MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Nicholas Mosley

Carátula de la novela en Siruela. Fuente: siruela

¿Quién no ha rondado un libro en una librería por años, esperando que baje de precio, que lo pongan en saldos, que aparezca la edición de bolsillo? A todos nos ha pasado. Son libros a los que nos cuesta acceder, y por eso los disfrutamos más. Juan Forn comenta la historia que le ocurrió con uno de esos libros, titulado Monstruos de buenas esperanzas, cuyo autor es un desconocido en lengua castellana: Nicholas Mosley. El libro fue editado por Siruela y Forn recién lo pudo adquirir hace un mes y leer su más de 600 páginas.

"Monstruos relata la historia de Max Ackerman y Eleanor Anders, él un estudiante de física y biología en Cambridge y ella una estudiante de medicina y filosofía en Heidelberg, que se conocen en un encuentro de juventudes en la frontera entre Alemania y Suiza a principios de los años '20. Se ven una sola vez, durante unas pocas horas, pero la intensidad del encuentro es tal que, diez años después, la segunda vez que se ven, Max ayuda a Eleanor a salir de la Alemania nazi y le salva la vida (en el tercer encuentro entre ambos, durante la Guerra Civil Española, será Eleanor quien salve la vida de Max, prisionero de las tropas franquistas, y a esa altura del libro él viene de estar un año trabajando como físico en la Unión Soviética y ella un tiempo equivalente estudiando las costumbres de una tribu del desierto africano). La estructura del libro es simple: capítulos alternados en los cuales Max le cuenta a Eleanor y Eleanor le cuenta a Max lo que fue sucediéndole externa e internamente antes y después de verse por primera, por segunda y por tercera vez. El tono del libro es el de esas conversaciones íntimas en la cama entre dos personas que se buscaron sin saberlo toda la vida y por fin están juntas. La magia del libro es que Eleanor y Max no están juntos: el mundo en que viven, tan empeñado en autodestruirse, se lo impide."

También cuenta sobre el autor: "Mosley tenía sesenta y siete años cuando publicó, en 1990, Monstruos de buenas esperanzas y ganó inesperadamente el Premio Whitbread (para muchos, el premio literario de Inglaterra, por encima del Booker). Hasta entonces y desde entonces, ninguna de sus novelas logró despertar interés similar. Hace unos años, Mosley se retiró públicamente del jurado del Premio Booker, asqueado del flagrante desinterés de sus colegas por "cualquier novela que tuviese el menor contacto con el aspecto espiritual del ser humano". A. N. Wilson resume así la actitud mayoritaria entre críticos y escritores británicos hacia Mosley: "Todos dicen que lo admiran pero nadie lo lee".

Etiquetas: , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

6:53 a.m.

Mi libro será mejor que el de Mosley porque el de él tiene solo 600 páginas mientras que el mío,calculo que tendrá,1500 cuando lo termine.No te olvides Iván de este título:Madre tirana tío consentidor,donde narro cómo me maltrata mi mamá y cómo me defiende mi tío.
BRUTÍSIMO.    



» Publicar un comentario