MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Blanca Varela homenaje

Blanca Varela, en silla de ruedas, recibiendo el homenaje. Fuente: zonadenoticias

Un homenaje a Blanca Varela fue la presentación del libro Nadie sabe mis cosas, de Rocío Silva Santisteban y Mariella Dreyfuss sobre la obra de la poeta, editado por el Fondo Editorial del Congreso. Ahí se le colocó la Medalla al Mérito del Congreso como reconocimiento a su valor literario y fue presentada por la directora del Fondo Editorial del Congreso, Martha Hildebrandt, la crítica Cecilia Esparza, el psicoanalista Max Hernández y el pintor Fernando de Szyszlo. La crónica en El Comercio.

Dice la nota: "Ante un auditorio lleno, además de las felices editoras, presentaron el libro la directora del Fondo Editorial del Congreso, Martha Hildebrandt, la crítica Cecilia Esparza, el psicoanalista Max Hernández y el pintor Fernando de Szyszlo. Después de la detallada descripción del contenido del volumen a cargo de Cecilia Esparza, en el que se recorren temáticas tan caras a una poeta heredera del surrealismo, como el cuerpo, la maternidad, la plástica, la divinidad o la muerte. A su turno Max Hernández agradeció participar en la mesa, algo que consideraba "una obligación de una amistad de la que siempre estaré en deuda. Tal vez se pueda decir que su poesía es producto del cortocircuito entre un cuerpo de carne y hueso y la escritura", señaló Hernández, quien recordó al mexicano Octavio Paz cuando se refirió a la poesía de la autora de "Ese puerto existe" de esta forma: "Nada menos femenino que la poesía de Blanca Varela, al mismo tiempo, nada más valeroso y mujeril". "Tal vez la poesía de Blanca Varela, hecha de carne y hueso, sea una poesía descarnada, pero en ella palpita ese regenerar de lo sensual, incluso de lo sensorial", señaló. "Este libro es la consecuencia de una vida de coraje, grandeza y temple, y de una voz poética que hizo de la insumisión su ley". Asimismo, las escritoras Mariela Dreyfus y Rocío Silva Santisteban compartieron su entusiasmo por haber llegado al final de un proyecto que nació muy modesto, pero que a lo largo de siete años alcanzó una gran dimensión. "En principio tratábamos de hacer una breve colección de ensayos en torno a la obra de Blanca Varela y, sin embargo, se fueron agregando nuevos textos, lecturas, entrevistas, que exploraban desde distintos ángulos y órbitas su poesía", señaló Dreyfus, quien recordó las tardes de domingo en que en la casa de Blanca Varela en Barranco revisaban fotografías y escuchaban a la autora leer su más reciente poesía. "Creemos que 'Nadie sabe mis cosas' es, de alguna manera, un homenaje generacional de parte de las escritoras que hemos estado cerca de Blanca Varela y que reconocemos en ella su magisterio en la poesía y en la vida", agregó.

Fue Fernando de Szyszlo quien se dirigió al público en representación de la familia de la poeta. El pintor recordó lo que significó Blanca Varela dentro de la generación del 50, influenciada por la obra y militancia literaria de poetas anteriores, como César Moro y Emilio Adolfo Westphalen. "En la generación del 50 cada uno leía más o menos los mismos libros, pero cada uno los disfrutaba de diferentes maneras. A Blanca le gustaba mucho más en esa época la poesía de Rilke y de Neruda. Esa confluencia da un perfil de su poesía. Es una obra que parte de una manera de ver el mundo de forma muy austera. Buscaba eso que Bretón llamaba "lo sagrado laico"; esa sensación de lo sagrado no religioso está muy presente en la austeridad y la cercanía telúrica de su poesía", señaló.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

9:26 a.m.

Me parece genial la vida de esta poeta, y porque además admiro su poesía y por ello la he tomado como personaje para mi reportaje en la universidad. Estoy segura que este artículo publicado por ti me será de gran ayuda para poder empezar en la aventura que será ir descubriendo más de la vida de esta poeta peruana que nos dejó un legado maravilloso de poesías que quedaran grabados en el tiempo por la resonancia que tienen en nuestras vidas.    



» Publicar un comentario