MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Charles Simic laureado

Charlie Simic dictando cátedra. Fuente: columbia.edu


El joven que huyó de la ex Yugoslavia a los 16 años (de eso hace más de 50 años), Charles Simic, se ha covertido en el décimo quinto poeta en lengua inglesa en adquirir el título Poet Laureate Consultant in Poetry , sucediendo a Donald Hall, una distinción que otorga la Biblioteca del Congreso de los EEUU desde 1937. Se une así a una lista de autores como Robert Lowell, Elizabeth Bishop, William Carlos Williams, Robert Frost, Mark Strand, Joseph Brodsky. El poeta había ganado antes el Pullitzer por una colección de poemas.

Para quienes quieran leer algunos de sus poemas en castellano, les dejo este enlace.

Dice The Guardian sobre el autor: "Simic received the Pulitzer prize for poetry in 1990, for The World Doesn't End, a series of 67 prose poems in which he plumbs the absurdity of a world which, like the river of one of his poems, "in its confusion sometimes forgets and flows backwards." Such imagistic playfulness, coupled with brevity and simple diction, has become his stylistic hallmark; however, the issues he confronts within his poetry are darkly serious. History is his central theme. "My family, like millions of others, had to pack up and go," he explains, "so that has always interested me tremendously: human tragedy and human vileness and stupidity (...) Speaking by telephone from his home, Simic described himself as a "city poet", joking that he has "lived in cities all of my life, except for the last 35 years." He originally wanted to be a painter, he said, until "I realised that I had no talent.""

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

9:23 a. m.

TRADUCCIÓN: Simic recibió el Premio Pulitzer para poesía en 1990, por “El Mundo no se termina”, una serie de 67 poemas en prosa en los cuales explora la absurdidad de un mundo que, como el río en uno de sus poemas “en su confusión, a veces se distrae y fluye en dirección contraria”. Tal imaginativo jugueteo, unido a la brevedad y al decir sencillo, ha devenido su modo característico; no obstante, los temas que él confronta en su poesía son de una seriedad sombría. La Historia es su tema central, “Mi familia, al igual que millones de otras, tuvo que empacar y largarse”, dice, “ así, siempre me ha interesado enormemente: la tragedia humana y la ruindad y la estupidez (…). Hablando por teléfono desde su hogar, Simic se describió a sí mismo como un “poeta citadino”, bromeando sobre que él ha “vivido en ciudades toda mi vida, salvo en los últimos 35 años”. El primeramente quiso ser un pintor, dijo, hasta “que me di cuenta de que no tenía talento”.    



» Publicar un comentario