MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Saba 50

Umberto Saba. Fuente: comunitaitaliana.com

Se cumplieron 50 años de la muerte del poeta italiano Umberto Saba, de quien muchos hemos podido leer en el Perú una edición extraordinaria en la serie "El Manantial Oculto" de la PUCP, en que aparecen dos poemarios: aquel que respira la pasividad del campo y aquel otro donde el dolor por la mujer amada causa angustia. El gran poeta de Trieste -una ciudad con tanta historia literaria como Venecia, a quien Claudio Magris le dedicó Microcosmos- ha sido recordado por el suplemento Ñ del diario Clarín en un texto biográfico de Rodolfo Alonso.

Dice la nota: "(...) toda su vida giró prácticamente alrededor de una única ocupación, su legendaria Librería Antigua y Moderna, cerca de la Plaza de la Bolsa, en Trieste. La misma que imprimió en 1921 Il Canzoniere, primera versión de un mismo creciente volumen que iría incorporando todos los suyos, y que sería a lo largo de los años la recopilación reiterada de la totalidad de sus poemas bajo ese único título. No muchos lo percibieron, al principio. Honra sin duda a Montale el haber sido uno de ellos. Otro fue el crítico Giacomo Debenedetti, quien sutilmente apeló como metáfora al viaje del salmón hacia sus fuentes, enfrentando aguas contrarias, para aludir a la honradez y hondura con que Saba persistió en su propio camino mientras predominaban estéticamente otros dominios, por lo menos contrarios si es que no adversos. Pero incluso porque no resulta en absoluto usual que un prosista se ocupe de los poetas, se hace sin duda más valioso este aserto del narrador Guido Piovene: "Puede ser que la prosa italiana de este siglo haya dado algunos escritos (pocos) de igual valor. Pero estoy seguro que no ha dado nada mejor."

El artículo recuerda una palabras de Magris sobre Saba: "A comienzos de 1983, al dedicarle totalmente su columna del Corriere della Sera el 27 de febrero, su lúcido coterráneo, el agudo Claudio Magris, opinó: "La poesía de Saba tiene una extraordinaria plenitud de amor, una fuerza -rarísima en el arte contemporáneo- de no cortar el cordón umbilical con la vida y de asumirla íntegramente sobre sí, con toda la negatividad y el malestar de la época histórica que la persona padece, con todo el fango y la oscuridad de los que está amenazada la existencia de cada uno y de los que no se hallaba ciertamente exento el mismo Saba, en su rapaz y turbia avidez." Para rematar a continuación, aún a mitad de camino de su texto: "El autor retraído y periférico, como él se definía, que estaba al margen de la tradición nacional y refugiado en el antro de su librería, con sus desagradables neurosis y sus mezquindades de ropavejero, ha sido uno de los poquísimos poetas contemporáneos capaces de entender y sufrir nuestro presente histórico sin dejarse deslumbrar por él, de vivir la vida hasta el fondo, en lo bueno y en lo malo."

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:52 p.m.

Curiosa la reincidencia del título Cancionero en obras literarias, desde Petrarca,el más antiguo de los humanistas y el primero de los escritores perfectos, según H. Taine a su angelical Laura de “il bel giovanile petto”, “dite schietti, soavi, a tempo ignudi” (el bello pecho juvenil; dedos finos, suaves, a veces desnudos) y Dante, ambos sendos autores de un “Canzoniere”, pasando por muchos otros entre los que está Jorge Manrique, Juan del Encina, Lorenzo de Médicis, Unamuno.Y aquí también Saba.    



» Publicar un comentario