MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Piedra de sol, 50

Primera edición del poemario. Fuente: fondo de cultura económica

El sábado 28 de septiembre se cumplieron exactamente 50 años de la publicación del poemario más importante de Octavio Paz, y uno de los libros fundamentales del idioma, Piedra de sol. Apareció como una plaquette de 44 páginas en la colección Tezontle del Fondo de Cultura Económica. En el suplemento Ñ del diario Clarín invitan a Víctor Manuel Mendiola, crítico y poeta mexicano, a recordar extensamente el significado de esa obra.

Dice Mendiola: "Hace exactamente cincuenta años, el 28 de setiembre de 1957, el Fondo de Cultura Económica publicó Piedra de sol. Al poco tiempo, en una voz unánime, quienes habían lamentado el giro surrealista de los últimos libros de Octavio Paz y los que lo habían justipreciado o encomiado, coincidieron sin ninguna duda en que había surgido un nuevo gran poema comparable desde ese momento con Muerte sin fin de José Gorostiza o con Altazor de Vicente Huidobro. Todos o casi todos, viejos y jóvenes, exquisitos y rudos, nacionalistas y cosmopolitas, se sintieron compañeros de viaje del poema de 584+6 versos donde corrían en una prolongada órbita cósmica lo mismo los días del placer y el amor que los de la soledad y la guerra (esta composición adivinaba de manera intensa los tiempos por venir a finales de la siguiente década). Todos o casi todos advirtieron que el poema reproducía el complejo tiempo presente y que esta reproducción expresaba sus emociones y sus ideas; sintieron que ese cuerpo verbal redondo era contemporáneo y se sintieron contemporáneos de él. ¿De dónde provenía el poder magnético de este texto? ¿Qué hacía de él una pieza tan atractiva? ¿Por qué los críticos bajaron la guardia? No es fácil decirlo ya que Piedra de sol es un texto contradictorio -como el olmo que da peras. En el poema viven mundos y corrientes que en el siglo XX difícilmente podían convivir de manera plena y armoniosa. En Piedra de sol está vivo el surrealismo en una imaginación poderosa y desbordada que Paz mismo llama -en una línea del propio texto- "sigo mi desvarío", pero también encontramos despiertas una conciencia y una ética revolucionarias -incomprensible para el dogmatismo revolucionario- que prefieren la trasgresión: el crimen de los amantes suicidas, el incesto de los hermanos como dos espejos, el pan envenenado, los amores feroces.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

6:39 a.m.

Quizá te interese este blog mexicano. Ahí hay un par de referencias a Paz y al cincuentenario de Piedra de sol. Aparece también paz leyéndolo.

http://blogjesussilvaherzogm.typepad.com/    



9:28 a.m.

... su muerte ya es la estatua de su vida
un siempre estar ya nada para siempre
cada minuto es nada para siempre...

Uno de los mejores poemas escritos en el siglo xx. Brillante.    



» Publicar un comentario