MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Eichmann en Argentina

Adolf Eichmann como oficial nazi y como mecánico en Argentina. Fuente: Página12

Con un título que recuerda al clásico de Hanna Arendt, Eichmann en Jersualen, el escritor argentino Alvaro Abos ha publicado Eichmann en Argentina (Edhasa) en el que intenta recuperar el itineriario, durante 10 años de su vida, de el asesino nazi oculto en Sudamérica como mecánico de autos hasta su secuestro, en 1960, juicio en Jerusalen y posterior condena de muerte. Eichmann no sólo fue un oficial nazi sino uno de los principales culpables del holocausto. A él se le acusa, por ejemplo, de ser la mente burocrática tras la penosísima idea de las cámaras de gases y los hornos crematorios con que se exterminaba 20,000 seres humanos en media hora. El diario "Página12" le hace una entrevista en la que una frase queda resonando: "Un Hitler puede haber uno en un siglo, pero hay muchos Eichmann en la Argentina y lo peor es que son peligrosísimos, porque dicen siempre “sí”.

Dice Abos: "“Muchos lectores me dicen que no pueden concebir cómo Eichmann estuvo viviendo diez años en la Argentina. Pero hay que considerar que Eichmann fue Eichmann después de Jerusalén. Antes era conocido sólo por los cazadores nazis. Eichmann tuvo la precaución de quemar todo, porque cuando huyó de Alemania no dejó nada. Por eso ni Simón Wiesenthal ni nadie podía encontrar una fotografía de Eichmann”, aclara Abós. Después de años de una minuciosa persecución, tanto Wiesenthal como el Mossad, servicio de inteligencia israelí, identificaron a Klement como Eichmann. Entre marzo y abril de 1960 un grupo de expertos, reclutados por Isser Harel, director del Mossad, llegó a la Argentina para preparar la captura del criminal, que fue secuestrado el 11 de mayo de ese año, cuando regresaba de su trabajo en la Mercedes Benz a su casa. “Eichmann vivió diez años sin que el Estado argentino supiera que entró, que estaba, y tampoco supo que se lo llevaron. Frondizi se enteró de la captura leyendo el diario y todo esto nos habla de nuestro país. Por eso creo que el libro es sobre la Argentina, quizá más que sobre Eichmann”, plantea Abós. “Cuando el gobierno argentino protestó a las Naciones Unidas, a través del canciller Mario Amadeo, se produjo un debate. En la sesión, en Nueva York, Amadeo llevó un ejemplar del New York Times y leyó un artículo de Erich Fromm, judío alemán que vivía en Estados Unidos, como Arendt. En ese artículo, Fromm afirmaba que estaba en contra de lo que había hecho Israel porque había violado la ley llevándose a una persona de un país y que eso se equiparaba a lo que hacían los nazis”, detalla el escritor. “Golda Maier, que estaba en la sesión, sacó otro artículo, un recorte del diario argentino El Mundo, donde Ernesto Sabato decía que los argentinos tendríamos que pedir perdón a los judíos por haber preservado a un hombre que cometió esas crueldades.”

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

7:43 p.m.

Lo que yo nunca llegare a entender ni mucho menos a aceptar no es tanto el secuestro del criminal nazi de Argentina a Israel, contraviniendo una serie de leyes elementales del derecho internacional, sino porque se le juzgo en .... ¿¿¿Israel???, creando de esta manera un pesimo precedente para futuros casos de criminales de guerra al atribuir al estado de Israel una especie de derecho exclusivo y excluyente contra un genocida que extermino seres humanos por millares, cometiendo un delito que por su naturaleza, estimado Sr. Thays, debio ser ventilado en un Tribunal Internacional, compuesto por jueces de todo el mundo. No encuentro en absoluto ninguna asociacion coherente entre la monstruosidad del holocausto nazi y un tribunal local en el Estado de Israel, para juzgar a sus actores. ¿Habia Tribunal Internacional en 1961? ¿Que sucedio?
Por estas razones considero el secuestro, juicio, sentencia y ejecucion de Eichmann como uno de los mas deplorables y perjudiciales antecedentes de lo que debe ser la aplicacion de la justicia en los casos de genocidio y crimenes de lesa humanidad.
Es un crimen contra la humanidad, no solo contra el Estado de Israel y sus respetables ciudadanos.    



2:39 p.m.

Crimen contra la humanidad fue lo que hizo Eichmannn y lo que hicieron los nazis en general. Varias veces Israel pido a Argentina que buscara a Eichmann, que podia estar en su territorio y no hicieron caso. Entonces, Israel actuo por su cuenta.    



» Publicar un comentario