MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Baby Boo?

¿Hasta cuándo "baby"? Fuente: cinerama

La advertencia de mi nombre en Google me manda a una página del diario La Mañana de Nuuevo Laredo y en específico a un artículo titulado Narran la estirpe de Gabo y Mario que, al ser clickeado, aparece como error. Así que lo único que sé de lo que dice esa nota es el párrafo siguiente rescatado por Google:

El Mañana de Nuevo Laredo: "[...] se ha generado el "Baby boo", con la irrupción de plumas como Andrés Neuman, Santiago Rocagliolo, Wendy Guerra, Ronaldo Menéndez o Iván Thays"

¿Baby Boo? ¿Baby Boom? ¿Baby Boop? ¿Baby de más de 40 años? En fin.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

9:15 p.m.

He aquí el artículo completo, aparecido en el diario más petulante y, en muchos aspectos, el mejor del país:

Narran la estirpe de Gabo y Mario

Por

Jorge Ricardo



(11-Ene-2010).-

El 20 de marzo de 1967, cinco meses antes de conocerse personalmente, Gabriel García Márquez le propuso a Mario Vargas Llosa (MVLL) escribir juntos "el libro más delirante, increíble y aparatoso que se pueda concebir". El tema sería la guerra entre Colombia y Perú, y le adelanta algunas partes: Los ejércitos se perdieron en la selva y nunca se encontraron, pilotos alemanes bombardearon con cocos una procesión de Corpus Christi, a uno las tambochas le devoraron medio cuerpo, otro militar, herido del tobillo, fue paseado como prueba de la crueldad peruana y murió porque se le engangrenó la pierna...

"Tengo dos mil anécdotas como esta", le dice en una carta. MVLL acepta y el rastro del proyecto se pierde en el fondo epistolar de la Universidad de Princeton.

"Quizá nunca se pusieron a escribirla en serio", consideran en entrevista los autores del volumen que empieza a circular en México, De Gabo a Mario. La estirpe del Boom (Espasa), Ángel Esteban y Ana Gallego. "Tampoco hicieron el libro sobre los dictadores que propuso Carlos Fuentes".

Dos meses antes, Fuentes había convencido a Edwards, a Carpentier, Roa Bastos, García Márquez, Jorge Amado, MVLL y Julio Cortázar de escribir una obra titulada Los Padres de las Patrias, Los redentores o Los benefactores.

Ninguno de los proyectos se llevó a cabo, Fuentes ni siquiera ha escrito sobre dictadores, pero la serie de cartas, varias de ellas inéditas, y otros documentos reunidos por los investigadores de la Universidad de Granada, ilustran la segunda época de oro de las letras en lengua española.

El Boom inicia en 1967, fijan Esteban y Gallego en su obra publicada en 2009 en España, con Cien años de soledad y el encuentro de Gabo y MVLL, en Caracas, adonde el peruano acude a recibir el Premio Rómulo Gallegos por La Casa Verde.

"Gabo y Mario aglutinaron a un grupo que, sin esa cohesión, no habría sido tan conocido ni tan apreciado en su conjunto, porque la palabra Boom es mucho más contundente que la suma de unos cuantos genios"...

(sigue en otro comentario)    



9:17 p.m.

Su amistad terminaría diez años después, el 12 de febrero de 1976, en el Palacio de Bellas Artes de México, cuando Vargas Llosa noquea a Gabo mientras le dice "Esto es por lo que le hiciste a Patricia (su esposa) en Barcelona" o "Esto es por lo que le dijiste a Patricia", o tal vez sin decirle nada, porque mientras ellos no hablen todas serán suposiciones, sostienen los españoles.

"El puñetazo fue solo un símbolo de que los años de gloria habían terminado", dicen a REFORMA Esteban y Gallego, quienes dejan en su libro el episodio para el final, donde aseguran: "mantienen cierto contacto privado -eso sí, esporádico-, desde hace tiempo, pero eso no debe salir a la luz, quizá por la actitud de Mercedes".

