años cincuenta difundía en español cuentos de ciencia ficción y horror made in USA. Estos dos escritores han probado que se puede mostrar de modo vehemente la inasible pasión por leer. Para la actuación, terreno ajeno, los dos probaron la misma estrategia: tirar toda la carne al asador, no guardarse nada. Eso no significa que todos los escritores debamos seguir su ejemplo. A unos cuantos nos ha tocado pasar por el programa de Sasturain y meter uno o dos bocadillos exigidos por el guión, antes de la entrevista correspondiente, y hemos pasado el papelón de nuestra vida. Pero no le viene mal a ninguna literatura hacer un poco el ridículo, para perder la solemnidad con la que cargamos, y aun esa otra forma de solemnidad, que es la irreverencia obligatoria y sin motivo.

Por cierto, si quieren ver los "bocadillos" de Pablo de Santis en el programa de Juan Saturaín hacer clic aquí.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:01 a.m.

¿Eso significa que vuelves a la tele? Te vi en una entrevista en un blog con nombre de ovarios u úteros, ya no lo recuerdo, pero te noté displicente. Mejor quédate en tu blog. Te lo dice un lector.

Samuel Zapata    



10:58 a.m.

Vi el programa argentino vía youtube y me encantó. Ahora le dan publicidad, ojalá no se malogre, tiene esa gracia de lo irreverente y del "se me acaba de ocurrir que...". Ves a los escritores jugando a lo que él les dice y piensas, a fin de cuentas, escribir tiene mucho de juego. Si luego vas con cara de enterramuertos quizá sea porque efectivamente tienes algunos muertos en el armario, como Grass.    



» Publicar un comentario