MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

El material humano

El material humano que inspiró a Rodrigo Rey Rosa. Fuente: almamagazine

Rodrigo Rey Rosa. Fuente: Perfil

Al fin una buena noticia en este terrible fin de año. Me ha alegrado mucho saber que uno de los escritores que más admiro en castellano, Rodrigo Rey Rosa, y su novela El material humano (Anagrama) -que aún no he leído por un problema logístico, digamos- ha sido elegida por el diario español Público como el Mejor Libro de Ficción del 2009. Rey Rosas, admirado por Paul Bowles, ninguneado en su país (donde lo consideran "poco guatemalteco"), huraño y solitario, consiguió con el material apilado en la Procuraduría de los Derechos Humanos hacer una novela conmovedora que se escribió sola en libretas moleskine de Modo & Modo. En una entrevista en Perfil, Rodrigo Rey Rosa cuenta cómo surgió el libro:
Mientras la Procuraduría de los Derechos Humanos ordenaba el material, Rey Rosa consiguió autorización para investigar la infinidad de carpetas, libretas y fotografías que componían el archivo. Este es el punto de partida de su última novela, El material humano (Anagrama); así como pasaba en Caballeriza (2006), aquí el protagonista es un escritor guatemalteco llamado Rodrigo Rey Rosa, pero esta vez la novela está armada a partir de la bitácora y las anotaciones de éste, en un principio, en sus visitas al archivo. En diálogo con PERFIL, Rey Rosa reconoce que El material humano surgió “inesperadamente, como suelen surgir en mi caso las novelas”.
“Al principio, yo había pensado en hacer una crónica extensa con ese material”, dice el escritor, “pero en el momento en que, tres meses después de haberme autorizado para visitar el archivo, me prohibieron volver allí, comencé a verme ‘desde fuera’, y decidí tratarme como a un personaje de ficción; o sea, colocarme en el contexto de una trama”. Si hasta entonces el relato estaba compuesto por la trascripción de los documentos, formando una enumeración de víctimas y justificaciones para su captura o su asesinato, revelando una lógica imposible e implacable, una vez que aparece la prohibición, éste se convierte en una suerte de diario del autor. Así, se entrelazan con la investigación detenida y la seguidilla de trámites burocráticos para levantarla, sus problemas domésticos, su vida sentimental y la condición de “escritor latinoamericano”, en definitiva, su biografía. Respecto a la condición de híbrido entre realidad y ficción, Rey Rosa prefiere dejar la distinción a criterio del lector y acota: “Creo que El material humano puede ser leído como ficción porque tiene una trama con su exposición, nudo y desenlace, y esto no ocurre en la llamada vida real. Es una fabricación literaria”. Pero los anotadores de El material humano son también diarios de lecturas; ya en Cárcel de árboles el texto mostraba, a modo de epígrafes y tópicos, la permeabilidad de las lecturas del autor en su escritura; en aquel relato, eran Plan de escape de Adolfo Bioy Casares y las obras de Wittgenstein y de Borges quienes atravesaban el texto. En este caso, además de Voltaire (“No a todo el mundo le está permitido cometer las mismas faltas”), W.H. Auden y Adam Zagajewski, para nombrar algunos, el texto es marcado a fuego, tanto en su contenido como en su forma, por la lectura de un libro que, quizá por ser demasiado reciente y extenso, todavía carece de una lectura crítica exhaustiva: el Borges de Bioy Casares (2006).

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:09 a.m.

Me parece un tema muy interesante, creo que sólo por ello vale la pena leerse este libro. Hace alrededor de un año, la película "La cuestión humana" (muy recomendable, por cierto), abordó cuestiones similares. Gracias por este post, probablemente Anagrama ha logrado una venta más gracias a él.    



1:18 p.m.

Me alegro. La novela es realmente buena.    



1:33 p.m.

Apreciable Iván:
Aunque parece de espíritu policiaco, mi comentario apunta a la precisión: el escritor se llama Rodrigo Rey Rosa, en singular.
Saludos.    



1:50 p.m.

Perdón... pero ¿no es Rodrigo Rey Rosa, sin la "s" del final?    



2:04 p.m.

¿Qué sería de este blog sin mis correctores Ad Honorem?

Mil gracias

saludos

IVAN    



2:50 p.m.

Plan de EVASIÓN, no de ESCAPE. Eso pasa por leer malas traducciones (A PLAN FOR ESCAPE, de SJL). Saludos.    



9:04 p.m.

El tema es muy parecido al de la novela "Insensatez" de Horacio Castellanos Moya. Sería interesante hacer una comparación entre ambos libros.    



5:50 a.m.

Vaya, interesante lo que dice 9:0 PM. Estaría bien añadir a la comparación, la última crónica de Goldman, donde también se habla del archivo. Pero lo interesante de "material humano" es justamente lo que añade Rey Rosa de su circunstancia personal.    



9:14 a.m.

Busqué en el enlace de Público.es que usted agregó, pero no encontré el artículo, ¿podría decirme en qué página puedo encontrarlo? Gracias, B+    



» Publicar un comentario