De Gabo a Mario aborda principalmente los elementos que permitieron el Boom: la mayor comunicación editorial con España, el aumento de lectores en México y Argentina, la conversión de los escritores en intelectuales y su profesionalización.

Las cartas permiten mirar al interior de unos años de gloria.

En 1964 Carlos Fuentes, con 36 años, le escribe a MVLL, de 28: "Acabo de terminar La ciudad y los perros y siento envidia, de la buena, ante una obra maestra que, de un golpe, lleva la novela latinoamericana a un nuevo nivel". Con su siguiente obra, La Casa Verde, el peruano recibe los elogios de Cortázar: "Vos sos la América, la tuya es la verdadera luz americana, su verdadero drama, y también su esperanza".

Pero él hubiera querido escribir Cien años de soledad. En 1967 escribió una dedicatoria sobre el libro de su nuevo amigo: "Para (Cien años de) Soledad, esta increíble novela de caballerías que hubiera dado un brazo y una pierna por escribir".

Y detrás de la amistad, la Revolución Cubana. Esteban y Gallego documentan la fascinación que Vargas Llosa le tuvo al movimiento, la desconfianza de Fidel Castro a Gabo, y la ayuda que el colombiano le pidió a Regis Debray para conseguir, sin éxito, una invitación a la isla.

Mientras Gabo busca ganarse a los cubanos, Vargas se desilusiona desde que el régimen le pide, a través de Carpentier, que simule donarle los 25 mil dólares del Rómulo Gallegos y lograr un golpe publicitario.

(queda la 3ª parte)    



9:18 p.m.

Sin definirse del todo, "desapareciendo" repentinamente cuando los miembros del Boom envían una carta crítica a Fidel, en 1971, por la detención de Heberto Padilla, Gabo se aleja de MVLL y se acerca al Nobel.

"Su relación con Cuba tiene algo que ver con la consecución del Nobel, no quiero decir que sea la causa, pero tuvo que ver para que lo obtuviera tan joven y quitándole la posibilidad a Cortázar, a Borges, a Carpentier", afirma Esteban, también autor de Gabo y Fidel: el paisaje de una amistad.

El "lamentable, muy penoso, estado físico" del colombiano vuelven difícil un reencuentro, aseguran los autores. La Revolución Cubana inició la separación, lo demás lo hizo el tiempo.


Una marca difícil de borrar


Han pasado 50 años del Boom y los escritores posteriores no han podido librarse de su peso, aseguran Ángel Esteban y Ana Gallego, en el libro De Mario a Gabo.

Desde 1975 ya se hablaba del Postboom, con autores como Bryce Echenique, Antonio Skármeta, Reinaldo Arenas, Abel Posse, Isabel Allende y Luis Sepúlveda, sin novelas totalizantes, ajenas a explicaciones universales.

Después, a algo llamado "Boomerang", según dijo Carlos Fuentes en la FIL 2004, pertenecieron Cristina Rivera Garza, Ignacio Padilla, Xavier Velasco, Pedro Ángel Palou y Jorge Volpi, quienes ya no tienen o no sienten la obligación de buscar la identidad latinoamericana ni practicar una literatura "comprometida".

A inicios del siglo 21, según Ángel Esteban y Ana Gallego, se ha generado el "Baby boo[m]", con la irrupción de plumas como Andrés Neuman, Santiago Rocagliolo, Wendy Guerra, Ronaldo Menéndez o Iván Thays.


Así lo dijo

"Personajes muy cercanos a Gabo y Mario opinan que ha habido contactos esporádicos privados, pero es algo que no va a salir a la luz pública por deseo expreso o tácito de los dos".

"Gabo no va a publicar nada más simplemente porque no puede. Su estado físico es, lamentablemente, muy penoso, y no es capaz de escribir una línea desde hace bastante tiempo".

"García Márquez y Vargas Llosa aglutinaron a un grupo que, sin esa cohesión, no habría sido tan conocido ni tan apreciado en su conjunto".



Ángel Esteban y Ana Gallego

Autores del libro 'De Gabo a Mario'    



» Publicar un comentario