MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Julien Gracq y el Goncourt

Julien Gracq. Foto: Rolland Allard. Fuente: michel volkovitch

Mañana entregan el premio Goncourt en Francia. Y mientras esperamos por saber el nombre del ganador (en un año en que no hay grandes nombres), es bueno recordar como lo hace el suplemento "Laberinto" la anécdota más célebre del premio: cuando el inclasificable Julien Gracq rechazó el premio (ojo: no sólo rechazó asistir a la ceremonia, como Littell, sino que se negó a aceptarlo). El autor, actualmente de 92 años, vive recluído y aunque escribe ocasionalmente se ha negado a publicar ficción desde 1971.

Dice la nota: "Gracq es el escritor de la búsqueda de la palabra justa, de la revelación a través de la palabra justa, de la precisión, una precisión geográfica que desemboca en la gran prosa narrativa del siglo XX aunque sin novedad técnica alguna, clásica, a fin de cuentas. Gracq es también la gran conciencia de la literatura como arte. Luego de rechazar el Goncourt por El mar de las Sirtes, libro de la espera —de una guerra en este caso— como buena parte de su obra, tuvo una especie de estallido que lo llevó a publicar una justificación a su rechazo: La littérature à l’estomac, panfleto venenoso que diagnostica con gran atingencia y adelanto las enfermedades de la literatura por venir. Gracq advierte sobre una literatura horizontal, nivelada por abajo, por el autor–vedette que, en busca del éxito, hipnotizará a un público sin brújula literaria—. Así, en el desprecio del premio más importante en lengua francesa, buscó resaltar una literatura vertical, independiente del mercado. "

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

10:13 a.m.

Que casualidad... Anoche apunté en mi libreta un pasaje de "El Mar de las Sirtes":

"Un malestar me obligaba a ponerme en pie en mitad del cuarto; me parecía sentir entre los objetos y yo algo así como un imperceptible incremento de distancia y el leve retroceso de una hostilidad insalvable y triste..."

La palabra justa, efectivamente.

Saludos,
Edgar    



10:19 a.m.

Espero que haya sido en una MOLESKINE

saludos

IVAN    



2:20 p.m.

INTERESANTE!!!
INGRID MOYA    



» Publicar un comentario